Feb 16 2012
951 lecturas

Política

La USAID en Ecuador

En los proyectos y programas de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID) aparecen vocablos que, a la larga, denotan lo contrario de lo que se propon√≠an: ¬ęfortalecimiento¬Ľ,¬ęoportunidades¬Ľ, ¬ęcapacitaci√≥n¬Ľ, ¬ętransparencia¬Ľ, ¬ęparticipaci√≥n¬Ľ, y un largo etc√©tera de verbos buena onda: promover, establecer, desarrollar, impulsar, educar, difundir‚Ķ

Y, en paralelo, ciertos intelectuales y movimientos de la izquierda declarativa atacan con m√°s √©nfasis la pol√≠tica econ√≥mica ¬ęextractivista¬Ľ de de los gobiernos¬ęapenas progresistas¬Ľ, que el largo historial de organismos injerencistas como la USAID, al servicio de los grupos golpistas, olig√°rquicos y proimperialistas.

Entre los principales ejecutores de los programas USAID en Ecuador figura, por ejemplo, la misma empresa que en Bolivia opera con la derecha (Chemonics Inc) y la golpista Participaci√≥n Ciudadana, clonada de la venezolana S√ļmate.

En junio de 2010, el presidente Rafael Correa convoc√≥ en Otavalo (ciudad ind√≠gena a 60 kil√≥metros al norte de Quito) a la d√©cima cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Am√©rica (Alba), bloque que re√ļne a Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Surinam, m√°s los caribe√Īos estados de Antigua y Barbuda, San Vicente y Granadinas.

All√≠, y en vista de lo acontecido en Honduras un a√Īo antes, Correa denunci√≥ que estaba en marcha una conspiraci√≥n para derrocar a su gobierno, y habl√≥ de la necesidad de ¬ęevitar que enemigos de los pueblos manipulen reivindicaciones ind√≠genas contra los gobiernos progresistas de la regi√≥n¬Ľ.

Entonces, un impetuoso cham√°n de la ¬ęsuperizquierda plebeya¬Ľ igual√≥ las declaraciones del gobernante con ¬ęlos mismos argumentos de sus enemigos, cuando acusaban a los movimientos sociales de formar parte de la subversi√≥n comunista internacional, o de estar financiados por el oro de Mosc√ļ¬Ľ (sic).

A√Īadi√≥: ¬ęDos errores: creer que los indios pueden ser manipulados, y que lo son desde fuera del pa√≠s. No es extra√Īo que hayan sentido las afirmaciones de sus presidentes como agravios que buscan desviar la atenci√≥n de los verdaderos problemas¬Ľ.

Tres meses despu√©s, el 30 de septiembre, Correa fue detenido por un grupo de polic√≠as golpistas, mientras el diputado Cl√©ber Jim√©nez, jefe de la bancada del partido Pachakutik (brazo pol√≠tico de la Confederaci√≥n de Nacionalidades Ind√≠genas, Conaie), exig√≠a la renuncia del presidente con un ¬ęargumento¬Ľ t√≠pico de la derecha: la ¬ęcrisis social¬Ľ y el estado de ¬ęgrave conmoci√≥n social¬Ľ.

A diferencia del chamán, el presidente fue claro: entre los movimientos sociales e indígenas existe un sector que recibe financiamiento y lineamientos para provocar situaciones de desestabilización en el país.

Uno de los l√≠deres ¬ęmovimientistas¬Ľ m√°s conocidos es la asamble√≠sta Lourdes Tib√°n (Pachakutik), quien forma parte de un engendro de la USAID: la Corporaci√≥n Empresarial Ind√≠gena del Ecuador, que junto con la Fundaci√≥n Quellka, y la Fundaci√≥n para el Avance de las Reformas y Oportunidades (FARO) apoyaron el intento de magnicidio y golpe de Estado.

Por otro lado, resulta ilustrativo ventilar la ¬ęhoja de vida¬Ľ de Heather Hodges, quien fue subdirectora de la Oficina de Asuntos Cubanos, divisi√≥n del Departamento de Estado (1991), y enviada despu√©s a Nicaragua para consolidar el r√©gimen derechista de Violeta Chamorro.

M√°s tarde, Hodges fue embajadora en Moldavia, y antes de su partida dej√≥ minado el terreno para la fallida ¬ęrevoluci√≥n de colores¬Ľ en aquel pa√≠s socialista que antes formaba parte de la Uni√≥n Sovi√©tica (2009).

En Ecuador, la se√Īora Hodges logr√≥ incrementar el presupuesto de la USAID para las organizaciones sociales y grupos pol√≠ticos que promueven los intereses de Estados Unidos en el sector ind√≠gena. En 2010 el Departamento de Estado aument√≥ el presupuesto de la USAID a m√°s de 38 millones de d√≥lares.

Seg√ļn El Tel√©grafo de Guayaquil (7/2/2011), la USAID reparti√≥ millones para asistir monetaria y log√≠sticamente a 108 proyectos en biodiversidad, agua, petr√≥leo, desarrollo municipal, empresas locales, la promoci√≥n de tratados de libre comercio, y la autonom√≠a regional a trav√©s de la radio, tv y prensa ecuatorianas, junto con el Instituto Ecuatoriano de Econom√≠a Pol√≠tica.

La expulsión de la embajadora Hodges (abril 2011) fue a consecuencia de la filtración de un cable por Wikileaks, donde se afirma que el presidente Correa nombró en 2008 a un jefe de la policía, a pesar de que sabía que era corrupto.

El canciller Ricardo Pati√Īo fue categ√≥rico: ¬ęEcuador ha decidido considerar a la se√Īora Hodges como persona no grata para el gobierno nacional, y hemos pedido que abandone el pa√≠s en el menor tiempo posible¬Ľ.

Sin embargo, restan las fundaciones y organismos no gubernamentales que conspiran con la derecha y reciben dinero de la USAID. En d√≠as recientes, el presidente Correa anunci√≥ que promueve un proceso de regularizaci√≥n de todas estas organizaciones ‚Äú‚Ķporque en muchos casos ‚Äďdijo‚Äď sus actividades se dedican a hacer pol√≠tica deliberadamente, para tratar de generar caos, imponer pol√≠ticas for√°neas y desestabilizar a gobiernos progresistas‚ÄĚ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario