Ago 22 2014
3636 lecturas

Película de la semana

LA MUERTE DE JAIME ROLDÓS AGUILERA

El revelador documental La muerte de Jaime Roldós Aguilera, dirigida y producida en 2013 por Manolo Sarmiento y Lisandra I. Rivera da cuenta de la manera como Washington desde el inicio del gobierno del joven mandatario ecuatoriano en agosto de 1979 saboteó su política de derechos humanos y se sentía molesto por las permanentes críticas que hacía a las dictaduras militares que aún asolaban a varios países de América Latina.

Roldos Aguilera, quien falleció en un trágico accidente de aviación, en extrañas circunstancias hasta ahora no aclaradas, el 24 de mayo de 1981, se convirtió para Washington en una piedra en el zapato por cuanto su discurso y sus acciones en favor de la democratización de América Latina cada vez tomaban mayor fuerza y eco a nivel continental. Por eso desde su posesión el gobierno norteamericano comenzó a sabotearlo.

Según se desprende de este interesante documental, Ecuador fue partícipe en la década de los años 70 del siglo pasado del siniestro y genocida Plan Cóndor, impulsado y coordinado por Estados Unidos. Por ello cuando Roldós asume la Presidencia de su país tras siete años de dictadura militar con una política civilista y de respeto a la democracia, Washington lo vio como un estorbo, razón por la cual y a través del gobierno de facto de Argentina que en la época de James Carter reemplazó a la CIA en su papel conspirativo, preparó una estrategia para desestabilizarlo a él, así como buscó la manera de derrotar al FMLN en El Salvador.

La estrategia de Estados Unidos en coordinación con las dictaduras militares del Cono sur comenzó prefabricando la invasión de Perú a Ecuador en la Cordillera del Cóndor a inicios de 1981 con el propósito de desestabilizar económica y militarmente al gobierno de Roldos. Simultáneamente, la conspiración estadounidense logró infiltrar militares enemigos del proceso democrático en el entorno del mandatario ecuatoriano, como fue el caso del almirante Raúl Sorrosa Escalante, jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Militares.

Sorrosa Escalante no solo que irrespetó en alguna reunión al presidente Roldós por su política internacional de derechos humanos sino que conspiraba permanentemente contra su gobierno, por lo que el mandatario tenía previsto llamarlo a servicio pasivo.

Curiosamente, el ultraconservador Osvaldo Hurtado Larrea, quien reemplazó en su calidad de vicepresidente a Roldós Aguilera, tras su fallecimiento, designó a Sorrosa como su Ministro de Defensa.

Cabe anotar que Hurtado al asumir la Presidencia del Ecuador no solo hizo ministro al almirante conspirador al servicio de Washington sino que además puso todos los obstáculos al desarrollo de la investigación para que se aclarara las causas del accidente aéreo que cobró la vida de Jaime Roldós y su esposa Martha Bucaram.

Cronicón. net
El interesante documental de los realizadores ecuatorianos Manolo Sarmiento y Lisandra I. Rivera en el siguiente video:

La muerte de Jaime Roldós

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    26 agosto 2014 21:47

    Quienes están al tanto de los mecanismos subterráneos de que se vale la CIA, no tienen duda de que aquel “accidente” no fue otra cosa que un atentado hábilmente planificado. Lamentablemente nuestros países siguen bajo la órbita de la hegemonía de los EE.UU., ya sea en el pasado inmediato como en la actualidad. Esta potencia se ha transformado en el mayor peligro para toda la humanidad, constituye el mayor riesgo para la supervivencia de la especie humana. Afortunadamente los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) están haciendo serios intentos por romper esta terrible lápida que tenemos encima, dejar esta preeminencia del imperio sobre nuestras cabezas. Roldós no fue más que otro de esos atentados con los que se autoprotegen los EE.UU.