Feb 6 2009
867 lecturas

Ciencia y Tecnología

India promete computadoras a US$ 20, pero dudan

Gonzalo Tarrués

El asunto comenzó cuando Negroponte en Estados Unidos –el gurú informático, no el del Departamento de Estado– lanzó el proyecto de una portátil para cada niño a un precio estimado en 100 dólares.  Y ahora el gobierno indio asegura que en unos seis meses las fabricará para venderlas a US$ 20. Pero, la verdad, nada es seguro.

 

La pequeña computadora, XO-2, la de Negroponte, salió de los tableros de diseño del Instituto de Tecnología de Massachusetts con un costo de US$ 200, bastante menos, empero, que los sobre US$ 1.200 de las más baratas disponibles en el mercado.

Expertos estadounidenses aseguran que no se puede fabricar una computadora portátil con una inversión menor a los 100 dólares en materiales –y eso siempre y cuando se fabriquen en número suficiente para abaratar todos los costos del proceso–. Nicolás Negroponte piensa que en breve su modelo OLPC será ensamblada a un precio de 75 dólares.

India, que se ha convertido en un polo de desarrollo informático –en hardware ("fierros") y en software (programas)– rebajó el costo de su proyecto de computadoras de 100 dólares por la que aprece en el horizonte como la mayor amenaza a la industria comercial: veinte dólares, precio de venta. En materia de abaratar los indios se lastraen: Tata Motors vende automóviles "con todos los chiches" a 1.200 dólares –lo que costaban los modelos de Detroit hace 60 o más años, cuando el dólar rugía.

Niños y campesinos, por qué

Con más de mil millones de habitantes, India –el segundo país más poblado de la Tierra– debe resolver la brutal ecuación planeada por la dicotomía resultante de su desarrollo tecno-industrial-militar y la recurrente pobreza de la mayor parte de sus habitantes, muchos de los cuales viven todavía en el mundo pre industrial. Una forma relativamente económica y rápida de lograrlo es brindar a la población, en especial a los niños y sectores rurales, acceso a las tecnologías de la información.

No sólo el aparato –la computadora u ordenador– debe estar al alcance los más pobres, además debe ser sólido, de bajo consumo energético y poderse conectar a la red vía inalámbrica.

No se trata de un asunto de caridad, solidaridad o ética social; se trata de responder con urgencia a los desafíos del futuro inmediato, haya o no crisis, y de que esa respuesta debe al menos ser dirigida y supervisada, si no controlada, por el Estado
(algo que los diseños de políticas sociales y educativas vigentes impulsadas la generalidad de los gobiernos de América Latina no sólo no consideran, sino cuyas elites rechazan)
en el entendimiento de que son los Estados –por la acción de los sucesivos gobernantes– y no las corporaciones privadas quienes  pueden planificar a mediano y largo plazo lo que se da en llamar "proyectos-país" y no quedarse en meros cálculos de ganancias.

Hechos, rumores

La computadora se origina en el Instituto Indio de Ciencias, con sede en Bangalore, y el Instituto Indio de Tecnología de Chennai.  La portátil contará con Wi-Fi, LAN, dos "gigas" de memoria RAM, expandibles, y podría operar con apenas dos vatios de potencia. No usará un sistema operativo comercial (lo que elimina Windows, Mac OS y las versiones más comunes a la venta de Linux).

Hace unos meses el rumor era que el ministro de Recursos Humanos indio, Arjun Singh, mostraría el primer prototipo a comienzos de febrero. Lo que no sucedió. Lo develado en la ciudad de Tirupati fue el proyecto en proceso.

Analistas y comunicadores vinculados a la industria –o simplemente escépticos– afirman que ese ingenio portátil no existe ni existirá, que lo que lo que sí se ha desarrollado es un adminículo semejante a un "pendrive" o un MP3, dispositivo que únicamente puede almacenar datos disponibles en la red, accesibles a las personas siempre y cuando esté en línea –conectado– a un computador.

Otros analistas consideran que se traa de un computador común vendido a precio gracias a un generoso subsidio gubernamental –que no saldría al mercado mundial–. Recuerdan el proyecto taiwanés de un "netbook", cuyo precio no baja de los US$ 300.

La revista Forbes (www.forbes.com) en su sección tecnología, en cambio, toma en serio el proyecto indio, señalando que es "un nuevo dolor de cabeza para Apple, Dell y colegas: el plan indio de construir una ‘laptop’ de US$ 10 podría no estar an lejos como ellos creen". E  informa que fabricantes de semiconductores e institutos de cienca y tecnología indios están sólo a "unos meses" de poder presentar a Sakshat, que es el nombre de la portátil. Agrega la revista de negocios estadounidense que el precio de venta será de veinte dólares al comienzo y que luego bajaría a la mitad.

Las imágenes, de archivo, no corresponden al proyecto indio

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario