Sep 2 2004
948 lecturas

Política

Guatemala: campesinos son »del crimen organizado»

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El ministro del Interior guatemalteco, Carlos Vielmann, señaló a propósito del fallido intento de desalojo de un grupo de campesinos sin tierra en el sur del país en la madrugada del 31 de agosto, que la policía -desarmada- debió enfrentarse a «delincuentes y miembros del crimen organizado», que respondieron al desalojo con fusiles AK-47 y otras armas.

Rafael Chanchavac, uno de los dirigentes de la CNOC, en cambio, responsabilizó al gobierno por el fatal desenlace de la acometida policial en el municipio retalteco de Champerico.

Según periodistas que cubrieron los hechos -fueron apaleados y sus registros de los incidentes confiscados a la fuerza-, la violencia extrema surgió cuando los policías trataron de destruir las viviendas y fueron repelidos por los campesinos, algunos de los cuales tenían machetes y armas de fuego ligeras.

Vielmann, no obstante, aseguró que los campesinos resistieron el desalojo con fusiles de asalto AK-47 (remanentes de la lucha civil que azotó al país por muchos años), antes de ordenar el despliegue de la fuerza especial de seguridad y del ejército nacional , llamado para impedir nuevos brotes de violencia.

¿El presidente? Bien, gracias

En vano se procuró obtener una declaración del primer mandatario guatemalteco sobre el drama ocurrido a poco más de 200 kilómetros de la capital. Oscar Berger, al que se califica de represivo y prepotente, guardó silencio.

Para el Consejo Nacional de Desplazados de Guatemala CONDEG, la agresión en contra de los campesinos y periodistas «es una muestra clara que estamos en un Gobierno represivo».

La CONDEG exigió en horas de la tarde la suspensión del desalojo y el castigo de los responsables de los hechos, en especial apuntaron contra el ministro de Gobernación (Interior) por haber dicho que los campesinos son delincuentes organizados. Las organizaciones sociales guatemaltecas cortaron todo diálogo con los representantes del gobierno.

La campaña de desalojos agrarios se produce a una semana de vencer el plazo para que el gobierno proponga un método para resolver la situación del agro. Entre otros desalojos se citan los ocurridos en las haciendas Nueva Linda y La Cuchilla, del municipio de Champerico, Retalhuleu. En el criterio de la CNOC ha quedado en evidencia que el gobierno hace caso omiso «a las peticiones planteadas por las organizaciones campesinas, para solucionar la problemática agraria».

Un sector de la iglesia católica y las organizaciones de derechos humanos se encuentran en estado de alerta y movilización con el objeto de cautelar el respeto a la vida y a la seguridad de los campesinos.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC) mantiene que sólo una reforma agraria integral podrá acabar con el problema de la tenencia y ocio de las tierras en Guatemala. La enorme mayoría de los guatemaltecos viven en las zonas rurales bajo los índices de pobreza, carecen de servicios médicos, educación y protección social.

Guatemala ha comenzado nuevamente a vivir al borde de un volcán presto a hacer erupción.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario