Oct 18 2006
237 lecturas

Política

Italia otra vez. – EL OTRO SABOR, EL OTRO SENTIDO DE LA COMIDA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(Cocina Popular): …Luego quedó constituido el Centro de Estudios de la Cocina Popular, con sede en Massenzatico –Reggio Emilia–, gracias a la disponibilidad de los compañeros locales, que como primera actividad editaron un libro con las actas del convenio (Editorial Zero in Condotta, Milano, 2005). Siguieron otras dos actividades, el convenio sobre Vrebeldes y otra grande, dos días sobre alimento y literatura Cocina literaria. Mesa proletaria y narrativa social. Esta alcanzó un éxito muy grande, y se creó el sitio-web: Cocina Popular.

El centro de estudios se autofinancia y está abierto a todos, contra la lógica comercial relacionada con el alimento y el vino. Se busca la forma de concretar los proyectos. La idea ha gustado mucho, tanto que compañeros de otras regiones de Italia han preguntado si se puede usar el nombre para realizar actividades similares y, de esa manera, ir creando una red amplia incluida en el programa del centro de estudios.

foto
Es un proyecto ideado por los anarquistas y gestionado sobre bases libertarias –asamblea, rotación en los cargos, sin líder, autofinanciación–, pero que incluye a muchas personas y grupos no anarquistas de la izquierda italiana. Se trata de un proyecto cultural, pero que, obviamente, también es político, por lo que se quiere hacer.

El encuentro de la Cocina Popular tuvo lugar en Massenzatico, en la tierra de Camillo Prampolini, porque allí se construyó, en 1893, la primera Casa del Pueblo italiana. En ese lugar mágico, donde materialmente se concretó la reunión, nuestras hermanas y hermanos del pasado colocaron ladrillo por ladrillo para edificar el primer espacio de transformación social del movimiento obrero y campesino.

Y la elección del Teatro Artigiano de Massenzatico no se hizo al azar. Este teatro fue construido y reformado sobre los cimientos de la que fue la Casa del Pueblo, la primera en irradiar un futuro de igualdad y libertad, fraternidad. De aquella Casa del Pueblo partieron las indicaciones para todo el movimiento de emancipación social tendiente a transformar las bases de la sociedad en sentido horizontal y solidario, donde obreros, campesinos y explotados actuaran directamente en primera persona en la construcción de otra sociedad.

La vuelta al pasado es necesaria para comprender el futuro más cercano, y la tentación de formular preguntas a la historia en ese lugar tan significativo fue fortísima. Inclusive en esta región, para poder preguntar y preguntarnos acercar de los temas de nuestra historia, de la de nuestros progenitores, de nuestras abuelas y abuelos, nos acercamos a Massenzatico.

En efecto, hemos vivido juntos, tantos de nosotros, una jornada inolvidable de reflexión y comparación de la cocina social, que tanto contribuyó a la formación de espíritus rebeldes que animaron desde un principio en el movimiento obrero, los sueños de libertad e igualdad.

foto
¿Están presentes en toda Italia, o es una iniciativa de una región italiana como Reggio Emilia?

–El centro de estudios está en Reggio Emilia, pero la red se está extendiendo hacia otras localidades italianas.

¿Qué actividades han promovido últimamente?

–Junio de 2006: Convenio Cocina literaria. Mesa proletaria narrativa social; en este momento estamos realizando los actos de esta actividad y preparando algunos datos para los próximos meses, desgustaciones, acuerdos con hosterías, y productores para crear una red de productos y lugares a precios económicos pero de alta calidad y sustentabilidad.

El “logo” lo hizo un artista anarquista? Es muy bonita la imagen. ¡Felicitaciones! (risas)

–Los logos, para nosotros son bellísimos y muy apropiados, tanto el del primer convenio, que luego se transformó en el logo del centro de estudios, como el segundo fueron realizados por el artista romano Pablo Echaurren –fundador del proyecto al inicio–, muy famoso y considerado en Italia y en el mundo. Parte de la historia del logo es muy linda. También el logo del evento y ahora sede del centro de estudios, es una historia bella e interesante.

El logo: tenedor en alto y tenedor con puño cerrado, una cinta roja los une; banderas rojas y banderas rojinegras flameando por la vitalidad. Imágenes y signos que anticiparon el clima y la relación de un encuentro hecho con sentido de comunidad y mezcla , donde todos/as se sintieron incluidos/as en la casa grande del pueblo.

Gustó tanto el manifiesto realizado por Pablo Echaurren, artista en libertad y, en especial, artista de la libertad, capaz de interpretar los sueños y los deseos del movimiento como ningún otro, “manifiesto que ojalá todos intentaran buscarlo para que sea el ícono nuevo de un socialismo antiguo”.

¿Además de las actas del convenio, cuál es su contenido del libro? ¿Recetas, consejos?

–Incluye recetas (que integraban el informe del convenio); una poesía inédita de Luigi Veronelli; intervenciones de la cocinera rojinegra (de la formación del Centro de Estudios de la Cocina del Pueblo); las comunicaciones presentadas por algunos productores/participantes de este proyecto, acerca de hierbas extinctas, viñedos rebeldes, producciones enogastronómicas radicales y sustentables…

¿Producen su propio vino? ¿Qué otros productos piensan “comercializar”?

–El centro de estudios no produce ni comercializa nada enogastronómico, pero estamos intentando crear una red entre productores, distribuidores, restaurantes, locales y consumidores, siguiendo los principios expresados en el convenio.

foto
Una curiosidad, ¿el Lambrusco” es el mejor vino italiano?

–Nosotros no juzgamos la calidad del gusto. El Lambrusco es un vino particular, fino, pese a que ahora no se lo considera de calidad y se le adjudica escaso valor. Sin embargo, por sus características peculiares, en el Lambrusco encontramos que desde tiempos antiguos ha sido un vino rebelde, ingobernable. Además de poseer una multiplicidad de funciones: la clásica de amalgamar nuestra cocina, tranquilizante para los niños y, en especial, la de ser un ingrediente de bautismo laico que se realiza desde tiempos antiguos sustituyendo al agua bendita: el Lambrusco como desprecio del poder esclesiástico…

Observo que utilizan mucho la expresión “cocina social”. ¿A qué se refieren exactamente?

–A la cocina de los pobres, de los proletarios, a sus alimentos, a los lugares donde se consumen: lugares de trabajo, sindicatos, casas del pueblo, centros sociales. También nos referimos al recetario popular formado sobre la base de la “escasez” con los productos de la tierra. Por lo que este redescubrimiento se origina tanto por el objetivo de la investigación, cuanto por la necesidad de retornar a los orígenes de la cocina popular, para volver a proponer los alimentos y la cultura y el cultivo del movimiento obrero y campesino.

¿Podrían explicar mejor la expresión lo “revolucionario es la calidad”?

–En la actualidad el concepto guía no es la calidad, sino la ganancia y la explotación. Son necesarias entonces tantas revoluciones: política, enogastronómica, de estilo de vida, cultural, de consumo, etc. Revolución significa movimiento, evolución, vida. Y si se realiza en el sentido libertario, estaremos en el camino justo.

¿El vegetarianismo forma parte también del proyecto?

–Si, pese a que en nuestra tierra está muy difundido el uso de grasas animales en la cocina, por razones de sostenimiento físico por el trabajo y territorial/cultural.

foto
¿Cucine del Popolo es también un proyecto contra la alimentación industrial, la de los transgénicos, verdad?

–En efecto, y propone un redescubrimiento de los alimentos de la cocina social y por consiguiente por lo general nutritiva y saludable, desvinculada de la lógica comercial, donde prevalece la diversidad, la riqueza de la tierra, a diferencia de los alimentos industriales que explotan y dominan la Naturaleza con ánimo de lucro.

Qué piensan de esta frase: “La salud es subversiva porque no da ganancias”

–En el papel es cierto, porque en la realidad la salud es parte del mecanismo económico y productivo, siendo un negocio de grandes dimensiones, y por lo tanto contra la riqueza alimentaria y territorial.

¿Algo más que quieran decir?

–Estamos preparando un convenio internacional sobre “La Cocina de la Revolución” con estudiosos y huéspedes de todo el mundo.

“Aceptamos colaboraciones de los compañeros para el proyecto, aunque sea solo para realizar las traducciones de los materiales del Centro de Estudios y del sito web en otras lenguas”. La revolución será un almuerzo de gala!

–¡Gracias, suerte y ánimo en el proyecto!

——————————————

* Agencia de Noticias Anarquista. Traducción de Alicia Zárate.
www.alasbarricadas.org

Centro Studi Cucine Del Popolo.

info@cucinedelpopolo.org

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario