May 27 2006
383 lecturas

Opinión

Isaac Bigio. – GLOSAS DE AMÉRICA Y EL MUNDO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Montenegro. Yugoslavia, la Unión Soviética y Checoslovaquia habían sido las tres federaciones de repúblicas socialistas de Europa oriental. En 1991 1993, todas sus 23 repúblicas componentes –menos una, Montenegro– proclaman su independencia.

Así todas ellas buscaban romper con la planificación socialista multinacional para abrirse a la inversión privada y al mercado mundial.

La única que faltaba hacerlo era la menos poblada y étnicamente más similar a su confederado: Macedonia, cuyos 650,000 habitantes comparten en su mayoría la lengua y fe serbias.

La Unión Europea estaba dispuesta a aceptar la secesión de Montenegro sólo si en el referendo del 21-05-06 el Sí obtenía un 55% de los votos. Por apenas 1,600 votos los independentistas superaron ello.

Montenegro piensa que así podrá acercarse más a la UE. Serbia, una de las repúblicas post-socialistas que menos quiso abrirse a Occidente, sufre su quinta ruptura, se queda sin salida al mar y ahora debe prepararse, pues Kosovo buscará legalizar su independencia.

¿Qué hacer con Irán?. Desde el punto de vista militar Irán es más peligroso que lo que fue Saddam. Los ayatolas sí tienen armas de destrucción masiva (ADM), sí llaman a arrasar a Israel y no tienen ninguna oposición armada interna.

A pesar de que Bush quisiera evitar que Teherán se dote de armas nucleares, no puede invadirles. Un ataque contra Irán generaría más hostilidad de parte de Rusia, China, la UE y la mayoría de la opinión pública mundial. Irán podría reaccionar con bombas humanas en Occidente y ADM en la región.

Lo más grave es que EEUU necesita a Irán para estabilizar Afganistán e Iraq haciendo que los levantiscos chiítas de allí acepten cogobernar con los aliados de Wáshington.

La dureza de Bush contra Ahmadineyad lo convierte en héroe nacional. A nivel internacional crea como reacción el alza de un nuevo nacionalismo petrolero desde Rusia hasta Venezuela.

Mientras los europeos quisieran ir desafilando sin tanta amenaza a Irán buscando levantar a sus sectores liberalizantes, Bush e Israel están presionados hacia una opción más dura.

La diplomacia chavista. Tiene dos caras. La amable la muestra con el viaje de Chávez a Londres y el de su vicepresidente Rangel a Haití. Ellos ofrecen gas y petróleo barato o donado para los más pobres o pagado a largo plazo y con bajos intereses.

El pago puede ser hecho con trueque de productos que Venezuela requiera. Así Chávez también busca influir en Preval apenas jure como presidente haitiano y en el alcalde londinense (el rojo Ken).

La dura la muestra a Lima. Chávez quiere que un aliado suyo gane la presidencia y por eso ataca fuertemente a sus tres principales escollos (Flores, García y Toledo). Esto produce que el embajador peruano se retire de Caracas.

Si García obtiene la presidencia, él quisiese conseguir inversiones de EEUU y Europa, convirtiéndose en una cabecera continental anti-chavista. Si Humala lo derrota, Venezuela garantizaría el abaratamiento de los hidrocarburos y la compra de ciertas exportaciones peruanas.

Chávez y Blair. El presidente venezolano no vio en Inglaterra a Blair o a cualquiera de sus ministros, pero sí a los líderes del ala izquierda de su Partido Laborista. El quiso:

1) Intervenir en la crisis del laborismo potenciando a su sector socialista contra Blair;

2) Crear con Londres (cuyo alcalde es el laborista “rojo” Livinsgtone) un Tratado de Comercio de los Pueblos como el efectuado con Bolivia y Cuba;

3) Influir para que Gran Bretaña no ataque a Irán.

Blair y Chávez son los únicos mandatarios socialistas occidentales que vienen siendo reelectos desde los noventas, aunque ambos hoy lideran campos contrapuestos en la izquierda mundial.

Mientras Blair gira al centro, abandona todo socialismo, incentiva privatizaciones y se alía a Bush, Chávez se torna más rojo, crea más beneficios sociales, hace nacionalizaciones y ataca a Bush de genocida.

Bajan Bush y Blair. Blair y Bush han conmemorado tres años de haber proclamado su victoria en Iraq sin mucha pompa. Esto por tres razones:

1) Iraq es cada vez más inestable (en el último mes el gobierno reconoce que sólo en Bagdad se han producido unos 1,100 asesinatos).

2) Su principal aliado europeo en dicha invasión (Berlusconi) acaba de perder el premierato ante Prodi, quien plantea retirar las tropas italianas de Iraq.

3) Blair y Bush se desploman en las encuestas. Blair cayó al 26% de apoyo, la cifra más baja que jamás haya tenido un premier laborista, y Bush al 31%, un bajón sólo superado por Nixon y Carter cuando agonizaban en el poder.

Mientras en España e Italia los mandatarios belicistas fueron reemplazados por quienes se opusieron a la guerra iraquí, en Wáshington y Londres los nuevos recambios no serán palomos.

En EEUU, la candidata opositora en ascenso –Hillary Clinton– puede hacer la guerra a Irán. En Reino Unido los conservadores –más pro guerra que Blair– crecen, mientras que el Premier podría dejar su puesto a su tesorero Brown, quien secundó la invasión.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario

May 4 2006
390 lecturas

Política

Isaac Bigio. – GLOSAS DE AMÉRICA Y EL MUNDO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

TRÍO HAYISTA

Londres. Los tres principales partidos latinoamericanos que siguen el ideario de Haya de la Torre son el APRA del Perú, AD de Venezuela y el PLN de Costa Rica.
Chávez, si bien puede reivindicar al primer Haya, concibe que sus seguidores son socialdemócratas “ladrones” y “vendidos al imperialismo”.

En 1992 él se levantó contra el gobierno de Pérez de AD. Cuando él llegó al poder en 1999, los hayistas acababan de perder Costa Rica y los peruanos se encontraban con pocos votos. Sin embargo, las presidenciales de Costa Rica fueron ganadas por los hayistas, mientras que García encabeza las preferencias para el balotaje peruano.

Chávez teme que si Lima y San José coordinaran buscarían triangular en Caracas, potenciando a Pérez, quien llama a derrocarlo violentamente. Esto explica la tremenda importancia que Chávez le da a impedir el triunfo de Alan García –incluso llegando a amenazar con romper relaciones si ello ocurre– y a jugarse todo a nada por Ollanta.

DÚO DINÁMICO

Chávez y Morales están en una dinámica de tratar de influir lo más que puedan en las elecciones que Colombia y Perú tendrán en cuatro semanas. Dicho dúo concibe que es vital torpedear el TLC que ambos países han suscrito con Estados Unidos. Sus recientes cuestionamientos a la CAN y la creación del TCP, así como las reformas que ambos han lanzado el 1º de mayo –de derechos laborales en Venezuela y de nacionalización del gas en Bolivia– buscan izquierdizar a los electores de ambas naciones.

En Colombia, Gaviria viene creciendo pero es improbable que impida la reelección de Uribe. En Perú, Humala se levantó inicialmente asociándose a dicho dúo, que quisiera que él gane radicalizando su mensaje y demostrando que él sí se enfrentará a EEUU y nacionalizará, para así poder conquistar una supuesta mayoría sedienta de salidas radicales.

No obstante, Ollanta cree que es mejor mantenerles cierta distancia, pues así cree que podría ganar al centro.

1º DE MAYO

Este 1º de Mayo pasará a la historia por dos hechos. Uno es que en Bolivia Morales ha nacionalizado los hidrocarburos. Tanto esta medida como la reciente conformación del Tratado de Comercio de los Pueblos con Venezuela y Cuba buscan incentivar una ola izquierdizante que le permita al MAS boliviano ganar las elecciones constituyentes del 2 de julio y también impulsar a las candidaturas de Humala y Gaviria en las presidenciales de Perú y Colombia. Otro es que en EEUU se han realizado masivas marchas, bloqueos y huelgas demandando la legalización de 12 millones de indocumentados.

La derecha latinoamericana, si bien puede acusar a Morales de estar ahuyentando a la inversión privada, en EEUU bien puede haber estado cooperando con la izquierda en promover la protesta hispana. El que los 40 a 50 millones de latinos puedan convertirse en ciudadanos de EEUU es algo que beneficia a los empresarios latinoamericanos al generarles potenciales consumidores, remitentes de divisas y socios comerciales o políticos.

CHÁVEZ CONTRA GARCÍA

El duelo García-Chávez incomoda a un Humala que ha querido girar al centro. Chávez decidió salirse de la CAN apenas se enteró de los resultados peruanos. Quiere provocar para que el balotaje peruano se transforme en un referendo acerca del TLC.

García y Chávez ven que el escenario peruano se viene pareciendo al que tuvo Costa Rica, donde el socialdemócrata hayista pro-TLC Arias ganó 41% a 40% al nacionalista anti-TLC Solís. Cuando García ataca a Chávez de loco quiere ganar al 35% que antes votó por candidatos a su derecha, erigiéndose como la única alternativa que podría evitar que el Perú siga la senda venezolana.

Cuando Chávez ataca a García de pro-imperialista y pide que Humala gane para sacar al Perú del TLC, él está buscando que Ollanta no se le escapa de sus manos y que no siga la ruta de Ortiz, quien supuestamente habría perdido por haberse moderado y distanciado de Venezuela, con lo cual no entusiasmó, a muchos electores anti-sistemas, quienes se sumaron a un masivo abstencionismo.

LA COMUNIDAD CAE

La reciente firma del TLC Colombia-EEUU afectó a Bolivia (que perdería el 75% de sus exportaciones de soya, que van a ese país ante la competencia de soya subsidiada norteamericana) y a Venezuela, quien por ello renunció a la Comunidad Andina de Naciones.

La Comunidad Andina de Naciones (CAN), fundada en 1969, sobrevivió a su primera ruptura –cuando Chile en 1976 se salió para abrir su mercado–, pero tal vez caiga cuando Venezuela (y luego Bolivia, si la sigue) se escinda por la razón inversa: cuestionando a los acuerdos de libre comercio bilaterales firmados con EEUU por parte de Perú y Colombia.

Los dos extremos geográficos de la CAN (Bolivia y Venezuela) ahora se asocian con Cuba, mientras Perú y Colombia dicen que su prioridad es el TLC con Washington, y Ecuador se encuentra al medio, aunque más inclinado hacia sus vecinos.

La cancelación de la CAN podría acabar partiendo a Sudamérica entre su costa pacífica (Chile, Perú, Ecuador y Colombia) más cercana a EEUU, mientras el resto buscaría hacer del Mercosur un bloque económico autónomo que también negocie con la UE, Japón, China y Rusia.

LA LUZ DE LUCIO

Hace un año Lucio Gutiérrez fue echado de la presidencia ecuatoriana por un levantamiento popular. Su rápido ascenso y caída es algo que los Humala han estado estudiando, pues ellos se sublevaron en octubre del 2000, nueve meses después de que Lucio lideró un golpe nacionalista y pro indio.

Para las elecciones del 2002, Gutiérrez improvisó un partido que antes de ser fogueado y depurado ganó la primera vuelta con el 20% y la segunda con el 58%. Mas Lucio primero enajenó a sus bases izquierdistas al aceptar la dolarización y el TLC, y luego rompió con sus nuevos socios conservadores, quienes acabaron desplomándolo.

Ollanta comparte con Lucio similares orígenes, una meteórica carrera electoral y un nacionalismo pragmático que, si bien inicialmente se mostraba pro Chávez, paralelamente abría sus puertas a la derecha nacionalista.

Si Ollanta conquistase el gobierno haciendo transacciones con la derecha, la izquierda podría volver a seguir la luz de Lucio y ser aquél –y no Lourdes– quien podría no culminar su mandato.

ELIZABETH II

La reina inglesa cumple 80 años mientras el monarca de Nepal debe renunciar a su absolutismo, tratando evitar así el ser depuesto por una revolución popular.

Los Windsor británicos han sobrevivido como la casa real más poderosa del planeta sabiendo adaptarse a los cambios. Su monarquía brinda más libertades que la mayoría de las repúblicas, e incluso ha permitido gobiernos socialistas.

En 1926, cuando Elizabeth II nació, Inglaterra fue estremecida por su mayor huelga minera, cuyas secuelas llevarían después a que los laboristas nacionalizaran varias minas y empresas.

El Primer Ministro que más ha gobernado durante su reinado fue otra mujer –Thatcher–, quien desarticuló a los mineros y dio paso a las recetas privatizadoras que se aplicarían globalmente.

Durante la niñez de la reina su familia gobernaba a un cuarto del mundo y su imperio ultramarino era el mayor de la historia. Hoy el Reino Unido se ha reducido al uno por cientod e la humanidad y su economía ha quedado sobrepasada por las de, al menos, tres países que antes ocupó.

HUNGRÍA – PERÚ

¿Se acuerdan los limeños de los buses acordonados Ikarus, los mayores que hayan circulado en Lima? Fueron importados por el velasquismo desde la Hungría comunista.

Por extraña coincidencia, Perú y Hungría tuvieron su primera ronda electoral el mismo día, 9 de abril, y en dichos comicios quedaron bien parados los sucesores de ambos regímenes.

Los socialistas húngaros y los velasquistas peruanos son hoy distintos a lo que fueron hace tres décadas. Ambos hoy cuestionan su pasado dictatorial y estatizante, y reivindican a la democracia multipartidaria y al mercado.

Mientras los primeros se han reconvertido completamente al capitalismo, están en el gobierno que fomenta la inversión privada y siguen la ruta pro EEUU de Blair; los segundos recién aparecen en la escena debutando con un discurso antisistema y antiTLC.

Si en Perú la derecha es liberal y la oposición zurda es nacionalista, en Hungría ocurre lo inverso: los socialistas son los pro libre empresa y la oposición derechista (FIDESZ) está formada por nacionalistas populistas que cuestionan a empresas grandes y extranjeras.

————————————–
foto

* Analista internacional. Escribe desde Londres para la prensa peruana.
Estas glosas se publicaron originalmente en el diario
El Correo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario