Jun 1 2013
25831 lecturas

Opini贸nPol铆ticaSociedad

Hammond, Manning, Assange y el martillo de hierro de Obama contra la disidencia

Esta semana concluy贸 el juicio federal contra un activista cibern茅tico y el de otro est谩 por comenzar. Aunque los acusados de estos juicios son dos j贸venes, Jeremy Hammond y Bradley Manning, lo que deber铆a ser juzgado es la creciente amenaza del secretismo con el que act煤an el gobierno y las grandes corporaciones.

Hammond se enfrentaba a m谩s de treinta a帽os de c谩rcel acusado de cargos por hackear el sistema inform谩tico de una compa帽铆a privada de seguridad e inteligencia llamada Strategic Forecasting, o Stratfor, pero acept贸 declararse culpable de un cargo de hackeo inform谩tico a cambio de una reducci贸n de pena. Seg煤n explica su propio sitio web, Stratfor se dedica a 鈥渋nteligencia geopol铆tica, previsiones econ贸micas, pol铆ticas y militares鈥. Sin embargo, luego de que Hammond y otros filtraran cinco millones de correos electr贸nicos de los servidores de Stratfor a WikiLeaks, se torn贸 evidente que la compa帽铆a se dedica ampliamente al espionaje de activistas a solicitud del sector empresarial. Coca-Cola contrat贸 a Stratfor para espiar al grupoPETA, Personas por el Trato 脡tico de los Animales. Dow Chemical contrat贸 a Stratfor para espiar a los activistas que dejaron al descubierto la participaci贸n de Dow en el desastre qu铆mico de Bhopal, India, en 1984, que se estima tuvo un saldo de ocho mil muertos y miles de heridos.

Est谩 previsto que el 6 de septiembre se pronuncie la sentencia de Hammond, que se enfrenta ahora a una pena de hasta 10 a帽os de prisi贸n. Sus abogados solicitaron que se contemple el tiempo de reclusi贸n que ya ha cumplido, 15 meses, algunos de los cuales fueron en aislamiento.

Por otra parte, a Bradley Manning le llegar谩 finalmente su turno ante el tribunal militar de Fort Meade, Maryland. Afronta varios cargos vinculados a la mayor filtraci贸n de informaci贸n clasificada de la historia de Estados Unidos. Manning se declar贸 culpable de hacer mal uso de la informaci贸n y admiti贸 haber transferido cientos de miles de documentos al sitio web WikiLeaks. Sin embargo, niega el m谩s grave de los cargos, que a煤n se encuentra pendiente, el de 鈥渃olaborar con el enemigo鈥. Los fiscales piden cadena perpetua, sin embargo, de ser declarado culpable, el juez podr铆a determinar para Manning la pena de muerte.

Los juicios contra Bradley Manning y Jeremy Hammond figuran entre las m谩s notorias de una serie de causas que el gobierno de Obama ha abierto contra informantes y periodistas. El abogado Michael Ratner, presidente em茅rito del Centro para los Derechos Constitucionales y abogado de WikiLeaks y su fundador, Julian Assange, dijo en la puerta del tribunal tras la comparecencia de Hammond: 芦Esto es consecuencia del martillo de hierro con el que el gobierno est谩 golpeando a la gente que deja al descubierto los secretos de las corporaciones y del gobierno, en realidad, los secretos de un imperio禄.

Bradley Manning explic贸 sus acciones y sus motivos en detalladas declaraciones que prest贸 durante las audiencias previas al juicio. Hay que escuchar con atenci贸n porque sus palabras fueron grabadas clandestinamente durante una audiencia: 鈥淧ens茅 que si el p煤blico en general, en particular la poblaci贸n estadounidense, ten铆a acceso a la informaci贸n que conten铆an los cables, esto podr铆a provocar un debate a nivel nacional acerca del papel de las fuerzas armadas y de nuestra pol铆tica exterior en general鈥. La primera publicaci贸n efectuada por WikiLeaks del material proporcionado por Manning fue el video que WikiLeaks titul贸 鈥淎sesinato Colateral鈥. La borrosa grabaci贸n, filmada desde un helic贸ptero de combate, muestra el asesinato de 12 hombres en tierra en Bagdad el 12 de julio de 2007. Dos de los asesinadeeuu jeremy hammondos desde el helic贸ptero de combate Apache de Estados Unidos eran empleados de la cadena de noticias Reuters, el camar贸grafo Namir Noor-Eldeen, de 22 a帽os de edad, y su chofer, Saeed Chmagh, padre de cuatro hijos.

Tras la muerte violenta y sin motivo de sus empleados, Reuters pidi贸 explicaciones e invocando la Ley de Libertad de Informaci贸n solicit贸 material relativo al ataque, todo lo cual le fue denegado. Manning vio el video mientras se encontraba posicionado en Irak e investig贸 las circunstancias en que tuvo lugar el ataque. Guard贸 el archivo de video. Seg煤n explic贸 ante el tribunal: 鈥減laneaba entregarlo en las oficinas de Reuters en Londres para ayudarlos a prevenir sucesos como ese en el futuro鈥, dijo.

Hammond y Manning se enfrentan a a帽os de prisi贸n y tienen en com煤n su vinculaci贸n con WikiLeaks y su fundador, Julian Assange. Assange se encuentra requerido en Suecia para ser interrogado en relaci贸n a acusaciones por delitos sexuales, aunque no se han presentado cargos en su contra. Luego de perder su batalla contra la extradici贸n a Suecia por parte de Inglaterra, el gobierno de Ecuador le otorg贸 asilo pol铆tico y ha permanecido en la embajada de Ecuador en Londres desde junio pasado. En uno de los correos electr贸nicos filtrados de Stratfor se hace referencia a la existencia de una imputaci贸n formal secreta de Estados Unidos contra Assange: 鈥淣o publicar. Tenemos una acusaci贸n sellada contra Assange. Favor de proteger鈥.

eeuu time y assangeTodo esto sucede en medio de crecientes revelaciones acerca de la extraordinaria intrusi贸n por parte del gobierno de Obama en la privacidad de periodistas y el derecho de proteger a sus fuentes. La agencia de noticias Associated Press revel贸 que el Departamento de Justicia obtuvo confidencialmente dos meses de registros telef贸nicos de sus periodistas y editores responsables en el marco de un intento por descubrir la fuente de una filtraci贸n relativa a una conspiraci贸n para un atentado fallido. El corresponsal en jefe para Washington de Fox News, James Rosen, podr铆a ser acusado de formar parte de una conspiraci贸n delictiva por presuntamente haber recibido de manos de una fuente informaci贸n clasificada referente a Corea del Norte.

El Presidente Barack Obama y el Fiscal General Eric Holder utilizaron la Ley de Espionaje para acusar a informantes en seis oportunidades, m谩s que todos los presidentes anteriores juntos. El ataque de Obama al periodismo y su implacable lucha contra los informantes representan una seria amenaza a los principios democr谩ticos fundamentales sobre los que se fund贸 este pa铆s.

La tarea del periodismo es hacer que quienes detentan el poder rindan cuentas de sus actos. Nuestra tarea es ser el cuarto poder, no es estar al servicio del poder. D茅jennos ser.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario