Nov 16 2020
148 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Joe (Biden) & Kamala Harris: la agenda de Davos

A casi dos semanas de los comicios, la distop铆a electoral estadunidense exhibe aristas propias de una rep煤blica bananera y profundiza la crisis m煤ltiple de la democracia liberal, anclada en un bipartidismo cuya dicotom铆a liberalismo vs. conservadurismo m谩s que antagonizar se complementan y combinan para retroalimentar la cultura dominante y reproducir el consenso y, con ello, el sistema de dominaci贸n con sus estructuras y mecanismos.

Todo indica que Donald Trump y el nacional trumpismo, como producto de la descomposici贸n del capitalismo y de la generaci贸n en sus entra帽as del totalitarismo y el neofascismo, va de salida; que la ret贸rica patriotera, populista, chovinista, nativista, machista, negacionista, racista y xen贸foba apoyada en la cultura del miedo del mat贸n de la Oficina Oval, ha sido derrotada.

Como defini贸 el profesor Cornel West, la elecci贸n fue entre el fascistoide de la Casa Blanca y el ala neoliberal del Partido Dem贸crata; entre el peor y el malo (Atilio Bor贸n dixit). El 20 de enero pr贸ximo Joe Biden y Kamala Harris llegar谩n al gobierno a hacer el control de da帽os; pero la naturaleza del sistema seguir谩 intacta. En virtud del pragmatismo que caracteriza la vida pol铆tica en EU, ambos tratar谩n de aplicar correctivos y limar la herencia m谩s extremista del prepotente y peligroso Trump.

Pero no llegar谩n a cambiar el statu quo, sino a reproducir la l贸gica del imperialismo, con su base clasista com煤n 鈥揾oy m谩s elitista y excluyente鈭, la de la plutocracia monop贸lica y financiera (la guerra de clases de Buffett, pero con esteroides), cuyo n煤cleo se resume en la esencia blanca, anglosajona y protestante聽 (white, anglosaxon, protestant).

Como ha se帽alado Biden, dado que el mundo necesita un l铆der y EU debe retomar ese papel, su misi贸n 鈭抍on eje en un credo basado en estereotipos y mitos difundidos en el imaginario popular, como el de la Tierra prometida, el Destino manifiesto鈭 ser谩 regenerar el sistema capitalista, monopolista-estatal, imperialista. Su mensaje ha sido Build back better (Volver a construir mejor), eufemismo para aplicar la agenda salvacionista del great reset y la nueva normalidad de Davos.

Lo que augura un recrudecimiento de la diplomacia de guerra, consustancial al papel de EU como potencia hegem贸nica del capitalismo mundial, desafiado hoy por China en los campos de la producci贸n y las comunicaciones de 5G, y del multilateralismo en Naciones Unidas.

A diferencia de Trump, quien pese a su fama de apocal铆ptico fue el 煤nico presidente de EU que no inici贸 ninguna guerra en d茅cadas, Biden sabe c贸mo hacerlo, ya que durante 40 a帽os en los laberintos del poder en Washington 鈭36 como senador y ocho como vicepresidente de Obama, quien lo apadrin贸 a la presidencia鈭 fue c贸mplice, beneficiario o testigo de los jugosos contratos y concesiones ofrecidas a las corporaciones del complejo militar-industrial.

Uno de los arquitectos claves en la implementaci贸n del Plan Colombia en 1999 (con Clinton), que militariz贸 y paramilitariz贸 a la sociedad de ese pa铆s, con un saldo de 7,4 millones de desplazados y la reconversi贸n de los narcotraficantes en narcoterroristas despu茅s del 11 de septiembre de 2001, con Bush, para justificar el modelo de guerra a las drogas que luego se export贸 a M茅xico durante el gobierno de Felipe Calder贸n.

Proporcion贸 cobertura pol铆tica para la invasi贸n a Irak de George W. Bush con eje en la fake news sobre las armas de destrucci贸n masiva; despu茅s del crash de las hipotecas subprime de 2008 apoy贸 el salvataje concedido por el Tesoro a los banqueros corruptos; como vicepresidente del premio Nobel de la Paz, Obama, el somnoliento Joe (como lo llam贸 Trump) impuls贸 la doctrina de la guerra preventiva de Bush para desatar una guerra civil en Siria y un largo etc茅tera.La Rusia de Putin y el EEUU de Biden: 驴c贸mo ser谩n las relaciones entre las dos potencias? - Sputnik Mundo

Am茅n de que con una renovada ret贸rica propagand铆stica de guerra fr铆a, Biden calific贸 al gobierno de Putin como sistema de cleptocracia autoritario y llam贸 mat贸n al presidente chino Xi Jinping. Y de que con Kamala Harris haya declarado que Venezuela y Cuba son dictaduras, lo que augura la continuaci贸n de la pol铆tica bipartidista de cambio de r茅gimen, misma que seg煤n Obama no funcion贸 durante 60 a帽os con la isla.

Como lo demuestran los millonarios donativos para las campa帽as de Trump, (Mike) Pence, Biden y Harris, los partidos Dem贸crata y Republicano responden a los intereses de los grandes fondos de inversi贸n y las corporaciones, lo cual 鈭抋unque representa a fracciones diferenciadas del gran capital鈭 les imprime una similar identidad clasista. Ambos partidos son administradores del imperio.

La polarizaci贸n en EU no es entre ellos, sino refleja la contradicci贸n antag贸nica b谩sica del sistema capitalista: capital/trabajo; deriva de la desigual distribuci贸n de la riqueza, contradicci贸n que en la coyuntura electoral los aparatos ideol贸gicos y otros mecanismos de control y poder del Estado han ocultado, para imponer la ideolog铆a de la clase dominante.

Kamala Harris llam贸 racista y acosador sexual a Joe Biden...La f贸rmula Biden-Harris fue acu帽ada por los intereses del complejo digital-financiero, por lo que el poder real seguir谩 en manos de BlackRock, Vanguard, State Street; los consorcios digitales ( Big Tech) de los plut贸cratas del Silicon Valley: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft); las grandes compa帽铆as farmac茅uticas y fundaciones privadas como Gates y Wellcome Trust.

La agenda de Davos requiere al d煤o Biden/Harris, no a los ahora disfuncionales Trump/Pence. Y con Larry Fink asesorando a la FED, a partir de enero Washington intentar谩 una nueva revoluci贸n mundial; la instauraci贸n de una distop铆a planetaria sin precedentes.

*聽Periodista, escritor y analista uruguayo-mexicano, columnista de La Jornada de M茅xico

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario