Jul 12 2019
279 lecturas

Política

Hugo Blanco y la sabiduría agrícola andina

El indígena andino domesticó 182 especies vegetales. Descubrió y desarrolló diversas plantas alimenticias muy nutritivas, de las cuales Europa sólo ha utilizado la papa y el maíz. No aprovechan más que en mínima escala y muy recientemente la qañiwa, la quinua, la kiwicha (amaranto en México), el tarwi, la maca. Pero hay 3.000 variedades de papa y cientos de las otras especies.

La irregularidad del terreno que lo hace pródigo para la agricultura, también lo hace difícil para ella. El trabajo de extensa infraestructura agrícola como grandes terrazas y largos canales fue más fácil de ejecutar con la unión de las comunidades (ayllus). Ese tipo de organización en su desarrollo creó el “Tawnantinsuyo” (erróneamente llamado “Imperio Incaico”). Resultado de imagen para indigena andino peruano cultivos

Las terrazas o andenes son espacios planos superpuestos, para evitar que la tierra cultivable se deslice. Con ese mismo objetivo, se dejan franjas de tierra con su vegetación de pastos silvestres. Da un curso determinado a los canales de agua para que arrastren poca tierra. Hace los surcos en las laderas con la debida inclinación de acuerdo a la precipitación pluvial de la zona para que el agua arrastre la menor cantidad posible de tierra.

Usaba el “guano de isla” como fertilizante. La invasión europea lo expropió y ganó millones con ese fertilizante. Ahora usa como abono el excremento de los animales.

Una comunidad de media altura tiene parte de su gente en la parte alta criando alpacas y otra parte en el bajío cultivando coca.
En el Tawantinsuyo se construían almacenes, llamados “Qolqa”. De ellos se enviaba productos a los lugares menos favorecidos por el clima.

El tipo de organización social era el más apropiado para el trabajo agrícola andino, que a veces requería de pequeños grupos y en otras ocasiones de grandes colectividades como cuando había que construir andenes, canales, caminos, almacenes.

Gran biodiversidad peruanaEn los grandes almacenes descentralizados se guardaban alimentos deshidratados en conserva: carne (“charki”), papa (chuño y moraya), maíz (“chochoqa”). Cuando en alguna zona había hambruna por excesiva lluvia o ausencia de ella, granizada o helada, los alimentos almacenados iban a ella. No existía el hambre ni la miseria. Los huérfanos, ancianos e inválidos, eran pare de la gran familia comunal, no estaban abandonados. (Extractos del libro Nosotrxs lxs Indixs).

Dando cuenta

En México, donde ahora vivo, se hizo la cuarta edición de mi libro “Nosotros los Indios”, con el nombre de “Nosotrxs lxs Indixs”. El trabajo de esta edición lo hicimos entre compañeros que tomamos ese nombre. Con la idea de que sirva como mi legado, quitamos cosas y se agregaron otras, como los aportes de las mujeres Kurdas.

A finales de abril presentamos el libro en la Universidad Nacional Autónoma de México en Ciudad de México, ante estudiantes universitarios. Recorrimos diversos lugares de este país. En Ciudad de México se presentó la película de Malena Martínez“Hugo Blanco Río Profundo” en un pequeño foro.Hugo Blanco.jpg

En Xalapa, Veracruz, estuvimos con colectivos que apoyan al Concejo Nacional Indígena (vinculados a los zapatistas) nos informaron de las luchas frente al proyecto de despojo y violencia estatal. En Cuernavaca presentamos el libro con la participación de renombradxs intelectuales.

Estuvimos con compañerxs en el ejido (comunidad indígena) autónomo de Tila en Chiapas, quienes hasta ahora siguen enfrentando la política anti-insurgente y de despojo del actual gobierno.

En San Cristóbal de las Casas, en el CIDECI (Centro Indígena de Capacitación Integral), vinculado al zapatismo, la reunión fue muy emotiva, fue mucha gente, había bastantes compañeras, hubo traducción al tzotzil, que es una lengua maya.

Cherán K’eri es una comunidad indígena purépecha en Michoacán que se liberó de talamontes, narcotraficantes y políticos. Fuimos con 50 compañerxs de Guadalajara, Jalisco. Las compañeras, alrededor de una fogata, símbolo de su lucha de resistencia y liberación, nos relataron cómo perdieron el miedo e hicieron lo imposible.

En Guadalajara nos reunimos con estudiantes universitarios y compañerxs de organizaciones sociales. En Querétaro nos reunimos con estudiantes y docentes universitarixs. Se planteó la necesidad de vincularse con las luchas, pues sólo colectivamente vamos a vencer.

 

Resultado de imagen para hugo blanco en mexico*Revolucionario peruano, líder campesino y político (Partido Unificado Mariateguista). Ante la escalada represiva en contra del movimiento campesino en 1962, el sindicato de Chaupimayo, en el cual militaba Blanco, optó por defenderse con las armas y se organizó la columna guerrillera Brigada Remigio Huamán, que se desbarató en 1963, cuando fue capturado. En 1966, tras tres años de cárcel, fue por fín juzgado y sentenciado a 25 años en la notoria isla penal de El Frontón.  En 1970 el gobierno  de Juan Velasco Alvarado le dá la libertad, pero lo deporta en 1971. Tras vivir en México, Suecia, Argentina y Chile, Blanco vuelve al Perú en 1975 y se reíntegra a la vida política del país. En 1976, tras fuerte protesta popular contra el nuevo gobierno militar, encabezado por el general Francisco Morales Bermúdez, Blanco es nuevamente enviado al exilio. Regresa en 1978 y es electo a participar en la Asamblea Constituyente . En la década siguiente fue varias veces electo al Congreso de la República en la bancada de la Izquierda Unida y en los años 90 se dedicó a defender los intereses de los campesinos del Cuzco. Hoy vive en México

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario