Nov 6 2008
421 lecturas

Sociedad

La supervivencia infantil, drama y esperanza

Gisela Ortega*

En los últimos años se han producido en todo el mundo importantes y esperanzadores avances en la salud pública y la nutrición. El reconocimiento, respaldado por el aumento de los recursos, permite albergar en este terreno a esperanza de alcanzar los objetivos del Desarrollo del Milenio.
(Segunda parte y final).

En esta materia los objetivos son: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la educación primaria y universal; promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar la asociación mundial para el desarrollo.
 
Todo lo cual demandará cambios radicales en relación con la amplitud y el alcance de las estrategias efectivas.

Cuenta regresiva

El propósito de la cuenta regresiva, de acuerdo a los trabajos de UNICEF, es una iniciativa de colaboración entre individuos e instituciones que data de 2005; se trata de estimular la acción de un país realizando un seguimiento del alcance de las intervenciones necesarias para lograr los de Desarrollo del Milenio 4. En este esfuerzo común, los responsables de las políticas nacionales e internacionales, los ejecutores de los  programas, los asociados en la esfera del desarrollo, los medios de comunicación y los investigadores trabajan en conjunto para lograr los siguientes objetivos:

– Resumir, sintetizar y difundir la mejor y más reciente información sobre los progresos de un país en relación con la cobertura amplia, sostenida y equitativa de las intervenciones en el campo de la salud dirigidas a combatir la mortalidad de mujeres y niños.

– Ponderar los progresos realizados en cuanto a la supervivencia materna, neonatal e infantil.

– Apelar a la responsabilidad de los gobiernos, las entidades asociadas en la esfera del desarrollo y la comunidad en general, en caso de que el ritmo de los progresos no sea el esperado.

– Identificar las lagunas de conocimiento que obstaculizan el progreso.

– Proponer nuevas iniciativas para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud.

Con la cuenta regresiva se busca lograr estas metas a través de conferencias, publicaciones y seguimiento de las actividades regionales y nacionales, especialmente de los progresos realizados para lograr el acceso en el nivel nacional a las intervenciones que han resultado eficaces en los países con las tasas más altas de mortalidad materna  e infantil, que se encuentran en América del Sur y el Norte, África y Asia., que en conjunto en estas naciones se registra el 97% de las muertes maternas e infantiles.

La eficacia para reducir la mortalidad materna, neonatal e infantil de todas las intervenciones incluidas en las tareas de seguimiento de la cuenta regresiva ha sido verificada empíricamente. También es necesario realizar un seguimiento de la cobertura de las estrategias más amplias, como la atención prenatal y post natal, la atención del parto y los servicios de salud reproductiva, ya que son la base de numerosas intervenciones eficaces para reducir la mortalidad materna, neonatal e infantil.

En la mayoría de los países incluidos, el acceso a intervenciones preventivas como vacunas, suplemento de vitamina A y mosquiteros tratados con insecticidas para prevenir el paludismo esta aumentando. Sin embargo, poco se ha avanzado en cuanto a la ampliación de los servicios de atención clínica a las mujeres y niños, como partos asistidos por personal calificado o tratamiento de la neumonía, la diarrea y el paludismo.

La atención post natal es una carencia especialmente importante en la primera semana de vida, cuando el riesgo es máximo para las madres y los neonatos. El alcance de las intervenciones que exigen cambios sociales y de comportamiento, como la lactancia materna exclusiva y la alimentación complementaria también es limitado.

El avance hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio existe un conjunto de intervenciones que deben ejecutarse en diferentes situaciones y distintos momentos. En la actualidad, preocupa especialmente la grave ruptura de la continuidad de la atención en varios momentos del periodo que va desde la atención previa al embarazo hasta dos años después del nacimiento. A causa de esta ruptura se pierden oportunidades de brindar atención especial.

Más de la tercera parte de las muertes de niños menores de cinco años se pueden atribuir a la desnutrición, que es la causa del fallecimiento de 3.5 millones de niños por año. La desnutrición materna aumenta el riesgo de muerte de la madre en el parto, y es la causa de por lo menos el 20 por ciento de estas defunciones.

Algunas intervenciones dirigidas a mejorar la nutrición llegan solo a una parte de las mujeres y niños que la necesitan. En numerosas naciones los sistemas de salud no están en condiciones de ejecutar intervenciones y estrategias esenciales adecuadamente o con la amplitud suficiente como para reducir la mortalidad en el nivel nacional.

Los indicadores de financiamiento de la salud y densidad de agentes de salud son útiles para determinar la fortaleza de un sistema de salud. Entre los 68 países prioritarios en 54 o el 80 por ciento la densidad de agentes de salud esta por debajo del limite critico en cuanto a las posibilidades de alcanzar los Objetivos  de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud. Se ha estimado que un gasto total anual por habitante inferior a 46 dólares es insuficiente para garantizar el acceso a un conjunto de servicios sumamente básicos y necesarios.

De los 68 países prioritarios, el gasto en salud  anual por habitante está por debajo de esa cifra.

Muchos países prioritarios se enfrentan con obstáculos. Por ejemplo, en 26 de ellos en los que no se registraron progresos o en los que se observó un retroceso, problemas como los conflictos armados, los desastres naturales, la importante carga de la infección VIH y las altas tasas de analfabetismo entre las mujeres adultas contribuyen al estancamiento o deterioro de la cobertura.

La mortalidad de los niños menores de cinco años, se concentra hoy en el África subsahariana, casi el 50 por ciento, y en el sur de Asia, 30 por ciento. La mortandad materna y neonatal también se agrupa en estas regiones. Al mismo tiempo  en los países el quintil más rico está accediendo a las intervenciones clave más rápidamente que el quintil más pobre. Reducir ambos tipos de inequidad –entre regiones y al interior de los países– es determinante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud.

Todas las instituciones e individuos involucrados en la cuenta regresiva deben usar la información disponible, sus aptitudes y recursos, para promover las siguientes acciones:

– Mantener y ampliar los esfuerzos eficaces para lograr una cobertura amplia y equitativa de las intervenciones prioritarias. Los progresos recientes en áreas como la inmunización, el suplemento de vitamina A y los mosquiteros tratados con insecticidas constituyen un éxito importante de los gobiernos y sus asociados en la esfera del desarrollo. No obstante, se requieren esfuerzos e inversiones comparables para el tratamiento de los casos de enfermedades infantiles, los servicios de planificación familiar, y la atención prenatal, del parto y pos natal.

– Concentrarse en el periodo prioritario dentro de la atención continúa,  que va desde antes del embarazo hasta los 24 meses, y en especial alrededor de la fecha del  parto. Para disminuir la mortalidad en el parto y en los primeros días posteriores, la planificación de los programas se debe centrar en la ejecución eficaz e integrada de las intervenciones y estrategias asociadas con ese periodo crucial –atención prenatal, del parto y postnatal.

 También se deben considerar de alta prioridad los servicios de planificación familiar y las iniciativas para mejorar las prácticas de alimentación a los lactantes.

– Priorizar la mejora de la nutrición materna e infantil, dentro de las iniciativas para alcanzar los Objetivos del Milenio relacionados con la salud. La salud debe ser un elemento central de las estrategias para el desarrollo, nacionales y subnacionales.

– Fortalecer los sistemas de salud sobre la base de resultados cuantificables. Los sistemas de salud deben cubrir las necesidades de atención en un proceso funcional persistente en el tiempo, y en los diferentes lugares en los que se prestan servicios. Todas las nuevas iniciativas se deben centrar en resultados que permitan avanzar concretamente hacia el logro de este objetivo.

– Fijar prioridades geográficas y de población y atenerse a ellas. No es posible lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio  en todo el mundo sin un progreso más rápido en el África subsahariana y el sur de Asia. Las iniciativas para el desarrollo y la asistencia oficial deben dirigirse cada vez más a los países de esas regiones, con poblaciones numerosas y escasos avances en este sentido.

           – Abordar las inequidades. Describir las inequidades, aunque sea un primer paso, no es suficiente. Los programas que aborden las inequidades deben ser respaldados por procesos sólidos de supervisión y evaluación.

– Esforzarse aún más para garantizar un flujo predecible a largo plazo de la asistencia destinada a la salud materna, neonatal e infantil. Los gobiernos y sus asociados en la esfera del desarrollo sólo pueden alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio si la asistencia es adecuada, predecible y dirigida específicamente a estos objetivos.

– Supervisar. Evaluar. Realizar investigaciones. La “comunidad de práctica” de la salud materna, neonatal e infantil debe encabezar el cambio promoviendo actividades de supervisión y evaluación; apoyar  las iniciativas para difundir rápidamente los datos importantes y trabajar sobre esa base.

Ha llegado el momento de trabajar juntos, como asociados, y encabezar el cambio en pro de la supervivencia materna, neonatal e infantil con el fin de mejorar las vidas de las mujeres, los neonatos y los niños.


* Periodista.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario