Dic 16 2011
334 lecturas

Política

Irak: Deje su arma antes de salir

En octubre de 2010, el Departamento de Defensa estadounidense anunció un segundo paquete militar por 4.200 millones de dólares, que incluyó 18 aviones de combate F-16 y misiles aire-aire Sidewinder AIM-9, junto a bombas guiadas por láser y equipos de resonancia.

El Departamento de Defensa dijo que el paquete de armas convertiría a Iraq en un "socio más valioso" y apoyaría las "necesidades legítimas" de ese país.

Pero Estados Unidos también tiene una agenda oculta en armar a las fuerzas iraquíes para que constituyeran un contrapeso frente la influencia de Irán, país ahora cercano al gobierno de Al Maliki.

Durante el régimen de Saddam Hussein, la fuerza aérea, el ejército y la marina fueron equipados principalmente con helicópteros Aerospatiale y Mi-17, y tanques de guerra T-55 y T-72.

Pero el número de efectivos iraquíes cayó de unos 900.000 soldados durante el gobierno de Saddam Hussein a los actuales 250.000.

Gracias a los crecientes ingresos del petróleo, Bagdad se encuentra ahora en condiciones de completar la construcción de sus fuerzas.

Según las últimas cifras del Servicio de Investigación del Congreso estadounidense, las compras totales de armas de Iraq entre 2002 y 2005 sumaron unos 8.100 millones de dólares.

Estados Unidos fue el primer proveedor, con unos 5.200 millones de dólares.

Darling dijo a IPS que gran parte de esas ventas fueron hechas con créditos del Fondo del Pentágono para las Fuerzas de Seguridad Iraquíes (ISFF).

Esos recursos fueron empleados para comprar equipamientos, construir infraestructura, realizar entrenamientos y mantener a las fuerzas iraquíes, la guardia fronteriza, la policía y los servicios de inteligencia.

Entre 2005 y 2011, el Pentágono volcó unos 20.600 millones de dólares en el ISFF.

Cuando las instituciones estatales iraquíes comenzaron a tomar forma y el gobierno central bajo Al Maliki creció en confianza (y los cofres del Estado empezaron a recibir los ingresos del sector energético), más órdenes fueron hechas al FMS. Solo en 2008 hubo pedidos por unos 16.000 millones de dólares en diversos equipos, construcción de infraestructura y servicios.

Darling citó informes en los medios iraquíes señalando que nuevas órdenes podrían llegar a los 26.000 millones de dólares.

Dijo que las fuerzas iraquíes tenían previsto su reconstrucción en tres fases: 2006-2010, 2011-2015, y 2016-2020.

La primera etapa tiene el objetivo de incrementar las filas, la segunda de obtener equipos y la tercera de discernir otras necesidades.

"Proyectamos que Iraq sea uno de los principales mercados en Medio Oriente, detrás de Arabia Saudita, junto a Israel, Irán y Emiratos", pronosticó Darling.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario