Abr 7 2012
987 lecturas

Despacito por las piedras

Inesperada y preocupante “declaración” de Obama

Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, emitió el pasado 16 de marzo una “Declaración” publicada ese mismo día en el sitio oficial del gobierno estadounidense. Dicha “declaración” autoriza al Presidente norteamericano a disponer de “todo” en nombre del “Estado de Preparación de Recursos para la Defensa en caso de Emergencia Nacional”. Cabe una aclaración sobre el concepto de “Declaración”, en realidad se trata de una “Orden” fundada en una Ley de Producción para la Defensa, dictada durante el gobierno de Harry Truman en 1950.

Las primeras advertencias sobre la importancia de esta disposición presidencial fueron hechas públicas, en nuestro país, por el sociólogo Atilio Borón. La llamada “prensa nacional” (porque se edita en Buenos Aires) muy preocupada por los vaivenes de Graciela Alfano, la próxima reaparición del show de Marcelo Tinelli y la carrera en el circuito callejero de Buenos Aires, no tuvo espacio para ocuparse de este tema.
En la introducción de esta “Declaración” queda establecido que Obama lo hace “Por la autoridad investida en mí como Presidente por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos de América (…) y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, se ordena de la siguiente manera”. A renglón seguido se establece la posibilidad que prácticamente todos los recursos existentes en los Estados Unidos puedan ser puestos a disposición del gobierno para su uso en caso de “Emergencia Nacional”. Alimentos, medicina, producción industrial, transportes, movimiento de personas, energía, agua, fertilizantes pasan a ser cuestiones sobre las que el Presidente podrá elegir el momento de usar estas facultades. Controlando y disponiendo sobre la producción, distribución o destino de cada uno de estos recursos, bienes o derechos. El hecho que los principios de la propiedad privada y la libertad de movimiento cedan ante la posibilidad de una decisión presidencial no es una cuestión despreciable, en medio de los riesgos de guerra, la crisis mundial y el agotamiento de los paradigmas del capitalismo actual.
Si desentrañamos el ¿porqué ahora? De esta fabulosa concentración de poder también podríamos saber las razones por las cuales se omitió ponerla al debate del propio Congreso de los Estados Unidos.
Habrá que ver si esta medida tiene algo que ver con el reciente acuerdo entre Obama y el premier inglés, David Cameron, por el cual Inglaterra liberará reservas petroleras. ¿Será solamente para evitar una suba del petróleo? ¿tendrá algo que ver con la crisis norteamericana? ¿será previsión de una eventual enfrentamiento bélico?
En síntesis la gran duda consiste en saber si la principal razón de esta “orden” de Obama, responde a necesidades internas o es el aviso de un futuro conflicto armado.
Hay que recordar que hace algunas semanas los funcionarios israelíes advirtieron al Jefe de Estado Mayor de los Estados Unidos que avisarían a ese país solo con 12 horas de anticipación del ataque que harán a Irán. El tiempo dirá si se trata de una bravuconada o del aviso que la cuenta regresiva de la guerra con Irán ya ha comenzado.

Juan Guahán

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario