Nov 25 2018
533 lecturas

Pol铆tica

Gustavo Petro: Colombia vive en guerra perpetua y los caminos jur铆dicos intentan eliminar liderazgos

鈥淓stoy absolutamente convencido que Latinoam茅rica necesita profundizar el concepto de sociedad del conocimiento鈥, se帽al贸 el senador y excandidato presidencial colombiano Gustavo Petro, en el marco de la entrega del t铆tulo de Profesor Honorario que le confiri贸 la argentina Universidad Nacional de Lan煤s (UNLa), donde habl贸 de integraci贸n, el proceso de paz en su pa铆s y los mecanismos de lawfare en la regi贸n.

En una entrevista con el Centro de Estudios de Integraci贸n Latinoamericana Manuel Ugarte 鈥渄e la UNLa, Petro, plante贸 que los pa铆ses de la regi贸n no deber铆an dedicarse a las actividades de extractivismo: 鈥渆se no es el camino de Latinoam茅rica, sino el de fundar su producci贸n y su construcci贸n social democr谩tica a partir del conocimiento, y la articulaci贸n de universidades p煤blicas es b谩sica para ello鈥.

Gustavo Petro fue alcalde de Bogot谩 durante el periodo 2012-2015 y en 2018 protagoniz贸 una campa帽a electoral desde la fuerza Colombia Humana, construyendo un importante capital pol铆tico, que posiblemente se constituya como una alternativa para las elecciones de 2022. 鈥淪omos una ruptura de la izquierda tradicional de Colombia鈥, indica, y recuerda que desde su gesti贸n en la alcald铆a bogotana logr贸 鈥渞eencontrar una vieja corriente a la que pertenezco, el M19, que hab铆a planteado el proyecto de la democracia como proyecto alternativo de Colombia鈥.

Sustenta que la base de su crecimiento como candidato y el hecho de haber logrado m谩s de ocho 聽millones de votos en la 煤ltima contienda electoral, se debe a que lograron articular expresiones de las 鈥渘uevas ciudadan铆as鈥, esto es, manifestaciones 鈥渄el siglo XXI que no propiamente se articulan al viejo pensar de la izquierda, el ambientalismo, el animalismo, el feminismo, lo LGBTI, el arco铆ris de la sociedad, de agrupaciones y personas que sienten necesidad de autonom铆a personal pero al mismo tiempo de una acci贸n colectiva鈥.

Por ello sostiene que ese resultado electoral fue un 鈥渕omento de magia que llev贸 a que ocho millones de personas, como nunca antes, votaran por este tipo de proyecto alternativo鈥.

-Se cumplieron los 100 d铆as de Iv谩n Duque en el poder, y la imagen favorable del gobierno ha descendido ampliamente. 驴Qu茅 significa esto para la sociedad colombiana?

-Significa una oportunidad pero tambi茅n una alerta porque en el desespero que les produce un gobierno ya ileg铆timo desde el punto de vista del apoyo social, pueden acudir a formas cada vez m谩s violentas. El tratamiento que le han dado a una gran movilizaci贸n social de estudiantes universitarios de todo el pa铆s, que ha sacado a m谩s de medio mill贸n de personas a la calle, buscando gratuidad en la educaci贸n superior y financiamiento, es reprimida de una manera atroz.

Eso muestra un camino en donde la falta de apoyo popular que ya no tiene el uribismo y el gobierno de Duque, es reemplazado por controles violentos. Tambi茅n genera la otra oportunidad, la de una profundizaci贸n democr谩tica del pa铆s. En eso estamos.

-El gobierno de Santos firm贸 el acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hace ya unos a帽os, intentando promover la paz en el pa铆s y terminar con la violencia pol铆tica 驴C贸mo est谩 avanzando este proceso y qu茅 dificultades encuentra?

-Est谩n desbaratando los acuerdos de paz. Siempre habl茅 de dos concepciones de paz. Una, es la de la paz chiquita que es muy tradicional en Colombia. No existe en el pa铆s una generaci贸n que haya vivido en paz. Colombia ha vivido guerras perpetuas. Se acaba una y empieza otra por diversas razones, pero son dos siglos de vida republicana en medio de la violencia que refleja la incapacidad de construir una naci贸n.

No ha acabado la guerra con las FARC y ya empieza un nuevo actor de la violencia, en este caso, los carteles mexicanos. Un cartel mexicano puede llegar a la costa del Pac铆fico, muy abandonada, afro, heredera de la esclavitud y construir ah铆 sus bases de exportaci贸n de coca铆na con elementos armados de control territorial, porque precisamente la poblaci贸n que est谩 ah铆 ha sido permanentemente excluida. Esa ausencia del pacto es lo que permite el surgimiento de la nueva violencia.

驴A qu茅 se refiere con las dos concepciones de paz?

-El acuerdo con las FARC no fue un acuerdo de paz grande porque no estaba en la concepci贸n del gobierno y tampoco en las posibilidades reales de las FARC lograr eso. Hoy el gobierno de Duque est谩 destruyendo el proceso y por tanto estimulando la nueva violencia que crece y que ya lleva cerca de 370 l铆deres asesinados en esas regiones que la mafia busca controlar. Lo que viene hacia el futuro no promete que mejore esa situaci贸n, sino -por el contrario- es una incapacidad de construir un pacto social.

Nosotros proponemos pasar a la paz grande, es decir, no darle la oportunidad a que contin煤e la violencia sino que pueda haber una era de paz en Colombia. Buscamos construir la primera generaci贸n de colombianos que no conozca la violencia pero hay que hacerlo a partir de un gran pacto social del pa铆s. La sociedad colombiana est谩 muy expectante de que se hable de sus problemas, la educaci贸n, la salud, sus derechos, la tierra; quiz谩 ese fue el 茅xito de la Colombia Humana en t茅rminos electorales, fue all铆 donde la poblaci贸n se expres贸, no alrededor del proceso de negociaciones.

-Distintos l铆deres de la regi贸n est谩n siendo v铆ctimas de los llamados 芦golpes blandos禄 que, por distintas v铆as, genera que queden inhabilitados para presentarse a elecciones democr谩ticas. Tambi茅n usted ha sufrido parte de estos embates 驴Qu茅 lectura puede hacer de estos procesos y del rol de Estados Unidos al respecto?聽

-Pienso que es una concertaci贸n, y en la tesis de Negri que habla de Imperio. Son redes de poder m谩s privadas que p煤blicas, hacia Am茅rica Latina y, dada la insurgencia del movimiento social latinoamericano, empiezan a poner controles y eliminar a los diversos en la pol铆tica y sus liderazgos. Creo que es un plan que est谩 concertado, no son hechos individuales, hay una realidad sistem谩tica. Yo la he vivido, la he padecido. Antes en Colombia mataban a los candidatos presidenciales, mataron a Gait谩n hace mucho tiempo. Cualquier candidato presidencial alternativo era asesinado. Esa f贸rmula, que era demasiado ramplona y evidente, ha sido reemplazada por los caminos jur铆dicos, que intentan eliminar liderazgos.

 

*Investigadora del Centro de Estudios de Integraci贸n Latinoamericana 鈥淢anuel Ugarte鈥 de la UNLa.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario