Ago 29 2015
462 lecturas

Despacito por las piedras

LA ACTUAL CRISIS CHINA

La actual crisis China viene acompañada de un montón de interrogantes y pone sobre la superficie algunas cuestiones que, de otra manera, serían difíciles de entender.

¿SON PROBLEMAS REALES O PARTE DE UNA ESTRATEGIA?

Los datos que parecen evidentes indican la existencia de una respetable crisis. El freno a un crecimiento que rondaba el 10% anual, la brutal caída de la Bolsa de Valores, parecen consolidar la idea de la crisis. Sin embargo el secretismo de sus planificaciones estratégicas y sobre el sentido de sus decisiones cotidianas, dan pie a la idea que detrás de las últimas medidas hay una planificación destinada a producir fuertes impactos en la economía mundial.

No faltan los analistas que consideran que la actual “crisis” forma parte de un plan destinado a resolver algunos problemas y colocar a China como eje de la economía mundial. Desde este punto de vista las medidas apuntas al logro de algunos, entre ellos se destacan:

Transformarse en la “fábrica del mundo”. Dado que estaban perdiendo competitividad respecto a otros países de la región, confían en superar estos límites, con la devaluación del yuan, para constituirse en fabricantes con los que nadie podrá competir. Eso apuntaría a otros objetivos como lo serían consolidar su presencia en América Latina y África. Tener un arma para negociar con Europa y Estados Unidos. Con Europa para establecer convenios y alianzas que, al precio de no dejarlos fuera del mundo, ganen su amistad. Respecto a los Estados Unidos estas medidas pueden servir para incorporar un elemento más a la presión que les permita profundizar su “invasión” al mercado interno norteamericano. Recordemos que China tiene bastante maniatada a la reacción norteamericana con la acumulación de Bonos del Tesoro Norteamericano que en el caso de ser colocados en el mercado darían por tierra con el dólar. Esta crisis podría llevar a una renegociación financiera global donde el yuan sea aceptado como una moneda base de la economía mundial, junto al dólar. También estarían apuntando, a mediano plazo, a la revalorización del oro. Metal que vienen acumulando aceleradamente.

¡POBRES RICOS!

La reciente crisis en las bolsas de valores de China trajo algunas consecuencias para las grandes fortunas. Van algunos datos: Wang Jianlin -el chino más rico- que entre sus negocios cuenta con el 20% del club español Atlético de Madrid, perdió el lunes pasado 3600 millones de dólares; Jack Ma, el segundo hombre más rico de China, dueño del sitio de compras online Alibaba, perdió mucho menos, en ese mismo día se le diluyeron solo 545 millones de dólares. Otros conocidos empresarios también tuvieron sus pérdidas, las de Bill Gates rondan los 3500 millones de dólares y la del mejicano Carlos Slim 1600 millones de la misma moneda. Estos datos nos dan una idea de los valores que están en juego, pero también demuestran cómo estos grandes números, son eso: grandes números. Se trata de reacomodamientos del sistema económico que solo indirectamente influyen en la economía real.

Juan Guahán

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario