Jul 24 2016
1375 lecturas

Pol铆tica

La crisis de la democracia en Mercosur: legalidad, confabulaciones y mentiras

 

Mercosur camina tambaleante hacia este fin de mes, cuando Venezuela debiera recibir de Uruguay la presidencia pro t茅mpore del organismo de integraci贸n regional, tal como lo ordenan los estatutos, tratados y reglamentos, pese a la campa帽a del Paraguay y Brasil para impedirlo a toda costa, las confabulaciones en curso y las mentiras. Varios hechos se concatenaron en los 煤ltimos d铆as:

1)聽聽聽聽聽 Tras una fracasada y pol茅mica reuni贸n de los cancilleres de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay en Montevideo, el 11 de julio,聽 Uruguay, a cargo de la presidencia pro t茅mpore, habl贸 de una reuni贸n de cancilleres del grupo para el s谩bado 30 de julio en Montevideo. Se supone que en la reuni贸n se entregar铆a la presidencia pro t茅mpore a Venezuela.

2)聽聽聽聽聽 En un documento transmitido desde Brasilia el 19 de julio, el canciller Jos茅 Serra, inform贸 a la presidencia pro t茅mpore que Brasil no iba a asistir a esa reuni贸n, insistiendo en su posici贸n de alargar los plazos hasta agosto (sin entregar la presidencia a Venezuela, claro).

3)聽聽聽聽 El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa 鈥渙lvid贸鈥 informar de esta negativa brasile帽a a los senadores de su pa铆s, que lo interpelaban, y dijo que el traspaso de la presidencia del Mercosur a Venezuela se negocia de 鈥渕anera discreta鈥, en relaci贸n a la presencia de los representantes de este bloque en la reuni贸n convocada para el 30 de julio en Montevideo. Uruguay se mantiene en la posici贸n de entregar la presidencia pro t茅mpore a Venezuela, Argentina est谩 en una posici贸n colaborativa con la continuidad jur铆dica, 鈥測 con Brasil y聽 Paraguay estamos intercambiando鈥, dijo el ministro tras su reuni贸n con la comisi贸n de Asuntos Internacionales del Senado

4)聽 La nueva embajadora estadounidense en Uruguay, Kelly Keiderling, entr贸 en el ruedo con聽 declaraciones fuera de orden sobre la situaci贸n venezolana,.

Sin dudas, son otras 茅pocas, muy diferentes a la de hace un a帽o, por ejemplo. Esta realidad del Mercosur se desarrolla en medio de un clima 谩spero, con intentos desestabilizadores de alcance continental, con un fuerte giro de restauraci贸n conservadora en Argentina, con un golpe de Estado en marcha en Brasil, con fallos judiciales desestabilizadores en Paraguay , y presiones diversas, internas y externas, para un realineamiento derechista regional聽 con las canciller铆as paraguaya y brasile帽a (pese a su interinato) como caballito de Troya.

uru rodolfo nin novoa

Nin Novoa

Dos mentiras detr谩s de una verdad

La reuni贸n de los cancilleres de Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, fue presentada por la prensa como聽 una 鈥渞euni贸n Cumbre de los socios fundadores del Mercosur鈥. Ciertamente, el canciller uruguayo Nin Novoa complaci贸 la solicitud de su colega paraguayo, quien solicit贸 esta reuni贸n para hablar de la situaci贸n de Venezuela, en el marco del protocolo de Usuhaia. Fue una reuni贸n donde se exclu铆a a Venezuela como Estado Parte, para evaluar la propuesta paraguaya de aplicarle la llamada cl谩usula democr谩tica. Venezuela no fue invitada oficialmente.

Desde el punto de vista del marco legal del Mercosur (Tratado de Asunci贸n y el Protocolo de Ouro Preto), esta reuni贸n estuvo al margen de la ley. En el andamiaje legal y normativo del Mercosur, no existe nada que se le parezca a una reuni贸n de socos fundadores u originarios, coinciden los especialistas.

La canciller venezolana Delcy Rodr铆guez asisti贸 a la misma sin invitaci贸n (lo aclar贸 la noche previa a dirigentes pol铆ticos uruguayos) y agu贸 la conspiraci贸n. Tambi茅n se present贸 el embajador de Bolivia, que se帽al贸 que lo hizo por instrucciones de su canciller y porque la norma obliga a que sea convocado. El embajador boliviano no fue incorporado a la reuni贸n, y declar贸 a la prensa que la canciller铆a uruguaya le aclar贸 que la misma no era una reuni贸n del Mercosur.

La reuni贸n de 鈥渓os cuatro鈥 del lunes 11 de julio,聽 represent贸 un hecho muy grave desde el punto de vista institucional para el Mercosur. a) Se llev贸 a cabo un acto de discriminaci贸n, excluyendo a unos de sus socios; b) sin abrir un proceso formal se le estaba condenando medi谩ticamente con la clausula democr谩tica, cuando ni el protocolo de Ushuaia ni el Tratado de Asunci贸n sobre derechos humanos (2005), lo justificaban: c) Convocaron, hicieron publicidad medi谩tica y llevaron a cabo una reuni贸n al margen de la legalidad del Mercosur.

La responsabilidad de la falta de tacto pol铆tico cae en Nin Novoa y es lo que le da la raz贸n a la acusaci贸n de聽 la canciller venezolana de que la burocracia de Mercosur est谩 siendo infectada de un 鈥渁lmagrismo鈥, en alusi贸n a Secretario Generral de la OEA, Luis Almagro, quien ha intentado aplicar de forma ilegal la Carta Democr谩tica a Venezuela. Lo que revela que es una estrategia continental, donde todo indicar铆a que desde Estados Unidos se est谩 estableciendo la agenda

 Eladio Loizaga, canciller paraguayo

Eladio Loizaga, canciller paraguayo

Y lleg贸 la segunda mentira. De la rueda de prensa posterior a la reuni贸n del 鈥渃lub de los cuatro鈥 del lunes 11, Nin Novoa se帽al贸 el jueves 14 como posible fecha para fijar el d铆a de la Cumbre de Cancilleres. Esto 煤ltimo significa que de entrada no estaba contemplado en el esquema de Nin, una cumbre de Presidentes, la que estila realizar cada semestre.

Tratando de enmendar el grave error legal, diplom谩tico y pol铆tico de Nin Novoa, el gobierno uruguayo circula el jueves 14 una nota donde convoca al Consejo del Mercado Com煤n (donde se re煤nen los cancilleres), para el 30 de julio. Normativamente聽 el CMC es la mayor instancia pol铆tico-administrativa del Mercosur. Con este acto, no s贸lo se retomaba la legalidad sino que era una reiteraci贸n de la voluntad pol铆tica declarada por el presidente uruguayo, Tabar茅 V谩zquez, de traspasar la presidencia pro t茅mpore, tal como corresponde. El detalle es que la nota no dice expl铆citamente que se la traspasar谩 a Venezuela.

A partir de all铆 se origina una serie de declaraciones y rese帽as de prensa donde el presidente y el canciller (interinos ambos) de Brasil arremeten contra Venezuela. Utilizan el mismo esquema con que la derecha ha venido dando golpes de Estado, 鈥減reparando鈥 a la opini贸n p煤blica a trav茅s de la imposici贸n de la mentira pol铆tica. Jos茅 Serra llega al extremo de afirmar que Venezuela no deber铆a haber entrado en Mercosur, mientras la prensa privada intensifica su campa帽a diaria de mentiras contra Venezuela.

El 19 de julio, Itamarat铆 emite una nota firmada por el Serra, donde rechaza la convocatoria a CMC, hecha por la presidencia pro t茅mpore para el d铆a viernes 30. Los argumentos esgrimidos son totalmente vacuos: sencillamente se niegan a traspasar la presidencia a Venezuela y quieren posponer hasta agosto el 鈥渏uicio sumario鈥..

Sin embargo, Nin Novoa, en la interpelaci贸n que le hace el Senado uruguayo no informa a su poder legislativo de la existencia de esta comunicaci贸n, conocida por todas las canciller铆as de los Estados Partes, y le dice a los senadores que se est谩n haciendo todos los esfuerzos por celebrar la Cumbre el 30 de julio.

A no ser que Uruguay quiere desconocer la autoridad de Serra (lo cual es totalmente posible dado la situaci贸n en Brasil), arriesgarse a ocultar la respuesta negativa del Brasil, puede ser otro error consecuencia de la demostrada torpeza pol铆tica del canciller. O que tiene una carta bajo la manga, en este juego donde las barajas est谩n marcadas.

M谩s all谩 de lo que quisiera hacer, el canciller es consciente de que el partido de gobierno, el Frente Amplio, se opone a que se atente contra la continuidad del Mercosur, as铆 como lo hacen los principales movimientos sociales del pa铆s, entre ellos la poderosa central unitaria de trabajadores PIT-CNT.

La cl谩usula democr谩tica

br jose serra

Jos茅 Serra

El canciller uruguayo聽 Rodolfo Nin Novoa, se帽al贸 esta semana en el Senado de su pa铆s que para aplicar el protocolo de Ushuaia 鈥渢iene que haber una ruptura institucional鈥, y a帽adi贸 que Uruguay 鈥渘o considera鈥 que exista este escenario en Venezuela.

Horacio Cartes, presidente paraguayo, apenas retornado de Israel habl贸 sobre la condena a los campesinos de Curuguaty. 鈥淣o estuve en el gobierno que cay贸, no estuve en el que asumi贸 tras el golpe鈥. O sea, admiti贸 que fue un golpe parlamentario el que destituy贸 del poder al presidente Fernando Lugo,l铆der del Frente Guas煤.

Su afirmaci贸n cay贸 muy mal en el gobernante partido Colorado, fact贸tum del golpe de 2012 y destruy贸 la estrategia de su canciller Eladio Laoyza, basada en solicitar la aplicaci贸n de la carta democr谩tica contra Venezuela, pese a que no hubo ninguna interrupci贸n democr谩tica.

Tarde llegaron las disculpas. 鈥淓n mis declaraciones comet铆 un error al utilizar una palabra que tiene un sentido pol铆tico totalmente diferente a mis convicciones鈥, se帽al贸 en un聽 comunicado..

EEUU tambi茅n presiona

La representaci贸n diplom谩tica estadounidense en Uruguay estaba ac茅fala desde hace un tiempo, luego de que culminara su misi贸n la jovial Julissa Reynoso, en 茅pocas de Pepe Mujica. Las delegaciones diplom谩ticas nunca son inocentes. Y en medio de toda esta crisis en el Mercosur lleg贸 la nueva embajadora, de Washington, Kelly Keiderling, alabando al presidente Tabar茅 V谩zquez, presionando 鈥揷on una visi贸n por dem谩s recortada de la realidad- contra Venezuela e incluso inmiscuy茅ndose en los asuntos internos uruguayos.uru KENY KEIDERLING em eeuu1

Keiderling anduvo en misiones en varios puntos calientes del planeta: Cuba (primera secretaria de Prensa y Cultura de la Secci贸n de Intereses de Estados Unidos, SINA, desde donde financiaba a opositores a trav茅s del proyecto G茅nesis, denunciado por la agencia estadounidense de noticias AP), Venezuela (encargado de negocios, y fue expulsado en 2013 por conspirar con la oposici贸n un 鈥渟abotaje econ贸mico y el茅ctrico), y an teriormente en Irak, donde ejerci贸 nada menos que la聽 jefatura de la oficina del Estado Mayor.

Hoy soplan otros vientos. En medio de un clima 谩spero en el seno del Mercosur, con intentos desestabilizadores de alcance continental, con un fuerte giro conservador en Argentina, con un golpe de Estado en marcha en Brasil y presiones diversas para un realineamiento derechista regional,

Pu帽ados de d贸lares

聽Algunos de los que trabajaban (ya no) con Luis Almagro en la secretar铆a general de la OEA se帽alan que m谩s all谩 de posiciones ideol贸gicas, la activaci贸n de la Carta Democr谩tica de la OEA para sancionar el gobierno venezolano, tiene precio y l铆mite de tiempo. Hay un pu帽ado de d贸lares (bueno, se habla de un mill贸n) por el 鈥渢rabajito鈥 y la fecha l铆mite es la de las elecciones presidenciales estadounidenses, se帽ala una nota del investigador 脕lvaro Verzi Rangel (ver聽 http://www.alainet.org/es/articulo/179003).

Y cuando todo apuntaba a un enfrentamiento 鈥渋deol贸gico鈥, la prensa paraguaya inform贸 que la estatal petrolera PDVSA recurri贸 a la C谩mara de Comercio Internacional para iniciar聽 un proceso聽 arbitral reclamando el pago de 265 millones de d贸lares por provisi贸n de combustible durante a帽os, en base a acuerdos聽 firmados de refinanciamiento de deuda聽 y adendas.聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

En conclusi贸n, la democracia est谩 en crisis en Mercosur, no precisamente por la acosada democracia venezolana, sino porque se est谩n imponiendo pr谩cticas pol铆ticas que violan la legalidad, formas propias de la 茅poca de las dictaduras, y donde el fin pareciera ser la destrucci贸n del Mercosur.

*Investigador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A帽adir comentario