Dic 22 2015
728 lecturas

Despacito por las piedras

IGNORANTES

Existe una tradición o rumores de vieja data, en torno a que los ingleses siempre al referirse a los habitantes de la Argentina, lo hacían bajo  la denominación de “ignorantes”.
Distintas han sido las explicaciones que intentaron dilucidar el por qué? de este apelativo y dentro de ellas, las más plausibles y que se han mantenido a lo largo del tiempo sin mucho rigor histórico, están las siguientes:
La primera de ellas, ingeniosa por cierto, se funda en el hecho idiomático de que “IGNORANTES” es un anagrama de “ARGENTINOS” o viceversa.
Para su manejo le digo que la Enciclopedia Universal, señala: “se dice que una palabra es un ‘anagrama’ de otra cuando ambas poseen las mismas letras, con la misma cantidad de apariciones, pero en un orden diferente.
La segunda hipótesis tiene una justificación más rebuscada y descalificatoria, no por ello menos cierta, fundada en la opinión de algunos autores, que expresaban que este adjetivo surge durante la década infame y más precisamente a partir del famoso y nunca bien ponderado tratado Roca-Runciman.
Su razón debe encontrarse en el hecho, absolutamente real, que en los casos en que la Argentina debía tratar diferendos o cuestiones litigiosas con Gran Bretaña, designaba como apoderados o mediadores de los intereses del país a representantes o estudios jurídicos ingleses, que siempre terminaban llevando agua para su molino, en contra de las pretensiones nacionales.
El tratado se firma el 1º de mayo de 1933, por el cual Inglaterra se comprometía a continuar comprando carnes argentinas en tanto y en cuanto su precio fuera menor al de los demás proveedores mundiales. Como contrapartida, Argentina aceptó la liberación de impuestos para productos ingleses al mismo tiempo que tomó el compromiso de no habilitar frigoríficos de capitales nacionales. Paralelamente se creó el Banco Central de la República Argentina con competencias para emitir billetes y regular las tasas de interés bajo la conducción de un directorio con fuerte composición de funcionarios del Imperio Británico. No obstante todas estas concesiones, se le adjudicó además a Inglaterra el monopolio de los transportes de Buenos Aires.
Un miembro de la delegación, sin ruborizarse sostuvo que “la Argentina es una de las joyas más preciadas de su graciosa majestad”. Tamaña ignorancia o mala fe, no podían menos que justificar el calificativo.
Pero volvamos al presente para ver como algunas actitudes y comportamientos se mantienen en el tiempo y con las mismas consecuencias graves para los intereses nacionales.
Recientemente Macri, nos pone en similar situación, al designar de forma inconstitucional a dos ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, quienes aceptan la ilegal propuesta y uno de ellos es el Dr. Carlos Rosenkrantz, cuya trayectoria y antecedentes se ajustan al caso del tratado mencionado.
Según expresan los medios, este jurista: Nacido en Buenos Aires, egresó como abogado en la Universidad de Buenos Aires. Más tarde recibió el título de magister en Derecho y el de Doctor en Derecho en la Universidad de Yale. Fue profesor en la New York University; en la Richmond School of Law; en la Denver University, USA, en la Universitat Pompeu Fabra, España; y en la UBA.
El estudio del mismo representa al Grupo Clarín, Musimundo, América TV, Avila Inversora, Cablevisión, La Nación, la Rural Predio Ferial de Palermo, Carbap, McDonald’s, las cerveceras Anheuser-Busch InBev, Quilmes y Grupo Modelo; Grupo De Narváez, Core Security Technologies, Panamerican Energy, Satlink,  los Fondos de Inversiones GP, Aconcagua Ventures, HWF Capital y Pegasus; Arisco/Unilever; Control Systems Internacional; la desarrolladora inmobiliaria IRSA, las petroquímicas Dow y Cuyo, la trader Velleman & Tas BV, la transnacional de inspección, verificación, ensayos y certificación SGS; las empresas de medicina prepaga Total, Itoiz, Antártida, Galileo, Cruz Blanca, IMA y Buen Ayre; el fideicomiso de siembra Rumbo Norte; la minera canadiense Oromin;  telefónica Claro y la empresa de integración telefónica por Internet Networld Communications Inc; el instituto universitario Escuela Argentina de Negocios. Todas  empresas a las que les interesa el país.
Cuando dicho magistrado tenga que fallar, qué intereses cree que privilegiará?, lo que nos lleva la siguiente pregunta: ¿Somos o no somos ignorantes?, calculo que cada uno tendrá su propia respuesta.

Ricardo Luis Mascheroni

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario