Ago 19 2013
3586 lecturas

HumorSociedad

Idealismo post adolescencia

Resulta que hay una condici√≥n sicol√≥gica ‚Äďno est√° claro si es s√≠ndrome, fase, enfermedad, locura o qu√©‚Äď que se llama idealismo post adolescencia. Parece que el s√≠ntoma principal es cuando uno, por ninguna raz√≥n, cree o est√° convencido de que puede cambiar el mundo.

Bradley Manning, el soldado responsable de la mayor filtración de información clasificada de la historia y que esta semana será sentenciado por atreverse a revelar lo que el gobierno hacía en nombre del pueblo (pero ocultando los hechos para el propio bien, y la seguridad), aparentemente sufre de esta condición.

A quienes impulsan pol√≠ticas b√©licas para matar y destruir poblaciones, intervenir, invadir y mantener el asedio contra pueblos enteros, no se les clasifica dentro de alg√ļn padecimiento o alguna condici√≥n sicol√≥gica ni enfermedad, y mucho menos se considera que est√©n locos; aparentemente todos ellos son normales.

El capit√°n naval David Moulton, siquiatra militar, testific√≥ la semana pasada, en el consejo de guerra de Manning, que el soldado padec√≠a de una lista de condiciones sicol√≥gicas, incluido el idealismo post adolescente. Esto, seg√ļn Moulton, era porque Manning ten√≠a la impresi√≥n de que la informaci√≥n que estaba filtrando cambiar√≠a la manera en que el mundo ve√≠a las guerras en Irak y Afganist√°n, y de hecho, guerras futuras. Agreg√≥ que Manning cre√≠a que su acci√≥n llevar√≠a a un bien m√°s grande: la sociedad entera llegar√≠a a la conclusi√≥n de que la guerra no val√≠a la pena, que ninguna guerra val√≠a la pena.

Coment√≥ que en el idealismo post adolescente, alguien verdaderamente siente que puede lograr un impacto social. A√Īadi√≥ que es ‚Äúun momento en el cual la persona‚Ķ est√° enfocada en marcar una diferencia en el mundo, en alcanzar cambios sociales, cosas as√≠‚Ķ es un periodo de transici√≥n en el que uno a√ļn tiene algo del idealismo de juventud‚ÄĚ.

El pr√≥ximo fin de semana se cumple en Washington el 50 aniversario de la hist√≥rica Marcha por Empleos y Libertad del movimiento por los derechos civiles encabezado por el reverendo Martin Luther King, donde pronunci√≥ su famoso discurso Yo tengo un sue√Īo. Ese 28 de agosto de 1963, cientos de miles demandaron igualdad, libertad y empleo para todo ciudadano, y King, con su ret√≥rica extraordinaria, declar√≥: ‚Äúles digo hoy, mis amigos, que aunque enfrentamos las dificultades de hoy y ma√Īana, a√ļn tengo un sue√Īo. Es un sue√Īo profundamente enraizado en el sue√Īo americano. Tengo un sue√Īo de que un d√≠a esta naci√≥n se levantar√°, y vivir√° el significado real de su credo‚Ķ que todos los hombres son creados iguales‚ÄĚ. Continu√≥: tengo un sue√Īo de que mis cuatro hijitos un d√≠a vivir√°n en un pa√≠s donde no ser√°n juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su car√°cter.

El soldado Bradley Manning en imagen de 2010. Sus abogados argumentaron que el ejército pasó por alto sus problemas de salud mental, quien no debió trabajar de analista de inteligencia

El soldado Bradley Manning en imagen de 2010. Sus abogados argumentaron que el ejército pasó por alto sus problemas de salud mental, quien no debió trabajar de analista de inteligencia

Afirm√≥ que llegaron a Washington para ‚Äúrecordar a America la urgencia feroz del ahora‚Ķ Ahora es el momento de hacer real la promesa de la democracia. Ahora es el momento de salir del valle oscuro y desolado de la segregaci√≥n al camino soleado de la justicia racial‚Ķ Ahora es el momento de hacer que la justicia sea una realidad para todos los hijos de Dios‚ÄĚ.

Otros tambi√©n so√Īaron que pod√≠an cambiar este pa√≠s, organizando, defendiendo principios, denunciando injusticias, creando nuevos movimientos, toda esa historia que s√≥lo a veces se cuenta (por ello, la importancia de historiadores como Howard Zinn). Las luchas sindicales, los movimientos contra las guerras, por la defensa del medio ambiente, por los derechos de las mujeres, de los gays, de los inmigrantes y m√°s, contin√ļan hoy d√≠a.

J√≥venes estadunidenses e inmigrantes integrantes de una nueva agrupaci√≥n llamada Dream Defenders (Defensores del Sue√Īo) ocuparon oficinas del capitolio del estado de Florida durante 31 d√≠as para denunciar leyes que se usaron para justificar el asesinato del joven afroestadunidense Trayvon Martin, acci√≥n que ser√° seguida por un esfuerzo por empadronar nuevos votantes para enfrentar al poder conservador en el estado. La acci√≥n lleg√≥ a tener perfil nacional, y figuras como Harry Belafonte y Jesse Jackson acudieron para acompa√Īarlos y expresar que son la nueva generaci√≥n que hereda las luchas anteriores, y por lo tanto parte de la esperanza de un futuro diferente en este pa√≠s.

A la vez, el movimiento de defensa de los derechos de los inmigrantes ‚Äďel cual es considerado el nuevo movimiento de derechos civiles por algunos de los que acompa√Īaron a King hace 50 a√Īos‚Äď se ha visto revitalizado por inmigrantes j√≥venes que se han atrevido a enfrentar de manera directa a las autoridades, desde alguaciles locales, agentes de migraci√≥n, hasta legisladores federales y al mismo presidente con su consigna indocumentado y sin miedo, en demanda de derechos b√°sicos y de poner fin a las deportaciones y hostigamiento a sus familias y comunidades.

Trabajadores inmigrantes, desde los campesinos de Florida hasta los lavadores de coches o los jornaleros urbanos, tambi√©n han redoblado esfuerzos en demanda de sus derechos laborales y una vida digna. As√≠, desde el sector m√°s vulnerable renace parte del movimiento sindical en este pa√≠s, con haza√Īas como las de la Coalici√≥n de Trabajadores de Immokalee, que enfrenta a las empresas m√°s poderosas del sector alimentario y ha ganado ya varias batallas en sus demandas de alimento con justicia, incluida la liberaci√≥n de miles de trabajadores que laboraban en condiciones de esclavitud.

Por otro lado est√°n los maestros que se han rebelado contra reformas impulsadas por los pol√≠ticos y los hombres m√°s ricos y poderosos del pa√≠s, en defensa de la educaci√≥n p√ļblica como derecho b√°sico para todos, como algo fundamental para defender la democracia y para que los estudiantes puedan seguir so√Īando en algo m√°s que su papel en el mercado.

Al parecer, todos estos, entre tantos m√°s, desde King hasta los so√Īadores de hoy, padecen de esa enfermedad llamada idealismo post adolescencia. Seguro que ya est√° en desarrollo una pastilla que se pueda recetar para aliviar ese malestar. Pero uno puede seguir so√Īando que no hay remedio para ello. Ojal√° sea una enfermedad muy contagiosa.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario