Jul 3 2006
724 lecturas

Cultura

Las furias y las penas. – DAVID SCHIDLOWSKY Y SU BIOGRAFÍA DE NERUDA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El libro Las furias y las penas: Pablo Neruda y su tiempo comenzó como una tesis en la Universidad Libre de Berlín. A su autor, el doctor David Schidlowsky –chileno nacido en Alemania en 1954–, le fue imposible encontrar una editorial para sus mil 337 páginas de investigación sobre la vida personal y política del poeta Pablo Neruda.

Al final, Schidlowsky pagó la edición de 80 ejemplares en la Wissenschaftlicher Verlag de Berlín en 2003. Se trata de la biografía más extensa y polémica que se ha escrito sobre Neruda. La Jornada Semanal, en el Centenario de Neruda, habló por primera vez de la biografía en una crónica de Iván Quezada (25/07/04).

Ahora La Jornada Morelos presenta en exclusiva una entrevista con David Schidlowsky, quien, cabe mencionar, es profesor de literatura latinoamericana y ha estado recientemente en Santiago de Chile dictando cursos sobre literatura brasileña para alumnos de postgrado en la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Chile.

¿Por qué Neruda es el objeto de estudio de su libro?

–En realidad yo comencé haciendo un trabajo sobre la relación de Neruda con las diversas instituciones y cómo se reflejaba ésta y la nerudiana dispersa (o sea todos los artículos, discursos, cartas o poemas no publicados en libro) en su poesía. Rápidamente me di cuenta que las biografías hasta entonces existentes carecían de una base documental que posibilitara verificar con exactitud las diferentes hipótesis sobre la vida de Neruda.

“Así logré, por ejemplo, por primera vez en su biografía reconstruir su trayectoria como cónsul de Chile en el oriente, en Argentina, España y Francia. Además aclaré el destino de su primera mujer, Maruca Reyes, y mostré con exactitud la fecha de la muerte de su hija, Malva Marina. También logré mostrar que Neruda entra al movimiento comunista en 1937, durante su estadía en Francia y su trabajo para el Congreso de Escritores para la Defensa de la Cultura.

“Con acuciosidad puse atención a momentos cruciales de su creación poética y su actuación pública lo que ya está facilitando a diferentes investigadores a aclarar puntos importantes en su creación literaria. Esto a pesar de la pequeña edición, que es desgraciadamente ahora propagada por las fotocopiadoras”.

Neruda abandonó a su hija Malva Marina. ¿La condición humana puede llegar a esos extremos de salvar dos mil vidas y desatenderse de su familia?, o ¿se trata de la convicción ideológica y humanitaria de un revolucionario internacionalista?

–Es muy difícil desde afuera entrar en la personalidad, sobre todo si es un artista. Neruda no abandona a su hija. Se separa de su mujer, quien de Montecarlo se dirige con Malva Marina a Holanda, teniendo consigo la promesa de Neruda de que siempre les va a enviar dinero, cosa que él cumple malamente.

Usted señala que Neruda cometió “graves discriminaciones al excluir a anarquistas de la selección” entre los dos mil refugiados de la Guerra Civil Española que rescató en el barco Winnipeg.

“Neruda en el prólogo de El habitante y su esperanza se declara anarquista. ¿Qué pudo hacerlo cambiar entre sus palabras: “soy hombre tranquilo, enemigo de leyes, gobiernos e instituciones establecidas” escritas en 1926 y la Guerra Civil Española en 1939?”

–Yo creo que Neruda en 1939, siendo miembro no oficial del movimiento comunista, y después de finalizada la Guerra Civil en España con todo su significado dentro de las diferentes corrientes de la izquierda, tenía una aversión, como todos los comunistas, al anarquismo y especialmente al anarquismo español, al cual acusaban de ser uno de los culpables de la derrota frente al caudillo fascista Franco.

¿No cree que la ciudad de Cuernavaca tenía un significado especial para Neruda? Usted presenta el edicto de divorcio de 1942 publicado en Cuernavaca, aquí lo habían golpeado unos nazis en 1941. ¿Sería la ruptura con su esposa María Antonieta Hagenaar una metáfora del dolor recibido un año antes en Cuernavaca?

–El ataque a Neruda efectuado el 28 de diciembre de 1941 en el hotel Parque Amatlán, lugar de reunión de nazistas locales, en su mayoría descendientes de alemanes y con apellidos alemanes, tiene poco que ver con la publicación del edicto de divorcio en abril de 1942. Pocos días después del atentado en su contra Neruda hace traducir el acta de matrimonio al español para poder así comenzar con el proceso de divorcio, aún estando la hija viva y sin que su mujer lo sepa.

“Neruda en realidad ya antes de fines de 1936 o comienzos de 1937, donde oficialmente comienza la ruptura, había roto con su mujer. Quería oficializar lo que se conocía, su relación con Delia del Carril”.

Cuba es un tema polémico en la vida de Neruda; usted rescata un texto de Neruda en homenaje a Fulgencio Batista (que data de 1944), existe un prólogo inédito de Neruda dedicado a Cuba escrito en 1973, pero que critica a los escritores cubanos por la carta de 1966. ¿Cómo terminar de entender la relación de Neruda con Cuba?

–La relación de Neruda con la Cuba revolucionaria tiene que ver también con la relación entre el Partido Comunista chileno y la Revolución Cubana. A su vez, Neruda nunca perdonó la Carta abierta en su contra publicada por los intelectuales cubanos después de su visita a los Estados Unidos y por recibir la condecoración del Sol por parte del presidente peruano Belaúnde Ferry en 1966.

“En la relación Neruda-Cuba habían problemas personales, ideológicos y sobre todo de estilo. La carta redactada por Roberto Fernández Retamar, Lisandro Otero y Edmundo Desnoes, y firmada entre otros por Nicolás Guillén y Alejo Carpentier, llevó a un profundo distanciamiento personal de Neruda de estos intelectuales, de Castro y del Che Guevara. Pero por el otro lado, oficialmente siempre sostuvo estar al lado de la Revolución Cubana.

foto
Neruda al final de su vida optó por la vía chilena al socialismo –representada por Salvador Allende–; en México había cantado a Stalingrado y ayudó a salir del país a David Alfaro Siqueiros (izq.) acusado de atentar contra León Trotsky (1940). ¿Qué conclusiones tiene sobre la evolución política de Neruda post Canto General?

–Neruda se mantuvo fiel hasta el final de sus días a la política oficial de su partido, uno de los más fieles a la política moscovita en el ámbito occidental. Pero vale la pena aclarar qué sucedió con Siqueiros. Siqueiros no sólo fue acusado sino que comandó el primer atentado contra Trotsky, el cual fracasó ya que Trotsky logró esconderse.

“Poco después de llegar Neruda a México es apresado Siqueiros, que estuvo en la cárcel desde donde salió a Chile con ayuda de Neruda. Pero, contrario a lo que Neruda siempre sostuvo, él fue suspendido de su cargo quedando sin sueldo el mes de junio de 1941, por haber “reincidido en una falta administrativa al visar el pasaporte de Siqueiros sin autorización ministerial”.

“Junto con el caso de Siqueiros, habían otros dos casos análogos donde Neruda había cometido una falta administrativa parecida y por eso es sancionado. Neruda viaja entonces en auto a Guatemala durante el mes de su suspensión, junio de 1941. Pero al final, al retomar su cargo en julio, su situación económica era tan mala, que respondiendo a presiones al ministro de Relaciones Exteriores, se acuerda pagarle el mes que estuvo suspendido. O sea el otorgamiento de la visa a Siquieros no fue sancionada.

Finalmente, ¿no existe la posibilidad de una publicación mayor de su libro?

–Pareciera que no. A pesar de hay demanda no hay hasta hoy una editorial que esté dispuesta a hacerlo. Hace pocos días recibí una oferta de publicarlo, claro que yo tengo que traer un compromiso de 150 personas o instituciones que se obliguen a comprar un ejemplar a 40 euros por ejemplar, o 6 mil euros en dinero. En realidad serían dos tomos de cerca mil 400 páginas en total. Pero yo creo que un autor e investigador en general no debe pagar por sus publicaciones. Al final, son cerca de 12 años de investigación que están detrás de esta biografía.

————————————–

* Periodista de asuntos culturales.

Artículo publicado en el diario La Jornada Morelos, secciónCultura, el domingo dos de julio de 2006. Se publica en Piel de Leopardo por gentileza de su autor.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario