May 18 2012
1723 lecturas

PolíticaSociedad

La “amante” del rey Juan Carlos, “asunto de Estado” en España

La presunta amante del rey Juan Carlos de Borbón, la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, se ha convertido en “asunto de Estado” en España tras la proliferación de publicaciones y comentarios periodísticos sobre las reiteradas y públicas infidelidades del monarca.

El origen de la polémica fue la cacería de elefantes en Botsuana, en abril pasado, en la que además de ser fotografiado con quien los medios de comunicación llaman “su amante”, se cayó y se rompió la cadera. Un nuevo escándalo en la casa real, que en los últimos dos años ha despertado la indignación de la sociedad debido a la participación de Iñaki Urdangarin, yerno del rey, en un caso de corrupción.

La princesa alemana Corinna se ha convertido en un personaje más de la vida diaria de los españoles. Todos los medios de comunicación, desde los “serios” hasta los llamados “del corazón” han publicado una serie de fotografías en las que se ve que durante el viaje del rey Juan Carlos a Botsuana siempre estuvo acompañado por esta misteriosa mujer, casada y divorciada en dos ocasiones y a quien la prensa alemana y británica señala como la “amante” del monarca español.

Y a partir de ahí se destapó lo que hasta ahora era un secreto a voces de la intimidad de las dos personas que representan la jefatura del Estado: Juan Carlos y su esposa, Sofía. Y se habló, ya sin tapujos, de que duermen en habitaciones y plantas separadas, que su relación es un simple “contrato” y que toda la leyenda urbana que había en torno a las numerosas infidelidades del monarca son ciertas.

La revista Vanity Fair publica un amplio reportaje sobre la historia y la personalidad de esta misteriosa mujer, a la que algunos califican de “arribista” y otros de “lista, atractiva y divertida. La cita perfecta”. Y además se confirma que, tras el malestar generado en España por esta noticia y por la participación del rey en una cacería de elefantes mientras el país estaba al borde del rescate financiero, el monarca decidió poner fin a esa relación.

En el reportaje de la citada revista se asegura que la presunta amante del monarca nació en Francfort el 28 de enero 1965 y es hija de Finn Bonning Larsen, fallecido en 2009 y quien fue responsable de la aerolínea brasileña Varig en Europa, y de Ingrid Sauer. “Corinna estudió en la Universidad Webstter de Ginebra. Después se trasladó a París, donde conoció a su primer marido, el empresario Philip Adkins, con quien tiene una hija de 20 años. En Londres se casó en 2000 con el príncipe alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein, de quien se divorció en 2005 y con quien tiene un hijo de diez años”.

En la investigación periodística se dan las supuestas razones por las que coincidieron en la cacería el monarca español y la princesa alemana. “Era un viaje de familia y amigos. El empresario sirio Mohamed Eyad Kayali, un hombre muy generoso, nos invitó a todos, incluido el rey. Era, sobre todo, el viaje de dos personas mayores que querían estar en la selva juntos, probablemente por última vez en su vida, hablando frente al fuego, compartiendo experiencias entre los hipopótamos y los leones. Yo estaba allí porque conozco muy bien África y porque Corinna había querido llevar a su hijo pequeño. Tengo una excelente relación con el niño, era la primera vez que él iba a un safari y ella se sentía más segura si yo estaba ahí”, explicó a la revista Adkins, el empresario y primer marido de Corinna.

La revista publica también la opinión que tienen de ella algunas personas que la han conocido de cerca: “Corinna empezó cobrando por la organización de safaris de lujo. Luego, como los conocía, ponía en contacto a algunos de los hombres más poderosos de Estados Unidos, Oriente Medio y Europa. Invitados que desarrollaban allí futuras transacciones. Acabó por cerrar los tratos en los países de origen y llevarse así suculentas comisiones”. O esta otra descripción: “Entre la aristocracia inglesa y alemana se habla de ella desde hace varios años. Siempre se ha comentado que se casó para obtener un título y un pequeño principito”.

En el reportaje también se cita una “fuente del entorno del rey”, que sostiene que “la princesa Corinna lleva muchos años viajando con el rey. Es una especie de asesora”, afirma su amiga Bonnie Young. En el reportaje de portada se publica en exclusiva la explicación del ex marido de Corinna, de sus abogados, de sus enemigos y también de la casa real. Según fuentes del entorno del monarca, éste podría haber cancelado cualquier tipo de relación con ella para frenar la polémica desatada desde la cacería.

Este nuevo escándalo en el seno de la familia real coincidió con la celebración de los 50 años de casados de los monarcas, que decidieron “no celebrar” por razones de agenda. Hoy, ante el cúmulo de publicaciones que dan cuenta de las infidelidades del monarca, los reyes Juan Carlos y Sofía reaparecieron en un acto público, en la entrega de las medallas de oro a las Bellas Artes del Kennedy Center, que también supuso el primer acto público del monarca desde la intervención quirúrgica tras su caída en Botsuana.

*Corresponsal del Periódico La Jornada en España

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario