Ene 23 2007
618 lecturas

Sociedad

IV encuentro. – INTELECTUALES Y ARTISTAS POR LA HUMANIDAD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Mesa I
EN DEFENSA DE LA SOLIDARIDAD Y LA INTEGRACION DE LOS PUEBLOS

La l贸gica del sistema capitalista no s贸lo implica y constituye la causa fundamental de la explotaci贸n y miseria de los pueblos, sino que en la fase senil en que se encuentra el capitalismo sus fuerzas destructivas se han tornado superiores a sus fuerzas productivas, amenazando con interrumpir el proceso evolutivo de la vida humana sobre la tierra.

La vocaci贸n imperialista del capitalismo surgi贸 desde el momento mismo de su nacimiento. La guerra permanente se mostr贸, desde los inicios de la constituci贸n de un mercado mundial, como un rasgo del capitalismo, esencial para su reproducci贸n no s贸lo en las regiones del centro del sistema, durante las fases de lucha entre las potencias por la hegemon铆a, sino tambi茅n en las sociedades perif茅ricas. Hoy en d铆a, esa guerra permanente se traduce en la mundializaci贸n de la violencia imperialista y en el estado de excepci贸n generalizado, justificados mediante la ideolog铆a de la llamada lucha contra el terrorismo.

En consecuencia la construcci贸n de alternativas al sistema capitalista se impone hoy como cuesti贸n de vida o muerte para la especie humana y para el planeta mismo. En la construcci贸n de tales alternativas, los siguientes aspectos se presentan como problemas y como posibilidades de acci贸n.

Pluralidad de diagn贸sticos

Se subray贸 la gravedad de la crisis del ecosistema y se consider贸 que la izquierda no ha digerido bien la magnitud de esta problem谩tica, ni en la teor铆a ni en la pr谩ctica. Es necesario reconocer que la seguridad del ser humano est谩 铆ntimamente ligada a la seguridad de su medio ambiente. La erosi贸n de la biodiversidad se ve amenazada tambi茅n por la negaci贸n y la erosi贸n gradual de la diversidad cultural. El uso de los pa铆ses del Sur y en general de cualquier territorio como dep贸sito de los deshechos t贸xicos producidos por las sociedades del Norte es una pr谩ctica criminal en la que convergen diferentes dimensiones de la dominaci贸n: el ecocidio, el racismo y la discriminaci贸n cultural adem谩s del clasismo.

2. La negaci贸n de la diversidad cultural se interpret贸, por una parte, como expresi贸n de la l贸gica del desarrollo del sistema capitalista y, por la otra, como expresi贸n de la raz贸n imperialista de una modernidad incapaz de reconocer al otro en su diferencia. M谩s all谩 de la l贸gica de la ganancia est谩 la raz贸n de la vida en sus m煤ltiples expresiones culturales, insertas en el presente pero al mismo tiempo enraizadas en la memoria de los pueblos. Frente al monopolio de la raz贸n de Occidente, las cosmolog铆as y los saberes populares son fuentes leg铆timas de un nuevo imaginario pol铆tico para la liberaci贸n.

3. La crisis actual del sistema capitalista globalizado coincide con el fin del gran ciclo del patriarcado, con el reconocimiento de la visi贸n femenina del mundo y con el protagonismo de la mujer como actor 茅tico y pol铆tico crucial de nuestro tiempo.

4. Vivimos en un clima ideol贸gico controlado mayormente por la derecha, la cual ha entendido las ventajas de la hegemon铆a cultural. Una de las caracter铆sticas m谩s sobresalientes de esta hegemon铆a es la tecnolog铆a pol铆tica para la producci贸n de un electorado pasivo. La izquierda debe avanzar en la masificaci贸n de un pensamiento contrahegem贸nico y militante; de ah铆 la urgencia del compromiso de los intelectuales en la articulaci贸n de la cr铆tica te贸rica y la pr谩ctica transformadora con y desde el pueblo.

Propuestas para la construcci贸n de alternativas

1. Es necesario combatir el proyecto del imperialismo colectivo de la tr铆ada (Estados Unidos, Europa y Jap贸n) y de su l铆der estadounidense de controlar militarmente el planeta, puesto que este combate constituye una condici贸n indispensable para la construcci贸n de un mundo mejor. Las agresiones de los Estados Unidos y de sus aliados europeos e israelitas contra el L铆bano, Irak y Afganist谩n, la ocupaci贸n ilegal y genocida de Palestina por Israel, as铆 como las amenazas a la integridad de otros pa铆ses de la regi贸n, no s贸lo deben ser condenadas sino que tambi茅n debemos apoyar activamente a los pueblos v铆ctimas de estos ataques en sus luchas por la liberaci贸n. Asimismo, nos solidarizamos con las luchas de los pueblos de Venezuela, Cuba y Bolivia, hoy tambi茅n hostigados por el imperialismo. Las guerras preventivas dirigidas por los Estados Unidos no conciernen 煤nicamente a los pueblos sometidos, sino que constituyen un reto para todos quienes luchamos por un mundo mejor.

2. La globalizaci贸n de los mercados financieros y las corporaciones transnacionales ha devastado las vidas de millones de personas en decenas de pa铆ses de Latino Am茅rica, 隆frica y Asia. Instituciones dominadas por las grandes potencias como el Banco Mundial, el FMI y la OMC, han sistem谩ticamente organizado la violencia econ贸mica contra naciones y pueblos. Las reglas de los sistemas internacionales tienen que basarse en la solidaridad y la cooperaci贸n. La protecci贸n de los bienes p煤blicos globales (los bosques, el agua, el clima, los suelos) tiene que ser una prioridad internacional.

3. Un programa m铆nimo para enfrentar al imperio debe contemplar la desprivatizaci贸n de la naturaleza, la cultura y el conocimiento, la movilizaci贸n a favor del desmantelamiento de las armas de destrucci贸n masiva a escala global y la reactivaci贸n, en el corto plazo, del estado de bienestar social.

4. Rechazamos la hipocres铆a del discurso estadounidense sobre el desarme nuclear cuando condena exclusivamente a Corea del Norte mientras tolera la amenaza que significa el arsenal at贸mico de Israel y el resto de las potencias nucleares. Asimismo, proponemos la implementaci贸n inmediata de un plan de desarme global que contemple el desmantelamiento de todos y cada uno de los arsenales nucleares existentes; empezando por el de Estados Unidos, el 煤nico pa铆s que ha utilizado armas nucleares contra grupos humanos.

5. La capacidad destructiva del capitalismo no puede ser atenuada debido a la crisis de acumulaci贸n generadora del pensamiento 煤nico y las pol铆ticas neoliberales, por lo que las alternativas no pueden ser otras que socialismo o barbarie. De ah铆 la urgencia de la organizaci贸n y la acci贸n pol铆tica clasista para superar la fragmentaci贸n que amenaza a los trabajadores como sujetos del cambio revolucionario; reconociendo al mismo tiempo que una cr铆tica a la sociedad de clases capitalista debe considerar otros aspectos de la dominaci贸n, irreductibles a la explicaci贸n clasista.

6. Asimismo, la racionalidad binaria de la modernidad debe ser trascendida puesto que los callejones sin salida en los que se encuentra atrapado el capitalismo globalizado en los 谩mbitos ecol贸gico, econ贸mico, pol铆tico, militar y cultural, nos colocan hoy ante una encrucijada hist贸rica. Esta encrucijada obliga a la especie a escoger entre la devastaci贸n irreversible del ser humano y de la tierra o la construcci贸n de una nueva civilizaci贸n ecol贸gicamente sustentable, equitativa, participativa, pac铆fica y plural.

7. Reconocemos que hay diferentes formas de resistencia contra el capitalismo, especialmente al nivel de las bases. En consecuencia, convocamos a una convergencia de la unidad de las luchas populares con la reivindicaci贸n de la diversidad y, en definitiva, a un universalismo nacido del di谩logo entre civilizaciones.

8. Acometer un trabajo jur铆dico cr铆tico de las nuevas legislaciones (abolici贸n del habeas corpus, aceptaci贸n de la tortura y de prisiones secretas, etc.) que reducen tanto los derechos c铆vicos como los derechos de los pueblos, proponiendo orientaciones nuevas, lo que podr铆a realizarse v铆a la Liga Internacional para los derechos y la Liberaci贸n de los pueblos en Ginebra.

Mesa II
EN DEFENSA DE LA PARTICIPACI脫N POPULAR

En el capitalismo no s贸lo no es posible una democracia aut茅ntica en virtud de las desigualdades consustanciales de este sistema, sino que tambi茅n la mundializaci贸n capitalista neoliberal ha provocado una crisis del sistema de representaci贸n y de los partidos pol铆ticos dentro de lo que podr铆a ser considerada como 铆democracia tutelada卯 o 芦democracia acotada禄.

脡sta consiste en un desgaste o deterioro de la credibilidad, legitimidad y representaci贸n de los procesos electorales debido a que los poderes f谩cticos, los medios de comunicaci贸n, los grupos corporativos transnacionales, el crimen organizado, en complicidad con los propios partidos pol铆ticos han vaciado de contenido a esa democracia representativa, y se han convertido en los hechos en los 铆grandes electores卯, imponiendo candidatos que les garanticen la protecci贸n y reproducci贸n del modelo neoliberal y sus condiciones de saqueo y superexplotaci贸n de las clases trabajadoras.

En la democracia tutelada que propicia el capitalismo neoliberal, las izquierdas pueden perder toda capacidad contestataria y transformadora al ser incapaces de sustraerse a la l贸gica del poder capitalista, dada la efectividad de 茅ste para cooptar dirigentes. En algunos casos, incluso, los partidos de izquierda asumen un papel de legitimaci贸n de sistemas pol铆ticos basados en la desigualdad y explotaci贸n capitalistas.

Los planteamientos presentados sobre distintas situaciones concretas en Am茅rica Latina y 隆frica, nos llevan a considerar la necesidad de proponer una nueva definici贸n del concepto de participaci贸n popular. En la b煤squeda de esta definici贸n debe tenerse presente que para caracterizar una verdadera participaci贸n popular, democr谩tica y justa, es necesario considerar c贸mo se construye de manera real dicha participaci贸n en relaci贸n a :

Las relaciones de poder
C贸mo se construyen socialmente los sujetos de participaci贸n
C贸mo inciden los aspectos culturales que dan cuenta de lo diverso en dicha construcci贸n, y, finalmente,
Cu谩les son los factores coadyuvantes en tales construcciones sociales y c贸mo inciden en ella, v.g,. la educaci贸n en todos sus niveles y tipos.

La mesa ha cre铆do pertinente, as铆mismo, enfatizar que la participaci贸n popular es una condici贸n necesaria para promover la construcci贸n de un nuevo mundo posible y necesario, en donde no s贸lo se respeten sino que se promuevan y legitimen las diferencias. Las diferencias no deben ser tenidas como problem谩ticas y por tanto invisibilizadas, ya que tales acciones tienden a comprometer la fortaleza del proyecto com煤n, el nuevo sentido de lo nacional, distinto al Estado burgu茅s moderno.

La falta de participaci贸n conduce a pr谩cticas y procesos de exclusi贸n, y esta 煤ltima conduce a la violencia. La carencia de participaci贸n lleva a la frustraci贸n, al desencanto, a la falta de autoconfianza y autoestima y puede propiciar la aparici贸n de pr谩cticas autodestructivas.

En tal sentido, asumimos el concepto de autonom铆a, como autodeterminaci贸n, como principio rector de la participaci贸n popular. 鈥ta se debe fundamentar en la construcci贸n de un poder aut贸nomo desde abajo: como una forma de control y de ejercicio del poder de todos y todas, a partir de una participaci贸n activa y protag贸nica en todas las esferas del gobierno y la sociedad.

De all铆 la necesidad de que los movimientos act煤en en funci贸n de los principios de 铆mandar obedeciendo卯, revocabilidad del mandato, el gobernar como servicio, convencer y no vencer, rotaci贸n permanente de l铆deres y todos aquellos mecanismos que eviten el desarrollo de los estamentos burocr谩ticos y la profesionalizaci贸n de la pol铆tica.

De igual manera, se ha considerado que la concientizaci贸n y organizaci贸n del poder de la ciudadan铆a, de las etnias, pueblos, trabajadores/as, empleados/as, maestros/as, estudiantes, t茅cnicos/as, profesionales e intelectuales constituye el 煤nico camino que le queda a la Humanidad para sobrevivir.

El empoderamiento de los sujetos aut贸nomos pasa por una permanente concientizaci贸n de las condiciones en las que viven y luchan, insistiendo en la interculturalidad, la perspectiva de g茅nero y la permanente superaci贸n de toda carga racista, sexista o clasista que impongan los sistemas de dominaci贸n.

Se consider贸, sin embargo, que no existe un modelo a seguir, ya que cada experiencia parte de sus condiciones hist贸ricas y nacionales concretas, y es en ellas que se efect煤an las transformaciones sociales.

Partiendo del concepto de cultura como la forma de ser y de existir de un pueblo, como el patrimonio colectivo de la especie humana para su desarrollo y sustentaci贸n, se consider贸 que la batalla cultural, la lucha de las ideas, es la tarea esencial de los y las intelectuales y artistas. El t茅rmino intelectual se emplea aqu铆 en su significado m谩s amplio y gramsciano, en cuanto a su papel como cr铆tico/a del poder y de los sistemas de dominaci贸n.

En consecuencia, la mesa propone:

Incorporar a la Red esta nueva concepci贸n de participaci贸n, en las diferentes actividades que ella realiza y practica.

Promover un reconocimiento de la diversidad cultural, a trav茅s de la incorporaci贸n en los eventos de la Red de m谩s participantes africanos, asi谩ticos y afrodescendientes de Am茅rica Latina y el Caribe.

Dado que la Red de intelectuales y artistas en defensa de humanidad podr铆a conformar una red de redes que ayudar铆a a estructurar un tejido socio-cultural y pol铆tico, en donde se encuentren y reencuentren los distintos y diferentes sectores sociales, la mesa ha cre铆do importante ampliar el campo de acci贸n de la red, no s贸lo con la agregaci贸n num茅rica de nuevas redes, sino tambi茅n con la incorporaci贸n de nuevos sujetos sociales. En tal sentido, debe propiciarse su articulaci贸n con otras redes tem谩ticas, como las que organiza el Foro Mundial de Educaci贸n, los movimientos de mujeres, de j贸venes, etc. a los fines de coordinarse, respetando las autonom铆as y especificidades de esos movimientos.

Se subraya la necesidad de que en estas instancias u otras por crear, se cuente con espacios concretos para la articulaci贸n de experiencias y proyectos de formaci贸n ciudadana en pos de la construcci贸n de nuevas formas de participaci贸n y democracia alternativa. En esta l铆nea, merecen una especial atenci贸n los j贸venes como nuevos sujetos pol铆ticos.

Incluir en la agenda del pr贸ximo encuentro el eje tem谩tico de la educaci贸n para la participaci贸n popular, a los fines de aportar a la construcci贸n de una nueva pedagog铆a emancipadora, que sirva de basamento a los procesos de transformaci贸n social

Hacer seguimiento a los resultados de los eventos anteriores de la Red, para valorar su alcance para la participaci贸n popular y la definici贸n de las agendas de los pr贸ximos encuentros.

Propiciar la creaci贸n de organizaciones soberanas de la comunicaci贸n y la educaci贸n, vinculadas a los movimientos populares y a las organizaciones locales, cuyo objetivo sea desmontar los modelos cognitivos instalados en las pr谩cticas sociales, para dar paso a nuevas formas de participaci贸n popular.

Mesa III
EN DEFENSA DE LA VERACIDAD Y LA PLURALIDAD INFORMATIVA

Las empresas de informaci贸n constituyen hoy, junto al poder militar, uno de los instrumentos m谩s poderosos de dominaci贸n planetaria de los grandes centros de poder pol铆tico y econ贸mico. Como tales, se han convertido en un poder f谩ctico capaz incluso de decidir las elecciones en un pa铆s o de derrocar un presidente electo, sin que los gobiernos y pueblos afectados hayan podido encontrar, salvo excepcionalmente como en el caso de Venezuela en el 2002, una manera de contrarrestar eficazmente su acci贸n sobre la sociedad.

En este sentido, sin dispersar esfuerzos y sin desestimar otras formas de lucha, se impone la creaci贸n y fortalecimiento de medios alternativos eficientes, tanto impresos, como audiovisuales y cibern茅ticos que combatan e impidan esta desestabilizaci贸n de los procesos sociales a trav茅s de la acci贸n medi谩tica, den cuenta de la verdad y garanticen la expresi贸n de voces no condicionadas o controladas por esos grandes intereses de poder.

Ante la estrategia trazada por las grandes multinacionales de la informaci贸n para abortar toda posibilidad de crear modelos alternativos de pensamiento y de organizaci贸n de la sociedad distintos al modelo hegem贸nico actual, se hace imprescindible asumir como tarea de primer orden desmontar estos aparatos de manipulaci贸n de la verdad, cuyas acciones van desde la creaci贸n de 铆realidades artificiales卯, como 铆un brote masivo e incontrolable de dengue en Cuba卯, inventado por la televisi贸n italiana, o 铆el peligroso rearme militar de Venezuela y su intenci贸n claramente expansionista en la regi贸n卯, hasta el silenciamiento de la verdadera realidad, como las masivas protestas en M茅xico ante el fraude electoral o la derrota de las fuerzas israel铆es por Hezbollah.

Esto implica la denuncia permanente y el dise帽o de una estrategia contrapuesta que permita apoyar y fortalecer la batalla de las ideas que ha comenzado a librar el Tercer Mundo y, particularmente, Am茅rica Latina, y a la que Europa debe sumarse por su propia supervivencia como tal.

Urge igualmente trabajar por un proceso inteligente de comunicaci贸n y plantear un nuevo modelo de agenda informativa que derroque el poder de los grandes medios. El Estado debe educar a la ciudadan铆a para la decodificaci贸n y relativizaci贸n de la omnipotencia de la cultura de la imagen, ante la cual el espectador es un simple receptor pasivo; en particular, porque es sobre esa relaci贸n monol贸gica que se sustenta el poder de estos monopolios de la informaci贸n.

Concientes, pues, de que los medios de comunicaci贸n, difusores del pensamiento 煤nico, atentan contra el derecho a la informaci贸n y a la libertad de los ciudadanos, proponemos, a este efecto, las siguientes acciones generales:

1. Legislar y aplicar leyes proteccionistas a los contenidos de estas transnacionales de la informaci贸n.

2. Conformar una red comunicacional de difusi贸n de conocimiento y de informaci贸n, capaz de resistir y responder veraz y oportunamente a la manipulaci贸n continua de la verdad por parte del imperio. No mentir es la mejor manera de combatir la mentira.

3. Constituir nuevos aparatos comunicacionales, no solamente alternativos, sino grandes medios de real y efectiva comunicaci贸n. En t茅rminos de emancipaci贸n medi谩tica, Al-Jazira y Telesur constituyen ejemplos a seguir.

4. Exigir el control popular del espectro radioel茅ctrico y fomentar la plurigesti贸n participativa de los medios.

5. Crear un gran aparato de informaci贸n y entretenimiento que pueda hacer frente a la devastaci贸n cultural que viene produciendo en el mundo el cine y la TV estadounidense.

6. A fin de romper los condicionamientos establecidos, trabajar en la creaci贸n de una est茅tica nueva de la comunicaci贸n, lejos de los c谩nones impuestos por las agencias privadas que hasta ahora han regido este proceso.

7. Focalizar la atenci贸n, estimular la cooperaci贸n y acompa脪ar las luchas de los pueblos de Africa, cuya realidad es generalmente invisibilizada por los medios o, abordada de manera deformada.

8. Involucrar de manera m谩s consistente a los intelectuales y organizaciones populares europeas en esta lucha por la defensa de la humanidad, que es la suya propia.

9. Desarrollar una campa脪a mundial contra el uso de los medios como instrumentos de legitimaci贸n de las guerras y a favor de la difusi贸n de la resistencia y lucha de los pueblos en defensa de su soberan铆a.

Estrategias
1. Utilizar listas de difusi贸n para informar a los p煤blicos m谩s amplios posibles: circulaci贸n de art铆culos, an谩lisis y testimonios, en los m谩s diversos formatos, que den cuenta de la diversidad y pluralidad de nuestros pueblos.

2. Confecci贸n de una base de datos con expertos analistas de la situaci贸n de cada pa铆s y/o regi贸n, para ser consultado permanentemente por la red.

3. Hacer un mapa de los medios actualmente a nuestra disposici贸n: radios, TV铆s, peri贸dicos, sitios web, etc., a objeto de no dispersar esfuerzos ni recursos, y mejorar su utilizaci贸n.

4. Organizaci贸n de un equipo de traductores a diferentes idiomas. Dicho equipo ser谩 constituido en la Oficina coordinadora con sede en Caracas y estar谩 a disposici贸n de los diferentes integrantes de la red.

5. Organizaci贸n de giras, debates, intervenci贸n de personas capaces de analizar y difundir el pensamiento cr铆tico y alternativo al mensaje hegem贸nico.

6. Organizaci贸n de an谩lisis cr铆ticos de la manipulaci贸n medi谩tica, capaces de ofrecer respuestas inmediatas a las campa帽as masivas de desinformaci贸n.

7. Coordinaci贸n y apoyo a editoriales y distribuidoras de libros, cine, dvd, y televisi贸n progresista y antiimperialista.

8. Coordinaci贸n y apoyo a los sitios cibern茅ticos, radios y televisiones comunitarias, en su labor de formaci贸n de la ciudadan铆a.

9. Conformaci贸n de un grupo de expertos que asesore sobre el uso de formatos libres de computaci贸n (sofware libre).

10. Dado que en la actualidad, s贸lo las voces de las celebridades (intelectuales, cantautores, actores, m煤sicos, deportistas, etc) logran penetrar parcialmente en esos medios, se hace necesario difundir entre estas personalidades los valores y principios que sustentan esta red en defensa de la humanidad a objeto de que hagan suyo este compromiso.

Mesa IV
EN DEFENSA DE LA SOBERAN脥A Y LA LEGALIDAD INTERNACIONAL

Ante la violaci贸n permanente y p煤blicamente manifiesta de la soberan铆a de los pueblos y el descarado desconocimiento de la legalidad internacional por parte del gobierno de los Estados Unidos y de sus socios europeos, acordamos y convocamos a unificar esfuerzos para llevar a cabo el siguiente plan de acci贸n:

Enviar una delegaci贸n de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad a reunirse con Evo Morales y con la Presidencia de la Asamblea Constituyente para manifestar la solidaridad de este movimiento con el proceso boliviano frente a las amenazas de golpe de Estado, y exhortar a todos y todas las integrantes de la Red a que acompa帽en este proceso en sus respectivos pa铆ses con acciones de denuncia y clarificaci贸n.

Dirigirnos a las organizaciones de los Derechos Humanos en Argentina para solidarizarnos con su exigencia de que aparezca con vida el ciudadano Jorge Julio L贸pez, testigo de cargo en el juicio contra el Comisario Miguel Etchecolaz, acusado de genocidio.

Sugerir a los y las integrantes de la red que realicen acciones de urgencia al regreso a nuestros respectivos pa铆ses, para denunciar las amenazas y acciones de los Estados Unidos contra Corea del Norte.

Repudiar el fraude electoral cometido en M茅xico y la actitud represiva contra los movimientos sociales de Oaxaca y otros estados de esa naci贸n.

Hacer un llamado a los intelectuales de Europa para que presionen a los gobiernos de sus respectivos pa铆ses a fin de que act煤en de una manera independiente de los dictados del imperialismo estadounidense.

Apoyar la creaci贸n de un Tribunal Internacional anti-imperialista permanente que juzgue a los responsables de cr铆menes contra la humanidad. (Tribunal Internacional contra la guerra y el genocidio).

Exigir el retiro inmediato de las tropas estadounidenses y de otros pa铆ses de Irak y Afganist谩n, y el fin de la impunidad de los torturadores y criminales de guerra.

Defender el derecho de Habeas Corpus y llamar a la terminaci贸n de todas las detenciones sin cargos o con cargos falsos por parte de las autoridades estadounidenses, como en el caso de los cinco de Cuba, de un sinn煤mero de inmigrantes 谩rabes, latinoamericanos, africanos y asi谩ticos, detenidos muchos de ellos en c谩rceles desconocidas.

Condenar la legalizaci贸n de la tortura y la proliferaci贸n de las bases militares de Estados Unidos en el Sur.
Crear un equipo de coordinaci贸n y respuesta urgente para responder a las emergencias en nuestros pa铆ses.
Apoyar con acciones las luchas de los inmigrantes en los Estados Unidos, as铆 como acompa脪ar las exigencias de impedir la construcci贸n del muro de la muerte en la frontera mexicana.

Ampliar la campa帽a por la libertad de los cinco cubanos presos en los Estados Unidos y para exigir la extradici贸n de Posada Carriles a Venezuela.

Exigir el cierre inmediato del centro de detenci贸n ilegal en la base militar norteamericana en Guant谩namo, donde los derechos humanos son violados cada d铆a de la manera m谩s brutal, as铆 como la devoluci贸n de este territorio a Cuba.

Crear un portal web que sea un espacio de coordinaci贸n y difusi贸n de informaci贸n y que mejore la visibilidad de la labor de la Red de Redes.

Entre otras acciones a emprender por la Red, solicitar a los pa铆ses que integran el movimiento de los No-Alineados que se haga un llamado al gobierno de los Estados Unidos exigi茅ndole la desclasificaci贸n del anexo secreto del Informe de la llamada Comisi贸n para la asistencia a una Cuba libre, as铆 como el rechazo a la totalidad de ese plan que amenaza potencialmente a todos los pueblos del sur.

Enfatizar la necesidad de incorporar j贸venes a los trabajos de la Red y espec铆ficamente en los eventos.
Realizar un encentro internacional sobre el tema de la emergencia ambiental

Fortalecer a Telesur en nuestros pa铆ses.

Desarrollar talleres y seminarios educativos para promover los principios fundamentales de la defensa de la humanidad y la justicia social. Entre estos temas: Terrorismo y Soberan铆a; Soberan铆a Cultural e Inform谩tica; Socialismo.

Apoyar la celebraci贸n mundial del d铆a Internacional de los Derechos Humanos, el pr贸ximo 10 de diciembre.

OTRAS PROPUESTAS DE ACUERDOS PRESENTADAS EN LA ASAMBLEA PLENARIA

Palestina. Rechazar la permanente agresi贸n al pueblo palestino por parte del gobierno sionista de Israel y solidarizarnos con la lucha de ese pueblo por su derecho a la autodeterminaci贸n y a la constituci贸n del Estado palestino.

Africa. Reconocer y reclamar soluciones justas al problema de la inmigraci贸n de los pa铆ses del sur hacia el norte, en particular de Africa hacia Europa, en tanto las mismas son consecuencia de la miseria provocada en esas latitudes por la explotaci贸n capitalista y las pol铆ticas neoliberales aplicadas por los gobiernos de los pa铆ses desarrollados.

Condenar el genocidio en Darfur y la militarizaci贸n de Ghana por parte de los Estados Unidos.

Promover y proteger la diversidad cultural contra las limitaciones que pretende imponer la OMC.

Colombia. Expresar nuestro apoyo al Acuerdo Humanitario entre el gobierno colombiano y las Farc, que permita, en el tiempo m谩s breve posible, el intercambio de los rehenes, retenidos o secuestrados por la guerrilla, por los guerrilleros presos en las c谩rceles de Colombia y de los Estados Unidos; as铆 como expresar nuestra confianza en que este acuerdo sea el inicio de la soluci贸n de un conflicto armado de naturaleza pol铆tica y de ra铆ces socioecon贸micas.

Exigir el respeto al valor sagrado de la vida y el cese de toda forma de violencia contra pueblos y comunidades de parte de todos los grupos armados que operan en Colombia, oficiales o no-oficiales.
Demandar el cese inmediato de las fumigaciones en las comunidades ind铆genas y campesinas de Colombia, y promover un debate amplio sobre el narcotr谩fico, el capital financiero que genera y los estragos que produce en los pueblos afectados por esta actividad.

Medios de Comunicaci贸n.Promover una campa帽a mundial contra el uso de los medios de comunicaci贸n como instrumentos de legitimaci贸n de la guerra.

Exigir el control popular del espectro radioel茅ctrico y la plurigesti贸n de los medios de comunicaci贸n.

Propiciar pol铆ticas y acciones de educaci贸n medi谩tica que alcance a los sectores populares con el objeto de poner fin a la dominaci贸n y manipulaci贸n de la verdad ejercida por las empresas de comunicaci贸n. Al efecto, pueden crearse juegos para computadoras, canciones, art铆culos, portales medi谩ticos, talleres, etc.

Naciones Unidas. Reclamar el fin del derecho de veto de los cinco pa铆ses miembros permanentes del Consejo de Seguridad; privilegio antidemocr谩tico e ileg铆timo de los vencedores de la II Guerra Mundial y que Estados Unidos utiliza para imponer su dominio en el mundo.

Ampliar el Consejo de Seguridad a 55 miembros, proporci贸n que corresponde a la representaci贸n inicial y someter a referendum mundial las decisiones de extrema importancia que afecten al conjunto de la humanidad.

Sumarse al reclamo de que la sede de las Naciones Unidas deje de estar en territorio estadounidense, en tanto este pa铆s ha sido condenado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya por ejercer acciones de terrorismo contra Nicaragua; as铆 como por las restricciones de acceso a su territorio que ha provocado serios incidentes diplom谩ticos.

M茅xico. Declaramos nuestro apoyo a los pueblos hermanos de M茅xico que est谩n siendo agredidos por un Golpe de Estado electoral que rompi贸 el orden constitucional que rige el pa铆s. Llamamos al no reconocimiento del gobierno fraudulentamente electo de Felipe Calder贸n y al reconocimiento de las formas de gobierno que el propio pueblo mexicano se otorga, como la Convenci贸n Democr谩tica Nacional, las juntas de buen gobierno zapatistas y la Asamblea Popular de Oaxaca.

Repudiamos la pol铆tica de represi贸n del Estado mexicano contra San Salvador de Atenco y contra otros pueblos y comunidades mexicanas, y llamamos a la liberaci贸n inmediata de todos los presos pol铆ticos en ese pa铆s, as铆 como la presentaci贸n con vida de los cientos de desaparecidos y el fin de la impunidad.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario