May 22 2016
1301 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Los cuernos de Pepe Mujica

Al ex-dirigente del Movimiento de Liberaci贸n Nacional- Tupamaro (MLN-T), no se le pueden negar las virtudes y capacidades mostradas, principalmente, en el uso de la palabra como poderosa herramienta de comunicaci贸n. La cadencia gaucha y el dominio del verso propio del payador del brazo oriental, es un im谩n que atrae a muchos. No se le puede negar que logr贸 que el Frente Amplio (FA) alcanzara la Presidencia y la reelecci贸n en dos oportunidades, siendo su partido, el Movimiento de Participaci贸n Popular聽 (MPP) quien ha aportado el mayor porcentaje del caudal electoral.

No podemos obviar su sobrevivencia como preso pol铆tico, donde pas贸 una gran parte del tiempo como 鈥渞eh茅n鈥, es decir metido en un hueco donde apenas pod铆a estar parado.

}Mucha gente for谩nea, al llegar a Montevideo, se desvive por participar en la peregrinaci贸n que los lleva a la chacra donde vive modestamente El Pepe y Luc铆a Topolansky, su compa帽era, militante tupamara en su juventud y ex鈥損resa pol铆tica; no pierden la oportunidad de tomarse una foto al lado de 茅l, que inmediatamente cuelgan en su Whatsapp, Facebook o twitter. Y es que El Pepe se ha convertido en un s铆mbolo-vedette, que cae simp谩tico a los que buscamos un izquierda fresca y con unos recursos simb贸licos alternativos.

Sin embargo, en los actos p煤blicos, declaraciones y entrevistas, Mujica siempre trat贸 de mantener una posici贸n pendular con respecto a Venezuelauru pepe junica con mate y especialmente con respecto a Ch谩vez. Si bien reconoc铆a que era muy afecto al Comandante y que el gobierno chavista hab铆a sido 鈥渕uy generoso鈥 cuando el Gobierno del Frente Amplio pasaba por tiempos de mengua, tambi茅n se apresura por tomar distancia, calificando a Ch谩vez -eufemismos de por medio- de inmaduro, improvisado y so帽ador. Repite insistentemente que la invocaci贸n al socialismo por parte de Ch谩vez, a esta altura del Siglo XXI, era una charada, un capricho peligroso, casi un anacronismo, porque 鈥搒eg煤n 茅l- hay que aumentar la productividad y la riqueza. Igual, hay que reconocer聽 que , en esa toma de distancia con el chavismo, dec铆a cosas interesantes como que el socialismo es para repartir riqueza y no pobreza.

Lo que sucede realmente es que Mujica , junto con un sector cortesano del MLN-T, desde hace tiempo, dejaron de pensar en la Liberaci贸n Nacional. Otro fundador del MLN-T, Julio Marenales, afirmaba hace apenas un mes sobre Pepe Mujica lo siguiente : 鈥淧onerme a discutir con quien no tiene ninguna aproximaci贸n a mi pensamiento no vale la pena. Nosotros en el MLN surgimos como una organizaci贸n antisistema, ahora todas las se帽ales que dan los tupamaros son de aceptaci贸n total del sistema capitalista dependiente鈥.

Lamentablemente el MPP, con Mujica en la vanguardia, devino en un partido pro-sist茅mico. Disfrutan sufrir de una bipolaridad muy conveniente: al tiempo que alcanzan el gobierno con las elecciones, dejan que otros manden. Gana el FA, colocan a Tabar茅 o a Mujica de Presidente, y en realidad manda y ordena un neoliberal encubierto: Danilo Astori; gana el Frente Amplio y quien marca la pol铆tica exterior es un Blanco, el Canciller Nin Novoa. Este matrimonio 鈥減or arreglo鈥 le sale con algunos hijos genuinos y ambiciosos, Almagro por ejemplo. El actual Secretario General de la OEA, Luis Almagro, viene de ese MPP, por tanto no sorprende su simpat铆a por el Diablo.

Sin duda alguna,聽 es una izquierda cornuda. Es una 鈥渋zquierda鈥 socialdem贸crata que apost贸 a un matrimonio con los grandes grupos empresariales, y a mantener una relaciones arm贸nicas con los Estados Unidos. Debido a 茅ste 煤ltimo v铆nculo, Mujica se convierte en el pacificador de la guerrilla colombiana, el domador de la efervescencia venezolana; quiere que el proceso venezolano logre la paz y di谩logo que se dicta en las aulas de la democracia burguesa.

Esos aliados del FA, en aras de alternarse en el poder pol铆tico, no ocultan su infidelidad. Ciertamente, el聽 FA hizo crecer continuamente la econom铆a, aument贸 el nivel de consumo de la poblaci贸n,聽 y logr贸 consolidar pol铆ticas sociales que beneficiaron a sectores de la poblaci贸n. A pesar de ello, la derecha fuera y dentro聽 del FA reclama su turno. Apuntando sus ataques contra el Frente Amplio y especialmente contra los m谩s cercanos al mujiquismo, para sacarlos del camino del poder pol铆tico, utilizando la estrategia de denunciar聽 la corrupci贸n y la ineficiencia. Esta estrategia de la derecha, utilizada en Argentina y Brasil, cuenta con aliados incondicionales dentro del Frente Amplio. Parece que lleg贸 la hora para la declinaci贸n del MPP y de Mujica, es la hora de desecharlos. La derecha end贸gena se pasea por el gobierno uruguayo con los estandartes del libre comercio y del acercamiento con Estados Unidos y Europa.

Es evidente que el Presidente Nicol谩s Maduro, cometi贸 un gran desliz cuando utiliz贸 el micr贸fono y las c谩maras para acusar a Almagro como agente de la CIA y se帽alar que 鈥渃onoce sus secretos鈥.聽 No dudamos que Almagro sea un agente, lo contrario: tal vez quien le paga directamente no es la CIA, sino el Pent谩gono, pero como un empleado de su pol铆tica exterior. Sin embargo, declamarlo en p煤blico y a nivel mundial, contradijo lo que acertadamente Maduro dijo al principio de su referencia sobre Almagro: 鈥渁 Ud. ni lo ignoro鈥. oea almagro y maduro

A contrapelo al legado chavista, el Presidente continu贸 siendo un 鈥溍uila cazando moscas鈥 cuando repetidas veces se refiri贸 a los espa帽oles, d谩ndole propaganda gratuita, cuando apenas la derecha espa帽ola es la cagarruta en el ataque injerencista a Venezuela鈥 Todo eso lo hizo Maduro en una rueda de prensa internacional, con lo cual le ahorr贸 esfuerzos a los que dirigen el ataque medi谩tico鈥 De esta forma, sin quererlo, le ofreci贸 un plato a chacales y oportunistas.
Reconocemos que esa rueda de prensa y los manotazos dados por el Presidente Maduro est谩n dentro de los esfuerzos desesperados por romper el aislamiento al cual es sometido el proceso bolivariano. Comprendemos el contexto y las circunstancias. Pero precisamente, por estar conscientes del contexto de injerencia, de agresi贸n y bloqueo que est谩n sometiendo al proceso venezolano, no aceptamos el trato despectivo del Pepe Mujica. Especialmente, porque 茅l sabe que su lengua puede hacer mucho da帽o, no s贸lo a Maduro, sino al pueblo revolucionario de Venezuela.

Esta 鈥渋zquierda鈥 uruguaya siempre nos mir贸 como un joven aventurero y caribe帽o. Siempre como unos locos, que no comprend铆amos que las revoluciones eran cosa del pasado. Pero como en el pasado reciente,聽 ten铆amos recursos, debimos ser los aliados inc贸modos. Lamentablemente, Pepe, la realidad de Am茅rica Latina te va a echar a perder tu rol de 鈥減acificador鈥 e intermediario.聽 La derecha se ha recuperado de forma agresiva en el espacio de los gobiernos, en Argentina y ahora con el Golpe institucional en Brasil. En Paraguay y en Uruguay ya ten铆a todo controlado. Ahora van por Venezuela. La derecha est谩 celebrando sus victorias y los cornudos le llevan la m煤sica.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario