Jun 7 2018
238 lecturas

Política

Jorge Elbaum: Israel buscó legitimar la anexión de Jerusalén con la selección argentina

 

El partido de fútbol amistoso que la Selección Argentina iba a jugar este sábado ante Israel en Jerusalén, en la previa al Mundial, quedó suspendido luego de la escalada de amenazas, críticas e incluso protestas en la calle, que recibió el capitán Lionel Messi y la delegación argentina, que se encuentra en Barcelona. Para conocer las razones de fondo que se jugaron  en la suspensión del encuentro “amistoso”, conversamos con Jorge Elbaum, sociólogo, periodista y Presidente del Llamamiento Argentino Judío.

-¿Cómo explica las causas de fondo que propiciaron la suspensión del partido entre Argentina e Israel?

-El partido estaba previsto inicialmente para hacerse en Haifa, pero hace alrededor de tres semanas, se cambió la sede sin consultar a la Argentina bajo la propuesta de que sea en Jerusalén. Esta ciudad está actualmente en el foco del debate internacional producto de la reciente mudanza de la embajada de EU a Jerusalén. Y el trasfondo vinculado a esto es que Israel quiso utilizar en forma propagandística un evento deportivo como éste para legitimar la anexión de Jerusalén.

Porque esta ciudad según la ONU es la capital de dos países, aunque el gobierno de Israel pretenda que sólo sea la capital indivisible y única de su país, en contra del derecho internacional. Según la ONU, la parte oriental debía ser la capital de Palestina, y la occidental la de Israel. Considero excelente la determinación que han tomado el cuerpo técnico y los jugadores argentinos de suspender el partido con Israel, y así no sumarse a una campaña propagandística israelí totalmente ajena al deporte.

-¿Cuál es el vínculo entre Mauricio Macri y el primer ministro Benjamín Netanyahu y cómo jugó en este problema? ¿Cómo queda ahora la relación bilateral entre los países?

-Hay que agregar que el vínculo entre Macri y Netanyahu está atravesado por el vínculo con Trump. Son tres de los gobiernos más reaccionarios y que más suscriben a las posiciones belicistas en términos de política internacional, y en términos de política doméstica, especialmente en el caso de Macri y Netanyahu con gobiernos neoliberales. Aunque probablemente el más atrasado de ellos sea Macri porque a diferencia de Netanyahu y de Trump carece de un modelo de desarrollo propio.

En cuanto a las relaciones diplomáticas, éstas son generadas por el gobierno de la derecha argentina que lamentablemente cambió el status quo de la política exterior de la nación que consistía en no entrometerse en el conflicto suscitado en Medio Oriente. Así el gobierno argentino tomó partido a través de la búsqueda de que la selección sí vaya a jugar el partido con Israel, y presionó a la AFA, al cuerpo técnico y a los jugadores. Con esto, puso en evidencia un posicionamiento internacional peligroso para la Argentina.

Peligroso porque lo mismo pasó con Menem, él también impuso un posicionamiento determinado, que propició que se perpetraran dos atentados terroristas terribles que dejaron más de 100 muertos, en el 92 y el 94. Ambos atentados fueron producto de las relaciones carnales y peligrosas que estableció Menem, sumándose a los conflictos del Medio Oriente. Creo que lo más importante de esto es la diplomacia de los pueblos, y el sector israelí que apuesta a la paz que no es mayoritario lamentablemente, pero es quien repudia las políticas anexionistas de colonización y suscriben la necesidad de una paz inmediata para la subsistencia de los pueblos para dos Estados.

-En este contexto, ¿qué rol tuvieron las instituciones judías argentinas?

-Nosotros desde el Llamamiento Argentino-Judío tenemos una posición muy clara con respecto al conflicto en Medio Oriente. Consideramos que tiene que haber una inmediata mesa internacional de paz que exija el retiro de las colonias israelíes en Palestina y que se vuelva a la frontera del 67. Que haya dos pueblos conviviendo en paz. Que haya dos fronteras seguras sin terrorismo, sin fundamentalismo. Y que aquellos sectores tanto israelíes como palestinos que apuesten a la guerra sean controlados por fuerzas internacionales e incluso por la defensa legítima que se pueda establecer por parte de Palestina e Israel.

Al interior de Palestina existen graves dificultades con grupos fundamentalistas como la Yihad Islámica e incluso, desde mi punto de vista, Hamas, que se oponen a la paz de la misma manera que lo hacen los colonos del lado israelí. Por eso, nos encontramos frente una situación que la comunidad internacional debe tomar como prioridad para establecer paz en el mundo. Ahora específicamente de lo argentino judío, nosotros vemos desde siempre con mucha preocupación que la DAIA y la AMIA en realidad tomen una posición de seguidismo frente a cualquier decisión que tomen los gobiernos de Israel sin importar la ideología.

Nosotros como argentino-judíos repudiamos todo lo que tenga que ver con el belicismo y nos preocupan ciertas irrupciones de judeofobia a partir de esta situación. Sabemos que existen sectores antisemitas en Argentina, de la misma manera que existen sectores islamofóbicos. Nosotros luchamos contra toda forma de discriminación. Nos oponemos a que el tema de Israel sea utilizado como una herramienta de odio también hacia los argentinos judíos, incluso porque muchos (entre ellos) repudiamos las políticas belicistas de Israel. Y repudiamos también la posición de la DAIA y AMIA que dicen, hipócritamente, luchar contra toda forma de discriminación y que confunden lo judío con los israelí.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario