Ago 6 2021
236 lecturas

Opini贸n

Los plebiscitos son un arma de doble filo

El 1潞 de agosto se realiz贸 en M茅xico una consulta popular, la primera desde que fuera aprobado este mecanismo en la constituci贸n en 2012.

Por motivos legales no se pudieron incluir los nombres聽de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calder贸n y Enrique Pe帽a Nieto, blancos directos de la consulta, pero fueron expl铆citamente mencionados por Andr茅s Manuel L贸pez Obrador (AMLO) en la convocatoria y los responsabiliza de haber da帽ado al pa铆s con sus pol铆ticas privatizadoras, la corrupci贸n y la entrega de bienes p煤blicos, entre otros argumentos.

A pesar de que vot贸 apenas el 7,1 por ciento de las personas habilitadas y que para garantizar el car谩cter vinculante se necesitaba un m铆nimo del 40 por ciento de participaci贸n, AMLO calific贸 como un triunfo que la mayor铆a votara a favor de la propuesta. Por el contrario, para los detractores, como el soci贸logo Roger Batra, fue un 鈥渆strepitoso fracaso鈥 y se帽al de que el presidente ha sido 鈥渁bandonado鈥. Cada qui茅n interpreta a su manera.

Las consultas populares pueden ser un arma de doble filo como ya lo han comprobado varios gobernantes en los 煤ltimos a帽os en Am茅rica Latina y el Caribe. Salvo Uruguay, donde existe una larga tradici贸n de plebiscitos y se puede impulsar una consulta si se junta una determinada cantidad de firma como ha sucedido recientemente, en pocos pa铆ses est谩 arraigada la costumbre de las consultas, sea sobre temas de coyuntura o para implementar cambios estructurales.

Est谩 claro que si un gobierno convoca una consulta, refer茅ndum o plebiscito es para ratificar sus pol铆ticas, aunque hay una regla elemental impl铆cita que reza 鈥渟i organizas un plebiscito aseg煤rate de ganarlo鈥.

El 2 de febrero de 1999 Hugo Ch谩vez asumi贸 la presidencia de Venezuela y en abril del mismo a帽o se realiz贸 una consulta popular para convocar una Asamblea Constituyente y redactar una nueva constituci贸n.

En diciembre del mismo a帽o en un segundo refer茅ndum con m谩s del 70 por ciento de los votos se ratific贸 la nueva Constituci贸n. En 2004 la oposici贸n intent贸 destituirlo por medio de un 鈥渞efer茅ndum revocatorio鈥 -potestad introducida por el mismo Ch谩vez en la constituci贸n de 1999- pero casi el 60 por ciento derrot贸 la propuesta opositora y ratific贸 la continuidad de Ch谩vez al frente del pa铆s.

Recientemente, en 2016, Evo Morales en Bolivia y Juan Manuel Santos en Colombia apelaron a las consultas populares. Morales buscaba una nueva reelecci贸n y para tal fin propuso modificar un art铆culo de la constituci贸n. La feroz campa帽a medi谩tica en su contra -que incluy贸 mentiras y golpes bajos- le provoc贸 un rev茅s que tuvo consecuencias posteriores.

Santos busc贸 sin 茅xito apoyo en una consulta popular para consolidar el proceso de paz con las FARC aunque ni siquiera estaba obligado a convocarla; en vez de consolidar el proceso lo debilit贸.

L贸pez Obrador ahora reta a la oposici贸n a que revoque su mandato a trav茅s de una consulta en 2022, un desaf铆o m谩s picante que el famoso chile habanero de Yucat谩n, considerado el chile mexicano m谩s picoso, que no cualquiera puede digerir.

 

*Soci贸logo y analista internacional argentino, director de Nodal.am, colaborador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario