May 5 2021
134 lecturas

Política

Kamala y Blinken ¿repiten la política de Trump para Latinoamérica?

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris reiteró la consigna de su gobierno de que Estados Unidos está de regreso y destacó este martes que la relación con Latinoamérica va mucho más allá del comercio y, pese a reconocer que a veces es complicada, aseguró que su Gobierno cree en el potencial de la región, en un discurso que obvió la dura represión de Colombia, su principal socio político en la región.

Harris fue una de las ponentes de la 51ª Conferencia anual sobre las Américas, organizada por la Americas Society/Council of the Americas, en la que intervinieron varios miembros de la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden.Foto

Indicó que la respuesta estadounidense a la migración desde Centroamérica y el sur de México se desarrolla bajo su coordinación de manera conjunta no sólo con esos gobiernos, sino con el sector privado, fundaciones y ONGs, y recordó que tiene programada una conversación con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador el próximo viernes, y una visita en persona en junio, para abordar este tema.

«De muchas maneras nuestros destinos están entrelazados, y esto es especialmente cierto con Latinoamérica, uno de nuestros socios comerciales que está creciendo más», señaló la vicepresidenta. Consideró que es «imperativo» promover la democracia y el buen gobierno en la región, así como la prosperidad y la seguridad.

E hizo hincapié en la lucha contra la corrupción en el Triángulo Norte -Guatemala, Honduras y El Salvador-, ya que mientras esta lacra persista, avisó, no es posible el progreso. Dijo que su Administración está centrada en abordar factores como los huracanes, la pandemia, la sequía y la inseguridad alimentaria, así como «las causas de raíz» de la inmigración, como la corrupción, la violencia, la falta de buen gobierno y la pobreza.

Pero por muchos esfuerzos que EU ponga en «frenar la violencia, proporcionar ayuda frente a los desastres, afrontar la inseguridad alimentaria… No haremos ningún progreso significativo si la corrupción persiste en la región», remarcó, aunque se abstuvo de decir quien promueve y financia a los gobiernos corruptos centroamericanos.

EE.UU. reunificará a familias de inmigrantes separadas "lo más rápido" posibleHarris afirmó que la historia ha demostrado que cuando existe la corrupción un paso adelante supone dos pasos atrás, y lanzó una advertencia a El Salvador tras las destituciones de jueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del fiscal general.

«Justo este fin de semana supimos que el Parlamento salvadoreño actuó para socavar la corte de mayor instancia de la nación», comenzó la responsable estadounidense, quien recordó que un Poder Judicial independiente «es crucial» para una democracia sana y una economía fuerte. «Debemos responder», zanjó Harris.

Mientras, el secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas,  se centró en una de sus principales iniciativas, anunciada esta semana, la reunificación de las familias inmigrantes separadas  por el gobierno de  Donald Trump (2017-2021).

Este martes, EU permitió la entrada de cuatro mujeres de México, Guatemala y Honduras, que en su día fueron alejadas de sus hijos en la frontera y deportadas a sus países de origen, para que se puedan reunir con ellos. Mayorkas reiteró que después de estas mujeres habrá más familias y que el gobierno estadounidense reunificará a los inmigrantes «lo más rápido» posible. Ésto es compatible con la aplicación de la ley y el mantenimiento de una frontera segura, añadió.

Antony Blinken llamó a los países de América Latina a defender la democracia frente a los regímenes de Venezuela, Nicaragua y Cuba - InfobaeEl secretario de Estado, Antony Blinken, en un discurso grabado, dijo que la prioridad de la administración Biden es «revitalizar» el apoyo a la democracia, la lucha contra la pandemia y la mejora de las condiciones económicas. Pidió aunar voces para defender la democracia en Latinoamérica y solicitar una reforma electoral en Nicaragua.

También instó al gobierno de Haití a organizar comicios justos y libres para finales de este año, omitió los sucesos en Colombia  y adelantó que su Gobierno seguirá trabajando con los aliados en la región para «aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano y ejercer presión sobre el régimen».

Indicó que aunque EU trabajará como un socio con el resto de los países, aparentemente se reserva el derecho de enjuiciar y castigar a algunos. Al señalar que nuestras democracias están siendo puestas a prueba y que incluso la estadounidense está enfrentando obstáculos, pidió redoblar esfuerzos para cumplir con las normas de la Carta Democrática Interamericana de la OEA.

“Seguiremos promoviendo los derechos humanos del pueblo cubano, incluida la libertad de expresión y reunión”, dijo Blinken,  condenando la represión de los derechos humanos en la isla. Aunque declaró que el gobierno de Biden marca un cambio en la política estadounidense, en el caso de Venezuela y Cuba lo más notable es la continuidad con el gobierno anterior.

Y repitió la misma cantinela del gobierno anterior sobre el gobierno de Nicolás Maduro: «Sus abusos, la corrupción, la mala gestión… han alimentado la crisis humanitaria (en Venezuela) dejando a millones sin nada que comer o sin acceso a asistencia médica que salva vidas, y desplazando a millones.

 

*Economista del Observatorio de Estudios Macroeconómicos (Nueva York), Analista de temas de EU y Europa, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario