Nov 25 2017
1074 lecturas

Pol铆tica

Iglesia argentina: cambios que preparan cambios

Hubo cambios en la conducci贸n de la Iglesia Cat贸lica Argentina. Veamos los nombres y significados de cambios que son la preparaci贸n de recambios, en las relaciones de la Iglesia con el pueblo y el poder. S铆, ya s茅. No se puede, no se debe hacer una lectura de los cambios en la Iglesia, desde una 贸ptica pol铆tica. Queda para los te贸logos, can贸nigos y estudiosos de la evoluci贸n de las estructuras eclesi谩sticas la valoraci贸n de los cambios que el Papa Francisco ha introducido, o influido para que se introduzcan, al interior de la Iglesia Argentina.

Aqu铆 se tratar谩 de reflexionar sobre el sentido de los mismos teniendo como tel贸n de fondo: La relaci贸n de la Iglesia con el pueblo y con el poder. Ambas cuestiones est谩n estrechamente vinculadas, porque la Iglesia se ha caracterizado por sus estrechos v铆nculos con el poder, lo cual 鈥搉o pocas veces- le ha acarreado graves problemas con el pueblo. Desde aquella lejana idea del origen divino del poder, que est谩 fundada en el p谩rrafo de la Ep铆stola a los Romanos donde se dice que 鈥渘o hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas鈥, ha corrido mucha agua bajo el puente. Sin embargo la Iglesia, fundamentalmente su estructuraci贸n jer谩rquica, ha quedado 鈥減egada鈥 鈥揺n el imaginario popular- a esa idea.聽 Todo ello ha debilitado la relaci贸n de la Iglesia con el pueblo. La llegada de Jorge Bergoglio al papado y su acci贸n como Francisco tiene entre sus objetivos modificar esa situaci贸n. Algunas consideraciones sobre el comportamiento de la Iglesia en relaci贸n a la situaci贸n argentina, a partir de Bergoglio, motivan dos comentarios: Su influencia pol铆tico-social y el significado de recientes designaciones.

La influencia

Es p煤blica y conocida la identificaci贸n que tiene Bergoglio con la cultura social y pol铆tica del peronismo, particularmente con su idea de una necesaria justicia social. Desde esa posici贸n y como autoridad de la Iglesia Argentina, choc贸 鈥搈谩s por razones culturales que pol铆ticas- con el kirchnerismo de N茅stor y Cristina. Son conocidas las campa帽as -desde el interior del kirchnerismo y con su aval- desarrollas por Horacio Verbitsky que ten铆an como prop贸sito bombardear la posibilidad que Bergoglio fuera papable.

No es menos significativa la ausencia presidencial de N茅stor y Cristina en los tradicionales Tedeums en la Catedral, desde el 2005 al 2014. De all铆 la frialdad presidencial y el abucheo con el que la militancia recibi贸 la noticia de Bergoglio=Papa. Poco tiempo despu茅s la valoraci贸n de Cristina cambi贸 y fue una de las m谩s asiduas visitantes del Vaticano. El 鈥淧apa peronista鈥, como muchos miembros del entorno presidencial lo denominaban, se constituy贸 en uno de los m谩s firmes sostenedores del gobierno kirchnerista. Era notoria la simpat铆a papal por el gobierno y candidatos peronistas. Por eso el triunfo de Mauricio Macri no motiv贸 festejos vaticanos. Nadie puede olvidarse de las molestas, ce帽udas caras de Francisco y Macri en su primer y corto encuentro formal en el Vaticano. Los n煤meros sobre la pobreza del Observatorio Social de la Universidad Cat贸lica, dirigida por un bergogliano de pura cepa, sirvieron para que la oposici贸n demostrara los estragos de los primeros meses del gobierno macrista.

Luego las relaciones estatales se fueron 鈥渘ormalizando鈥. El tiempo y la diplomacia hicieron su trabajo. Desde el Vaticano la cara fue menos agria pero la cr铆tica se sigui贸 manifestando por otros caminos.

Fue un trabajo por abajo el que aliment贸 el nacimiento de la Confederaci贸n de Trabajadores de la Econom铆a Popular (CTEP). Esta organizaci贸n, que intenta agrupar a los trabajadores no formales y excluidos del sistema econ贸mico (conocidos como los piqueteros), se ha constituido como la organizaci贸n de masas con mayor capacidad de movilizaci贸n en el pa铆s. All铆 tiene un rol gravitante Juan Grabois, un joven abogado hijo de un militante del peronismo ortodoxo de los 70麓, que ahora es Consultor formal del Vaticano. No es casual el inter茅s de la Iglesia por esta organizaci贸n y lo que significa. All铆 se congrega la fuerza de masas m谩s din谩mica de resistencia al gobierno.

La Iglesia no quiere perder la facultad de tener cerca a tama帽o instrumento de presi贸n y al mismo tiempo la posibilidad de acceso a la perspectiva de regular sus acciones para evitar que, ante la gravedad de la crisis social existente, pueda tomar caminos imprevisibles. En estos d铆as coinciden en Roma, en una convocatoria que re煤ne a unos 200 sindicalistas de 40 pa铆ses, alrededor de 20 gremialistas argentinos. All铆 hablar谩n un miembro de la CGT y otro de la CTEP. Seguramente mientras fueron recorriendo el Vaticano, la Bas铆lica de San Pedro, la estatua de San Pablo o saliendo por la Via Paolo VI, habr谩n intercambiado opiniones entre los dirigentes de la CGT, las CTA y la CTEP acerca de c贸mo, en los pr贸ximos d铆as, el macrismo deber谩 afrontar respuestas callejeras que, sin olvidar su reciente triunfo electoral, traer谩n el mensaje de otra realidad a la geograf铆a de las decisiones. Una vez m谩s, Bergoglio hace sentir sobre su influencia sobre la realidad cotidiana de nuestra sociedad.

Las designaciones

 

En este tema se mencionar谩n dos cuestiones. La designaci贸n del nuevo jefe de la Iglesia Argentina y dos nuevos obispos recientemente nombrados.

Oscar Ojea, de 71 a帽os, dos veces a cargo de Caritas y obispo de San Isidro es el nuevo jefe (por 3 a帽os) de la Iglesia argentina. No es adicto a declaraciones pol铆ticas, si bien pertenece a una familia con esas inclinaciones y de tendencia peronista, igual que dos de sus primo-hermanos montoneros desaparecidos durante la dictadura. Adem谩s no puede ignorarse que 鈥揺ntre 2006 y 2009- fue el obispo adjunto de Bergoglio en la arquidi贸cesis de Buenos Aires. Reemplaza a Jos茅 Mar铆a Arancedo un obispo con cercan铆as familiares al radicalismo. Las voces oficiales de la Iglesia procuran separar al Papa respecto de esta designaci贸n.

Algo dif铆cil de creer. Sobre todo si se tiene en cuenta que Mario Poli, el hombre de Bergoglio pidi贸 dar un paso al costado, para fortalecer las ideas de unidad y renovaci贸n. Poli seguir谩 acompa帽ando a Ojea, all铆 compartir谩 responsabilidades con Marcelo Colombo, un joven obispo riojano, identificado con la pr茅dica del asesinado Monse帽or Enrique Angelelli. La primera declaraci贸n p煤blica de Ojea, despu茅s de su designaci贸n, apunt贸 a la debatida ley laboral diciendo: 鈥淓l trabajo no es una mercanc铆a, hace a la dignidad de la personas鈥 y reclam贸 que 鈥渘o se vulneren derechos de los trabajadores鈥 y cerr贸 diciendo que 鈥渓os obispos deben estar al lado de los excluidos鈥.

Resultado de imagen para jose ignacio garcia cuervaEn estos d铆as, Francisco asumi贸 la responsabilidad personal de designar dos nuevos obispos argentinos que son curas villeros. Uno es Jos茅 Ignacio Garc铆a Cuerva (49 a帽os), que viene de trabajar con Ojea, como p谩rroco de la famosa Villa La Cava de San Isidro y pasar谩 a ser el obispo auxiliar de Lomas de Zamora. Gustavo Carrara (44 a帽os), es el otro. Es un cura de la violenta Villa 1-11-14 (Flores 鈥 Capital Federal) ir谩 como obispo auxiliar de la ciudad de Buenos Aires, junto a Poli. Ambos nombramientos no pueden desprenderse de lo ocurrido con la designaci贸n de Ojea como jefe de la Iglesia.

Nada de lo anterior pasar谩 inadvertido, producir谩 ruidos. Una advertencia general la formul贸 鈥搈eses atr谩s- un miembro de la Iglesia norteamericana. All铆 un ex Director Ejecutivo de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos le dijo al Papa 鈥淓n la Iglesia hay confusi贸n y usted es una causa鈥. A rengl贸n seguido agregaba que 鈥渉a nombrado obispos que no son los convenientes porque tienen puntos de vista contrarios a la fe cristina鈥.

Por aqu铆, en tierras gauchas, con una dirigencia paralizada y sin propuestas circula otra idea que se escuch贸 en estos d铆as. Seg煤n la misma, con las limitaciones del caso aparecen los fundamentos de otra pol铆tica y con cierta exageraci贸n se escucha鈥 鈥減or fin Macri tiene oposici贸n鈥.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario