Ago 31 2015
480 lecturas

PolíticaSociedad

Haití conmemora el 30 de agosto, día internacional del desaparecido-forzado

 

Desde el año 2011, las Naciones Unidas conmemora el 30 de agosto, el Día Internacional de las víctimas de la desaparición forzada. Estas víctimas incluyen todos los detenidos-desaparecidos cuyos cuerpos nunca fueron recuperados por sus parientes. Para evitar que el crimen sea perfecto, ya que los verdugos hicieron desaparecer hasta los cadáveres, Deber de Memoria-Haití (DDM-H) arroja luz sobre este período desastroso.

Su tarea será ciertamente trascendente al llamar a la construcción de un monumento en homenaje a las víctimas desaparecidas entre 1957 y 2015. Fort Dimanche sería el lugar ideal, pero, al estar fuera del centro, (la plaza principal de Puerto Príncipe) Campo de Marte sería más conveniente. Este monumento sería el símbolo más poderoso para honrar a los desaparecidos de esta época, dándoles más visibilidad a esos mártires a la vez que rompería la aparente convivencia forzada entre los familiares de las víctimas y los verdugos.haiti fort dimanche1

Tal medida pondría un freno a esta costumbre de la impunidad. Se puede imaginar el impacto que causaría en las conciencias, la lectura de los nombres inscriptos sobre las placas conmemorativas. Los de las 60.000 víctimas [1] del duvalierismo, así como también los de las víctimas de los grupos paramilitares y de los populismos de derecha y de izquierda. Mártires constitutivos de un Estado que se ha convertido en un circo de fieras; un Estado que apenas cojea.

Hasta ahora ningún criminal ha hecho confesiones sobre los crímenes cometidos durante el régimen sangriento de Duvalier. Los verdugos le negaron a sus víctimas hasta el derecho a un entierro. Fraudulentamente electo por el ejército del general Kébreau en 1957 por seis años, Duvalier no cesó de actuar fuera de la ley. Fue reelegido en 1961 por seis años después de haber disuelto el Senado. Tras el ataque contra su hijo Jean-Claude, perpetrado por el tonton maroute Clément Barbot el 26 de abril de 1963, Duvalier realiza la mayor masacre en la historia de Haití [2] . Cientos de personas inocentes fueron asesinados en un día. Escupiendo su odio, los bandidos hicieron desaparecer los cuerpos. Después de ejecutar el trabajo sucio, pasaron sus manos ensangrentadas a otros. Sin arrepentimiento, sin confesión, ningún mea culpa…

Estas masacres precipitan las invasiones del General Cantave de 1963, seguidas por las de Fred Baptiste de junio de 1964 y del grupo Haití Joven en agosto de 1964, después de la instauración de la presidencia de por vida por Duvalier en abril de 1964. Las masacres afectan tanto a ancianos como la Sra. Chénier ViIledrouin de 85 años, como a Gérald Benoît (Géry), un bebé de 18 meses de edad. Los duvalieristas han hecho escuela de la mentira y los malabares del poder. Sus rictus envuelven y atrapan una clase política cuyos muchos actores a fauces de asesinos continúen su trabajo sucio. No hay interludio en este pésimo espectáculo!

La carnicería del 26 de abril 1986

La construcción del Memorial sería un gesto importante por otra razón. El cuerpo social mostraría que recuperó la conciencia frente a la zombificación impulsada a grandes golpes de propaganda, de terror y de represión después de la huida del tirano Jean-Claude Duvalier en febrero de 1986. Todavía se recuerda el trágico final del intento de revivir la memoria tambaleante con una marcha que iba a terminar en Fort Dimanche, el 26 de abril de 1986. Entonces los militares del Consejo Nacional de Gobierno (CNG) dispararon contra la multitud y una vez más derramaron la sangre de inocentes.

haiti fuera tropas MuralA pedido de Deber de Memoria-Haití, el Ministerio de Comunicación se comprometió en la dirección correcta al declarar el 26 de abril de 2015 “Día Nacional de Recuerdo en Memoria de las Víctimas de Fort Dimanche”. Pero hay que ir más allá y afirmar esta memoria todos los días para sostenerla. El 26 abril de 1986, el ejército abrió fuego contra la multitud de manifestantes reunidos frente a Fort Dimanche. “Los heridos – cuyo número probablemente jamás sabremos – huyen como pueden. Los muertos se quedaron. Son once, nadie se atreve a venir a recogerlos. Ningún funeral será celebrado por ellos que se unieron a la fosa común de Titanyen, que será su último sepultura [3]. ”

Para poner fin al extraño juego donde los verdugos siempre ganan, las víctimas de la represión merecen ser inmortalizadas elevándoles al rango de mártires. El Memorial dedicado al Día Internacional de las víctimas de la desaparición forzada debe ser una especie de espejo que permita a nuevas generaciones ver la tortura infligida, así como las cicatrices que nunca van a desaparecer.

Se trata hoy de hacer un merecido homenaje a los familiares de las víctimas y a la sociedad civil que exigían que “Fort Dimanche se convierta en un lugar de Memoria de los caídos de la dictadura duvalierista.” Entre los mártires de la masacre del 26 de abril de 1986, se debe mencionar a Wilson Auguste (18 años, estudiante del Colegio Jean Price Mars), Fred Coriolan (27, estudiante en el Instituto Técnico de Formación Profesional y joven activista de izquierda), Wilson Micaisse (16 años), Yves Érie (29 años) y Jakson Row (29 años, empleado del periódico Le NouvelIiste) [4]. El nuevo discurso progresista no debe conformarse con sobresaltos democráticos en las fechas aniversarias de las monstruosidades cometidas por los tontons maroutes y sus sucesores. Los parientes deben tener un lugar permanente para recordar y poner ramos de flores en memoria de sus desaparecidos.

Notas

[1] Stevens Jacobs, « Haiti : Loyalists Seek Dictator’s Return », Washington Post, 23 de abril de 2007. Véase también Council of Hemispheric Affairs, « The tonton macoutes : the central nervous system of Haiti’s reign of terror », Washington DC, 11 de marzo de 2010.
[2] Haití: La lucha contra la impunidad, ” 26 de abril 1963: la caza a Benoît,” Deber de Memoria-Haití (DDM-H), febrero 2014, http://www.haitiluttecontre-impunite.org/
[3] Cécile Marotte, Introducción a “La memoria olvidada, Haití 1991 a 1995” , realizada por Cécile Marotte y Hervé Rakoto Razafimbahiny, Ediciones Regain y CIDIHCA; Montreal, 1997.
[4] 26 de abril 1986 – la masacre de Fort Dimanche, Luchar contra el olvido, Deber de Memoria-Haití (DDM-H), febrero 2011

*Enviado por Deber de Memoria-Haití

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario