May 27 2013
939 lecturas

Política

Las Farc y el gobierno logran un acuerdo para una “Reforma rural integral”

Primer acuerdo en el proceso de paz colombiano: el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron  que cerraron con éxito el primer punto de la agenda de paz, referido al tema rural. “Hemos llegado a un acuerdo sobre el primer punto de la agenda”, anunciaron el gobierno y las FARC en La Habana en un comunicado conjunto.

Ambas delegaciones venían trabajando desde hace meses en el tema rural, considerado una de las cuestiones clave para la solución del conflicto y en las últimas semanas crecieron en Colombia las expectativas respecto de los primeros resultados del diálogo, más de seis meses después de que empezara el proceso de paz.

“El acuerdo (sobre desarrollo agrario) busca que se reviertan los efectos del conflicto y que se restituyan (recompensen) las víctimas del despojo y del desplazamiento forzado”, dijo el diplomático cubano Carlos Fernández de Cossío, cuyo país es garante de las conversaciones de paz junto a Noruega.

Por su parte, el gobierno colombiano aseguró que el acuerdo implica profundas transformaciones rurales en el país sudamericano. “Un cambio histórico, un renacimiento del campo colombiano, que puede darse en el escenario del fin del conflicto”, destacó el líder de la delegación del gobierno, Humberto de la Calle, en una declaración sin preguntas ante los medios tras darse a conocer el acuerdo. El equipo negociador del presidente Juan Manuel Santos declaró también que el documento consensuado con las FARC supera la visión tradicional de una reforma agraria y pretende crear cambios reales para cerrar la brecha entre el país rural y el urbano.

Según los detalles del comunicado conjunto, las partes llegaron a acuerdos en seis puntos referentes al tema agrario. Además del acceso y uso de tierras improductivas, ambas partes lograron acuerdos sobre formalización de la propiedad, frontera agrícola y protección de zonas de reservas. También lograron consenso sobre programas de desarrollo con enfoque territorial, infraestructura y adecuación de tierras, desarrollo social: salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza.

Hubo acuerdo sobre estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa, asistencia técnica, subsidios, créditos, generación de ingresos, mercadeo, formalización laboral, políticas alimentarias y nutricionales. El ex vicepresidente colombiano De la Calle aseguró también que habrá una jurisdicción agraria para proteger los derechos de propiedad en el campo, una de las principales metas del grupo.

“Todo esto se hará con pleno respeto por la propiedad privada y el Estado de derecho. Los propietarios legales nada tienen que temer”, resaltó.

Sin embargo, el número dos de las FARC, Luciano Marín, destacó algunas diferencias existentes pero no dio más detalles. “Hemos avanzado en la construcción de un acuerdo, con salvedades puntuales, que necesariamente tendrán que ser retomadas antes de la concreción de un acuerdo final”, advirtió ayer el jefe negociador de la guerrilla.

Además, ambas partes subrayaron que este acuerdo será definitivo sólo col campesinoscuando se hayan cerrado con éxito todos los puntos de la agenda. De la Calle reiteró también que esta resolución y las que se vayan construyendo sobre el resto de puntos de la agenda no son de aplicación parcial. “Una vez que tengamos ese documento final –y ojalá que así ocurra– será sometido a la ratificación de los ciudadanos, por medio de un mecanismo de refrendación popular. Serán los colombianos en última instancia los que digan si quieren o no este acuerdo”, manifestó.

El acuerdo fue saludada por algunos jefes de Estado como el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desde Bolivia. “Felicitamos al gobierno del presidente Santos, a la comisión negociadora, a los delegados de la FARC, y que sigamos avanzando y que ojalá, más temprano que tarde, tengamos la mejor noticia que pueda escucharse en el siglo XXI: que se haya llegado a un acuerdo definitivo de paz”, apuntó. Además el presidente boliviano Evo Morales celebró también este primer resultado de las negociaciones de paz en Colombia. “Felicitar al presidente Santos; con paciencia y esfuerzos llegó el acuerdo. Histórico, inédito”, comentó tras despedir a Maduro en el aeropuerto de Cochabamba, en el centro del país.

Con el tratado sobre la cuestión rural, que se considera el origen del conflicto colombiano, gobierno y guerrilla pusieron este domingo fin al noveno ciclo de unas conversaciones de paz. Además del tema agrario, la agenda del diálogo prevé otros cuatro puntos para las conversaciones, que incluyen el desarme de los rebeldes y garantías para la participación política de los miembros de las FARC, entre otros. Este punto será el segundo tema debatido por las dos partes a partir del 11 de junio.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Tania Jamardo Faillace
    28 mayo 2013 14:54

    Me parece que las cosas no han cambiado substantivamente.
    No se hará la reforma agraria, se respectara la propriedad (que no será la pequeña, pero la grande tenencia, obviamente), nada se informa sobre las comunidades indígenas.
    Es decir, ese acuerdo no ha contemplado la participación popular, es solamente bilateral, para garantizar una tregua militar, pero no cambiará la situación social,política y económica del país, que hoy concentra fuerzas militares estranjeras ligadas a la Nueva Orden Mundial, y inclusive dispone de un similar de la Escuela de las Américas.
    En 2006, cuando tuve la oportunidad de entrevistar algunos elementos de la FARC, su proposición era decididamente socialista a partir de la organización comunal. Antes, durante um Foro de São Paulo en Brasil, 1997, la proposición socialista era muy clara y enfática. Han cambiado la FARC y sus objectivos?
    Tania Jamardo Faillace – periodista y escritora brasileña de Porto Alegre, RS, Brasil