Jul 20 2014
1366 lecturas

Sociedad

Investigando el mundo turbio de la Fifa

Todo el mundo sabía en Rio durante el Mundial que, si estabas dispuesto a llevar 2.000 o hasta 3.000 reales (660 o hasta 1.300 euros) en tu cartera en las calles de Rio de Janeiro y, ademas, correr el riesgo de ser detenido por compra ilicita, encontraríais en el puente que cruzaba la Avenida Maracaná en frente del famoso estadio a chicos dedicados a la reventa.

‚ÄúNosotros pagar√©mos lo que sea‚ÄĚ, me dijo un hincha chileno horas antes de que un centenar de sus compatriotas , desesperados porque no llegaban a pagar lo que se pedia, irrumpieron en la sala de prensa del estadio e intentaron entrar a la fuerza para ver a su selecci√≥n ganar a Espa√Īa.

Lo que los aficionados quizás no supieran es que empresas socios de la Fifa -bajo la polémica presidencia del suizo Sepp Blatter- pueden ser el origen de algunas de las entradas que acaban vendiéndose en el mercado negro por precios desorbitados . Sería demasiado para la paz interior de cualquier hincha que se haya quedado fuera del Maracaná buscando un bar donde ver el partido imaginarse que los amigos y familiares de Blatter , ejecutivos de empresas socios de la Fifa seleccionadas por sus relacionas más o menos endogámicas con el presidente, pudieran estar detrás de parte del mercado ilegal de reventa.

Pero el periodista de investigaci√≥n brit√°nico Andrew Jennings, autor del nuevo libro electr√≥nico Omert√†: Sepp Blatter‚Äôs FIFA Organised Crime Family cree que es lo habitual en las turbias estrategias comerciales de la federaci√≥n internacional de f√ļtbol .‚ÄúLa reventa de entradas del mundial ocurre de forma habitual; es uno de los esc√°ndalos mas grandes del f√ļtbol ‚ÄĚ , dijo en una entrevista mantenida esta semana desde su residencia en Londres. ‚ÄúBlatter quiere que creas que , cuando ellos (las agencias oficiales de venta de la Fifa) no est√°n vendiendo las entradas , est√°n vigilando para aplastar toda actividad en el mercado negro‚ÄĚ, afirma en su libro. Pero la realidad es radicalmente distinta, dice Jennings. ‚ÄúUn tipo de la reventa me dijo que hasta el 40% de las entradas que llegan al mercado negro salen de la puerta trasera de la Fifa: me qued√© de piedra; hab√≠a pensado quiz√°s el 10%‚ÄĚ, afirma. La red internacional de reventa de paquetes de entradas del Mundial de Brasil investigada por el fiscal de Rio de Janeiro, Marcos Kac , con la presunta involucraci√≥n de ejecutivos de la empresa oficial de distribuci√≥n de entradas VIP, puede ser otro ejemplo..

Jennings sostiene en su nuevo libro que Blatter ha creado una organizaci√≥n cuasi criminal en la Fifa con el fin de aferrarse en el poder, basada en sobornos, evasi√≥n fiscal, y un reguero de irregularidades en la comercializaci√≥n de los mundiales. ‚ÄúHice investigaciones sobre la mafia siciliana en los a√Īos ochenta , luego empec√© a olisquear en la Fifa en los a√Īos noventa y en el 2000 me di cuenta de que hab√≠a vuelto a la cultura oscura de Sicilia y el Omerta‚ÄĚ, afirma en el libro.

A veces las afirmaciones de Jennings -que tiene 71 a√Īos- contra Blatter y la corrupci√≥n en la Fifa son tan fuertes, su seguimiento del tema tan obsesivo, que uno llega a pensar: ‚Äú¬ŅNo ser√° Andrew uno de esos periodistas veteranos brit√°nicos un poco amarillistas, con alguna agenda personal; procedente de una cultura medi√°tica tabloide, m√°s interesada en el tama√Īo del cuerpo del titular que el rigor de la informaci√≥n?‚ÄĚ. O bien uno se pregunta: ‚ÄúSi solo el 20% de lo que dice Andrew es cierto,¬Ņc√≥mo puede ser que Blatter siga siendo presidente de la Fifa, y, encima, a punto de presentarse para su cuarta reelecci√≥n desde asumir la presidencia en 1998?‚ÄĚ En alg√ļn momento Jennings me lleg√≥ a decir: ‚ÄúNo me extra√Īar√≠a que alg√ļn tipo acabase cara abajo flotando cerca de la playa de Ipanema‚ÄĚ. Blatter lo ha tachado de racista por centrar sus investigaciones en representantes africanos y √°rabes de la Fifa cuando Jennings destap√≥ presuntos sobornos por casi cinco millones de euros pagados para respaldar la nominaci√≥n pol√©mica del emirato de Qatar como pa√≠s sede en el 2022.

Pero lo cierto es que, como periodista de investigaci√≥n, Jennings tiene gran pedigr√≠. Fue integrante en los a√Īos sesenta del famoso equipo Insight del Sunday Times, uno de los puntos de referencia del periodismo de investigaci√≥n antes de la llegada de Rupert Murdoch que lo desmantel√≥. Jennings destap√≥, en el programa Panorama de la BBC titulado ‚ÄúLos Sucios Secretos secretos de la Fifa‚ÄĚ emitido en el 2010, el esc√°ndalo en el cual el ex presidente brasile√Īo de la Fifa Joao Havelange y su yerno y ex miembro de comit√© ejecutivo de la federaci√≥n Ricardo Teixeira se hab√≠an embolsado millones de d√≥lares en sobornos.br mundial boletos

Ambos se vieron forzados a dimitir. Muchos activistas del movimiento de protesta en Brasil, as√≠ como analistas independientes del mundo del f√ļtbol , me han hablado de Jennings en t√©rminos elogiosos , consider√°ndolo como un periodista de referencia en la complicada b√ļsqueda de la verdad sobre Fifa y un apoyo clave en un pa√≠s con menos libertad de prensa que el Reino Unido. ‚ÄúYo tengo el 100% de respeto por Jennings por todo lo que ha hecho en la lucha contra Fifa‚ÄĚ, escribe en el prefacio del libro, Rom√°rio , el ex futbolista , ahora figura destacada de la campa√Īa contra la Fifa en Brasil , y candidato al senado.

(Dos pistas para entender por qu√© el agresivo periodismo de investigaci√≥n de Jennings contra la Fifa y sus clientes corporativos resulta tan ‚Äúextremo‚ÄĚ, tan diferente de lo que se suele ver en los medios convencionales. Uno , cuando yo publiqu√© un art√≠culo hace unos meses sobre el nepotismo y la evasi√≥n fiscal de la empresa del sobrino de Blatter, que tiene tratos multimillonarios con la Fifa, La Vanguardia recibi√≥ varias cartas amenazantes. Dos: las grandes empresas anunciantes saben tratarnos bien a los informadores )

Tras una serie de esc√°ndalos ‚Äď muchos de ellos destapados por Jennings- la FIFA se percibe en amplios segmentos de la opinion p√ļblica en Brasil como una organizaci√≥n corrupta, plagada de nepotismo que ha convertido el Mundial en un evento hecho a la medida de la elite corporativa global. El √©xito relativo de la organizaci√≥n del Mundial y la ausencia hasta al fecha de protestas no ha mejorado la imagen de la Fifa en las calles de Rio o Sao Paulo

En este contexto hay que entender la investigaci√≥n del fiscal Kac sobre una red internacional de reventa de entradas del Mundial que ha involucrado a la distribuidora oficial de la Fifa de los paquetes VIP de entradas y servicios auxiliares de elite , Match Hospitality . En una de las 9.000 conversaciones telef√≥nicas intervenidas por la polic√≠a brasile√Īa en su investigaci√≥n sobre la reventa de miles de entradas del Mundial, Ray Whelan, representante brit√°nico de esta empresa trat√≥ de vender 24 entradas con servicios de lujo auxiliares al empresario franco argelino Lamine Fofana . El precio total: 600.000 d√≥lares. Fofana -afincado en Dubai- es uno de los principales implicados, seg√ļn la investigaci√≥n de Kac, en un negocio multi millonario de reventa ilegal de entradas.

En en los pr√≥ximos d√≠as, La Vanguardia, edici√≥n impresa, explicar√° m√°s sobre esta investigaci√≥n de la fiscal√≠a brasile√Īa. Presentaremos la acusaci√≥n y la defensa de Match Hospitality y la Fifa. Es imposible saber exactamente qu√© pas√≥ y el fiscal tardar√° mucho tiempo en repasar las miles de llamadas.. Pero cualquiera que sea el resultado,el caso ya ilustra tres aspectos de la pol√©mica gesti√≥n de Sepp Blatter que ha levantado tantas ampollas en Brasil:

br mundial blatter y putin1) La elitiza√ßao del Mundial y el f√ļtbol en general (conversi√≥n de un deporte popular en un negocio de elite) : Los paquetes de entradas para suites privadas en los estadios del Mundial que Whelan intentaba revender (legalmente o ilegalmente) a Fofana, seg√ļn la conversaci√≥n intervenida, tienen un precio oficial de hasta 100.000 d√≥lares por persona.

En alguna casos, los paquetes corporativos comercializados por Match Hospitality, que ofrece la suite privada Bossa Nova en el Maracan√°, ‚Äúcon top chef, interiorismo de los mejores dise√Īadores brasile√Īos y azafatas multiling√ľes,‚ÄĚ cuestan 2,3 millones de d√≥lares para hasta 19 personas . Sus clientes son ‚Äúlos tipos con las grandes carteras del mundo corporativo; puedes verlos all√≠ arriba en cada estadio disfrutando las mejores vistas, champan y catering excelente en sus palcos de VIP‚ÄĚ, afirma Jennings en su libro.

En este contexto, hay que entender la rabia que se sinti√≥ en Rio cuando el estadio Maracana fue privatizado para el Mundial y su gesti√≥n licitada al empresario multi millonario Eike Batista. El marketing de lujo de Match Hospitality no puede estar mas lejos de la filosof√≠a de Mario Filho el impulsor de la construcci√≥n del Maracana en los a√Īos cuarenta . , ‚ÄúEl Maracana fue creado tal y como quiso Filho como un estadio para todas las clases; la mayor√≠a para gente pobre‚ÄĚ dijo Comit√™ Popular Rio Copa e Olimp√≠adas . ‚ÄúAhora es para la elite‚ÄĚ. La construcci√≥n de doce nuevos estadios por un coste superior a 3.000 millones de d√≥lares (2.500 millones de euros) ten√≠a como fin crear estadios equipados para este nuevo reparto de espacio elitista entre grader√≠as y √°reas reservadas para clientes corporativos.

2) El nepotismo de la Fifa La investigaci√≥n del fiscal brasile√Īo pone de manifiesto otra vez el nepotismo end√©mico en la Fifa y sus empresas clientes. Match Hospitality fue creada por dos hermanos mexicanos afincados en Manchester (Inglaterra), Jaime y Enrique Byrom estrechos amigos de Sepp Blatter, precisamente con el fin de hacerse con los lucrativos contratos de distribuci√≥n de entradas de elite para la Fifa. La empresa matriz de Match Hospitality se llama Byrom y tiene cuatro miembros de la familia Byrom entre los nueve integrantes de su equipo directivo . El sobrino de Blatter Philippe, preside Infront Sport & Media uno de los principales accionistas de Match Hospitality.br mundial match hospitality

3) La evasi√≥n fiscal de la Fifa Segun el fiscal Kac, a partir de las indagaciones en el mercado negro de entradas, se abrir√°n lineas de investigacion sobre el blanqueo de dinero y evasi√≥n fiscal a escla internacional. Quizas el fiscal puede mirar la cuentta bancaria de los hermans Byrom en el centro offshore de la Isla de Man (o la otra cuenta en Sotogrande, un resort de lujo en Cadiz, Espa√Īa) . O , la predilecci√≥n de todas las empresas vinculadas con Blatter por establecerse en Suiza. La mism√≠sima Fifa tiene su sede en en Zurich , aprovechando generosas exenciones fiscales. La empresa del sobrino de Blatter , cliente de la Fifa y accionista de Match Hospitality, tiene su sede fiscal en Zug, el paraiso fiscal mas notorio de todos los cantones suizos.

‚ÄúLa Fifa ha aprovechado las condiciones muy genersoas en Suiza para ONGs y entidades sin √°nimo de lucro y ahora que Suiza empieza a controlar mas de cerca a esta clase de organizaci√≥n, la Fifa esta trasnformandose en una mutlinacional para utilizar la ingenier√≠a fiscal de todas grandes corporaciones multinacionales ‚ÄĚ, me dijo Mark Pieth ,experto en derecho y responsabilidad corporativa de la unversidad de Basileo que ha liderado una comisi√≥n sobre la reforma de la Fifa. Habr√≠a que a√Īadir que varias de las grandes multinacionales patrocinadoras que han inundado muestras pantallas de televisi√≥n nlas ultimas semanas de masas de fans apasionados de cara pintada patrioticaemtne para vender hamburguesas de McDonalds , cerveza Budweiser y coches Hyundai, son responsables de sistemas de ingenier√≠a fiscal global para reducir su factura tributaria que ahora la Fifa trata de imitar. La sede europea de Johnson & Johnson , por ejemplo, no est√° lejos de Infront Sports & Media de Philippe Blatter en el pueblecito alpino de ‚Ķ.Zug.

Y por si ahorrar impuestos en Suiza no fuese sufuciente la Fifa logr√≥ exenciones fiscales en sus operaciones en Brasil por valor de 1.000 millones de reales (unos 330 millones de euros) pese a que el Mundial de Brasil haya resultado un negocio redondo para la federaci√≥n. . Se calcula que la federaci√≥n ingresar√° unos 10.000 millones de reales , unos 3.300 millones de euros gracias al Mundial en Brasil Si se incluyen los impuestos que deber√≠an haber pagado los patrocinadores corporativos , tal y como calcula la ONG espa√Īol Inspiraction, habr√≠a que a√Īadir otros 400 millones de euros a los ingresos perdidos para el estado brasile√Īo.

Fuente: http://blogs.lavanguardia.com/diario-itinerante/?p=323

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario