Feb 5 2009
542 lecturas

Sociedad

La fortaleza Europa cerrada a piedra y lodo

Surysur*

Como con los fuertes de frontera que levantaron las fuerzas españolas que invadieron América para mantener a raya a las poblaciones originarias y filibusteros, el "Viejo Continente" intenta protegerse –inútilmente– de un fenómeno que conoce muy bien y que en cierta forma inauguró con la modernidad: las migraciones por hambre y desesperación. Sobre 12.000 personas han muerto en los últimos años en la mar, los ríos, desiertos y cordilleras o frente a las costas europeas.

Según una recopilación de artículos de periódicos internacionales 12.572 inmigrantes han muerto desde 1988 en la frontera europea, de los cuales 4.648 han desaparecidos en el mar. Pero en el área del Mediterráneo las víctimas son al menos 8.830 personas.

Zarpando de Marruecos, Argelia, Mauritania y Senegal hacia la España y las Canarias murieron 4.189; atravesando el Estrecho de Gibraltar o en el Atlántico se cuentan 2.099 a los que se denomina dispersos. En el Canal de Sicilia han muerto 2.887 personas entre Libia, Túnez, Malta e Italia, de los cuales 1.830 dispersos; otros 110 han muerto entre Argelia y Cerdeña.

La cuenta no se detiene: otros 603 se ahogaron o murieron deshdratados en el Adriático, entre Albania, enel límite con Montenegro, e Italia, de los cuales 220 dispersos. Y en el Mar Egeo 896 inmigrantes murieron en el archipiélago que separa Turquía de Grecia; aquí los dispersos suman 461 personas. Se estima en 603 elnúmero de inmigrantes muertos entre Comores y la isla francesa de Mayotte, en el Océano Índico.

Y escondidos en las bodegas de los barcos de carga que viajan directamente a puertos europeos 151 personas han muerto por asfixia o ahogados.

Para llegar al Mediterráneo, al menos 1.594 personas perdieron la vida por deshidratación antes de llegar atravesar el desierto de Sáhara, incluidos los deportados (eufemismo para no decir expulsados) a pleno desierto hechas por los gobiernos de Libia, Argelia y Marruecos. En Libia al menos 560 personas fueron muertas en septiembre de 2000 por grupos armados durante los asaltos contra extranjeros en la ciudad del Zawiyah, en el noreste del país.

Suma y sigue: viajando escondidos en camiones de trasnporte de carga 299 personas perdieron la vida por asfixia, aplastados por el peso de la carga o a causa de accidentes en Albania, Francia, Alemana, Grecia, Inglaterra, Irlanda, Italia, Holanda, España e Hungría.

Por pisar minas antipersonales plantadas en la frontera greco-turca –prohibidas por la legislación internacional–  murieron 88 inmigrantes. Y ese cuentan 182 personas ahogadas en los ríos fronterizos entre Croacia y Bosnia; Turquía y Grecia; Eslovaquia y Austria y Eslovenia e Italia; 112 de ellas congeladas o por falta de agua y alimentos al pretender cruzar a pie las montañas de las fronteras de Grecia, Turquía, Italia y Eslovaquia durante el invierno.

El tétrico recuento suma otras 25 personas cuyas muertes se produjeron en Caláis, por caer a las vías del túnel del Canal de la Mancha o fulminadas saltando la red eléctrica de la terminal francesa. Tampoco puede dejarse fuera las 35 matadas a bala por la Guardia Civil española o la policía marroquí a lo largo de la alambrada entre Marruecos y el territorio de Ceuta y Melilla.

Se anotan, también, las 18 personas quemadas después de que un centro de deportación en Holanda y otro en España ardieran. Los 199 asesinados por los militares de Turquía, Grecia, Francia, Alemania, Gambia, Egipto, Sáhara occidental, Libia, España y la antigua Yugoslavia. Y  las 41 personas congeladas en el hueco del tren de aterrizaje de los aviones.

* Fuente: Fortress Europe.
Los mapas que indican con mayor precisión los lugares de cada tragedia pueden verse aquí.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario