Feb 5 2015
1357 lecturas

Pol铆tica

Juez chileno sentencia asesinos de estadounidenses Charles Horman y Frank Teruggi

El juez especial Jorge Zepeda Arancibia sentenci贸 a dos oficiales de inteligencia por el asesinato de los estadounidenses Charles Edmond Horman, periodista de 31 a帽os, y Frank Randall Teruggi Bombatch, estudiante de 24, fusilados en el Estadio Nacional a una semana del golpe que encabez贸 Pinochet.
La sentencia de 276 p谩ginas condena a 7 a帽os al oficial del ej茅rcito Pedro Octavio Espinoza Bravo, quien paga con prisi贸n otros asesinatos, mientras el agente de la fuerza a茅rea Rafael Agust铆n Gonz谩lez Berdugo cumplir谩 dos a帽os de vigilancia policial como c贸mplice en el homicidio de Horman.
La exhaustiva investigaci贸n del juez Zepeda acredit贸 la intervenci贸n directa de EEUU en el golpe a trav茅s de la Operaci贸n Unitas, llevada a cabo en Valpara铆so simult谩neamente con la asonada, pero adem谩s desenmascar贸 la persecuci贸n ordenada por EEUU a los servicios de inteligencia chilenos contra estadounidenses radicados en Chile proclives a Salvador Allende, o simplemente interesados en conocer de cerca y vivir el proceso de revoluci贸n pac铆fica que encabez贸 el jefe de Estado derrocado por EEUU. En el Estadio Nacional hubo hasta 24 estadounidenses detenidos registrados (Horman y Teruggi no fueron anotados), entre hombres y mujeres, incluidos estudiantes, acad茅micos, escritores e incluso dos curas Maryknoll.
Instigadores y encubridores de esta persecuci贸n a ciudadanos estadounidenses fueron sus propios compatriotas Ray Elliots Charles, capit谩n de marina y jefe de la misi贸n militar de EEUU, secundado por el embajador Nathanael Davis. Lejos de proteger a sus conciudadanos, encubrieron asesinatos y detenciones de norteamericanos, adem谩s de proporcionar informaci贸n falsa a familiares como Edmond Horman, el padre de Charles, quien se traslad贸 a Chile a buscar a su hijo.
Ray E. Charles falleci贸 en 2013 en Chile, adonde viv铆a en secreto, amparado por una red de protecci贸n de supra-poderes que le proporcion贸 hasta seis identidades. En 2012 la Corte Suprema acogi贸 la extradici贸n de EEUU solicitada por el juez Zepeda para traerlo a declarar en esta causa, pero el ex militar estadounidense realmente resid铆a en Chile, en un hogar de ancianos de 5 estrellas.
El caso Horman/Teruggi fue abordado en 1982 por la pel铆cula Missing, de Costa Gavras, con Jack Lemmon y Sissy Spacek. Los abogados de esta causa fueron Fabiola Letelier del Solar y Sergio Corval谩n Carrasco, quienes iniciaron este juicio hace 15 a帽os a petici贸n de los familiares de las v铆ctimas Joyce Hamren de Horman, viuda del periodista, y Janis Randall Teruggi Page, hermana del estudiante, despu茅s de fracasar en Estados Unidos un juicio de la familia Horman -boicoteado por las autoridades estadounidenses- contra el entonces Secretario de Estado Henry Kissinger.
Horman y Teruggi fueron secuestrados en sus domicilios por personal uniformado en d铆as diferentes. No fueron registrados como 鈥減risioneros鈥 por la precaria burocracia de la prisi贸n en que fue transformado el Estadio Nacional. Sufrieron crueles torturas y fueron asesinados por fusilamiento al d铆a siguiente de su aprehensi贸n en el mismo coliseo deportivo. Charles Horman, sacado de su domicilio en Av. Vicu帽a Mackenna 4126, San Joaqu铆n, Santiago, fue ejecutado el 18 de septiembre de 1973, d铆a de la independencia. Frank Teruggi, secuestrado en su domicilio de Hern谩n Cort茅s y Pedro de Valdivia, 脩u帽oa, Santiago, fue ejecutado el 22 de septiembre. Siete a帽os de prisi贸n para Espinoza Bravo y dos de vigilancia policial (se supone que en libertad) para Gonz谩lez Verdugo parece poco castigo para estos monstruosos asesinatos. (Verdugo, que primero fungi贸 como 鈥渢estigo鈥 pero el juez Zepeda Zepeda lo sent贸 en el banquillo de los acusados, se cambio legalmente el apellido materno a Berdugo).
La investigaci贸n judicial de este terrible episodio mostr贸 la doble cara de la Embajada de EEUU, que en lugar de proteger a los ciudadanos estadounidenses se dedic贸 a encubrir cr铆menes de lesa humanidad de la dictadura civil militar contra sus connacionales. Por ejemplo, cuando el embajador Nathanael Davis habl贸 con聽 Edmond Horman, el padre de Charles, ya sab铆a que el periodista hab铆a sido fusilado, sin juicio ni derecho a defensa, pero le ocult贸 esa informaci贸n al progenitor y a la familia de la v铆ctima. Despu茅s de m煤ltiples obstrucciones, varias autopsias, sepultaciones y exhumaciones, en abril de 1974 Charles Horman finalmente fue inhumado en el Cementerio Greenwood, de Nueva York. O sea, siete meses despu茅s de su asesinato.
La sentencia de primera instancia de casi 300 p谩ginas fue concluida por el juez Zepeda el 9 de enero 2015, pero tard贸 tres semanas en notificar a cada una de las partes involucradas. Los abogados acusadores Letelier y Corval谩n anunciaron que objetar谩n 鈥渓a irreprochable conducta anterior鈥 concedida a la defensa de Espinoza Bravo, porque este personaje est谩 involucrado en numerosos cr铆menes anteriores al de Horman y Teruggi, en particular los asesinatos de los colaboradores directos de Salvador Allende ejecutados en las primeras horas del golpe c铆vico militar en el recinto militar de Peldehue, despu茅s de su traslado del Palacio de La Moneda al Regimiento Tacna.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario