Oct 22 2012
1541 lecturas

Sociedad

Joel Muñoz / La ética del capitalismo en Chile

Carta a los asociados y amigos de la Industria Creativa de Chile A.G.
Queridos amigos:
Circulan entre nosotros y en el medio en el que nos desenvolvemos algunas versiones sobre un hecho que ha afectado a mi empresa Buendía, a mi persona, a mi familia y al equipo de trabajo que la mayoría de ustedes conocen.

 

Con el fin de despejar toda duda, me permito resumirles escuetamente la situación:

 

1.- La empresa PYMER (Sociedad Anónima de Garantía Reciproca) de reciente formación, se acercó a nuestra empresa hace dos años para solicitarnos asesoría en marketing y comunicaciones invitándonos a ser “aliados estratégicos” por al menos 5 años bajo el concepto “aquí todos ganamos”. Cuento que la mayoría de ustedes conocen.
Esta empresa trabajan con respaldo de CORFO y está dirigida a apoyar a las PYMES con la oferta de “mejores condiciones de crédito que los bancos” y “apoyo con plataformas de servicio para su desarrollo”.

 

2.- La petición fue que Buendía cobrara el mínimo (al comienzo) como forma de invertir en esta exitosa alianza de futuro. Fue así como nuestros honorarios promedio no alcanzaron siquiera el 30% de lo que usualmente se cobra en el mercado. Estos ingresos apenas alcanzaron para cubrir costos y pagar honorarios restringidos a todo el equipo (más de 10 personas involucradas con la promesa de esforzarse ahora para ganar después)

 

3.- Durante dos años construimos la plataforma completa márketing y publicidad bajo este compromiso. Además construimos plataformas de márketing y capacitación para sus clientes, plataformas de marketing digital, bases de datos, telemarketing y campañas por correos electrónicos.
Buendía concentró casi el 100% de su atención a este proyecto por su seriedad, magnitud y la proyección que representaba. Invertimos tiempo, dinero, ideas y mucha energía basados en la confianza.
(Todo se encuentra debidamente documentado).

 

4.- Continuamente el cliente comenzó a renegociar o demorar los pagos y cada vez que le pedimos que formalizara el acuerdo a cinco años, no respondió.

 

5.- El cliente ofreció trabajo a Katalin Nemeth (socia de Industria Creativa) quien trabajaba en Buendía. Trabajo que aceptó, aun cuando fue advertida por nosotros en varias ocasiones de que era una operación poco ética.
Bajo la palabra y promesa del cliente y de la propia Katalin Németh de que nada ocurriría con los servicios de Buendía, ya que “no había ninguna duda en la calidad, profesionalismo, cumplimiento y compromiso de Buiendía”, confiamos y aceptamos.
En ese momento el cliente incluso volvió a renegociar los honorarios, rebajándolos aún más, con la excusa de que no había ingresos suficientes.

 

6.- Inmediatamente contratada Katalin Németh, el cliente nos anuncia el cese de nuestros servicios “por falta de plata”, hasta un “nuevo aviso”, rompiendo todo acuerdo inicial, quedándose con todo el trabajo realizado, generando un conflicto humano de grandes proporciones y generando una cuasiquiebra de nuestra pequeña empresa.
En el momento del aviso, nuestra empresa propone al cliente, aún pensando en la honradez de la propuesta de “ser socios estratégicos”, trabajar sin honorarios por unos meses a cambio de formalizar el acuerdo de largo plazo. Propuesta que el cliente ni siquiera considera ni responde.

 

7.- Katalin Németh no se pronunció frente a esta situación, abandona Buendía, se mantiene trabajando en PYMER SAGR lo que significa para mí tomar decisiones personales muy dolorosas e inmediatas que no son del caso comentar aquí, pero que cada cual puede suponer dado el conocimiento que cada uno tiene de mi vida profesional y personal.

 

8.- Estos son los hechos que me han obligado a iniciar todo tipo de iniciativas para enfrentar la defensa de los intereses de Buendía en una obligación que considero ética e irrenunciable. También la considero una experiencia fundamental para aprender todos como Asociación Gremial.

 

Mirando más allá
Más allá de este caso puntual, todos sabemos que estos abusos son corrientes en contra de los creadores, emprendedores y gestores que representa nuestra Asociación Gremial. En nuestros estatutos está la defensa de las ideas y de los derechos de los creadores frecuentemente vulnerados por no existir una legislación que nos proteja adecuadamente.

 

Aprovecho de informarles que durante la semana pasada fuimos convocados por SERCOTEC para defender nuestra postulación al Fondo de Fortalecimiento Gremial y es muy posible que obtengamos recursos que se requieren para implementar mejor nuestra organización, fortalecer servicios legales, de empresarización, comunicación y acceso a proyectos por parte de todos los asociados. Es un paso más para ir ganando en nuestra legítima valorización.

 

En los próximos días haremos el llamado a elecciones con una propuesta de organización futura.

 

Los abraza, muy fraternalmente,
(Firma):
Joel Muñoz
Presidente
Santiago 30 de septiembre, 2012

 

Addenda

Pymer S.A.G.R. se constituyó como Sociedad Anónima de Garantía Recíproca el 22 de diciembre de 2010 en la Cuadragésimo Octava Notaría de Santiago, autorizada por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, según resolución N° 118, el 01 de abril de 2011, e inscrita en el registro de Instituciones de Garantía Recíproca bajo el código 12-2011.

El 25 de agosto de 2011, Corfo acordó el otorgamiento de una Línea de Crédito no rotatorio de UF 250.000 al Fondo de Garantía Chile Pyme, ampliable hasta completar las UF 400.000 cumpliéndose con ciertos requisitos según lo acordado con CORFO, que será administrado por Pymer S.A.G.R.
Adicionalmente, el primer desembolso con cargo a la Línea de Corfo se obtuvo la última semana de diciembre .

El objeto exclusivo de la Sociedad es el otorgamiento de garantías personales a los acreedores de sus beneficiarios, con la finalidad de caucionar obligaciones que ellos contraigan, relacionadas con sus actividades empresariales, productivas, profesionales o comerciales; prestar asesoramiento técnico, económico, legal y financiero a los beneficiarios; administrar los fondos a que se hace referencia en el artículo 33 de la Ley 20.179 y las contragarantías que se hayan rendido a su favor de conformidad con los pactos que se celebren entre las partes; y realizar las demás actividades que se encontraren legalmente comprendidas dentro del giro de las Sociedades Anónimas de Garantía Recíproca y permitidas a éstas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Joel Jesús Muñoz Berríos
    22 octubre 2012 18:59

    Agradezco esta publicación orientada a informar sobre el abuso, la deslealtad y la traición a la palabra empeñada como a las mínimas lealtades humanas. POR ESTO HEMOS LANZADO NUESTRA CAMPAÑA ÉXITOÉTICO dirigido a empresas y líderes que hagan el mejor negocio: la sostenibilidad humana, ambiental y social a través del respeto, la equidad y los valores esenciales para construir futuro.