Nov 3 2017
281 lecturas

GaleríaPolítica

,

¡Lula en la ruta de nuevo! | Informe especial (fotos+textos)

Realizar la segunda fase de su caravana por Minas Gerais parecía ser un hecho osado para el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Luego del gran éxito de la primera etapa, en el mes de agosto, recorriendo todos los estados del Nordeste, aún así encaró el desafío: fueron 1.500 kilómetros transitados en ocho días, por 21 ciudades, del 23 al 30 de octubre.

Por segunda vez, Brasil de Fato, Midia Ninja y Jornalistas Livres tuvimos la oportunidad de acompañar esta travesía, que pasó por 21 ciudades: Ipatinga, Periquito, Governador Valadares, Teófilo Otoni, Catuji, Padre Paraíso, Ponto dos Volantes, Itaobim, Itinga, Araçuaí, Coronel Murta, Salinas, Rubelita, Francisco Sá, Montes Claros, Bocaiúva, Diamantina, Olhos D’água, Couto de Magalhães de Minas, Cordisburgo e Belo Horizonte.

Esta vez, tuvimos un refuerzo en el equipo de comunicación: fue el propio Lula que dejó de dar discursos para entrevistar a estudiantes, campesinos, pescadores y trabajadores desde los palcos de los actos públicos.

En ese “talk show“, el ex presidente arrancó carcajadas e historias de lucha y resistencia del pueblo mineiro, además de escuchar la demanda local de los municipios. En estos diálogos, se mostraba la clara identificación con las personas más pobres, que enfrentan privaciones absurdas. Para Lula “el pobre sólo precisa de oportunidades, porque inteligencia ya tiene”.

Disposición

Pese a tener una programación más breve en relación al recorrido del Nordeste, la caravana de Minas Gerais mantuvo el ritmo intenso. Acompañamos el trayecto en ómnibus con el equipo de comunicación de la caravana. Todas la mañanas, el vehículo partía puntualmente junto a la salida del ex presidente desde su hospedaje.

Un día, fue Lula quien se acercó hasta nosotros y nos concedió una entrevista colectiva con los medios de prensa popular y alternativa en aquel ómnibus.

“Tengo 72 años, un cuerpo de 30 y la convicción de 20 para la lucha”, repitió algunas veces el ex presidente en los diferentes escenarios.

Sin embargo, en Araçuaí, Lula pareció cansado, hasta un poco irritado. En el escenario entró un hombre algo consternado con un papel estrujado en sus manos. Aparentemente, el joven estaba nervioso. En el momento en que lo vio, el ex presidente cambió su semblante. Lula pidió una vez más el micrófono, enfático: “Quiero hablar con él”. Y así comenzó una nueva entrevista.

Encuentros

Si había dudas sobre la recepción calurosa en tierras mineiras, las mismas quedaron disipadas al llegar al Valle del Rio Jequitinhonha. En una de las paradas, la pequeña ciudad de Itinga fue tomada por la población, en plena tarde de martes.

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

El local contó, inclusive, con un palco proporcionado por Thais Cordeiro, una vecina, quien abrió las puertas y balcones de su casa para que los vecinos pudiesen tener un buen ángulo para ver y escuchar al ex presidente. “Hago esto porque somos simpatizantes de Lula y reconocemos la felicidad que nos trae a todos los habitantes”.

En frente de un puente construido sobre el Río Jequitinhonha durante el gobierno petista, los habitantes festejaban los avances de las políticas públicas para la población. Hasta entonces, Itinga estaba aislada. Allí, Lula se reencontró con el pescador Everaldo Vieira Souza, a quien le había prometido la construcción de ese puente en 1989, durante su primera visita local.

Otro encuentro fuerte fue en el transcurso de los municipios de Araçuaí y Salinas, en el Valle del Jequitinhonha, en donde una aldea indígena aguardaban el paso de Lula en un lugar próximo a la ciudad de Coronel Murta. Fuera del guión pre establecido, el ex presidente se reencontró con la Cacique Benvina Pankararu, en un ritual donde lo bendijo por segunda vez. La primera había sido en el 2003.

Foto: Mídia NINJA

Cambios

Uno de los puntos altos del viaje fue el acto cultural en Araçuaí, donde cantantes y coros locales se presentaron. Otro momento de fiesta fue en Montes Claros, en el norte minero, donde el ex mandatario fue recibido en su cumpleaños número 72.

Foto: Mídia NINJA

Gileno da Silva Alves, de 47 años, de Guanambi (BA), viajó 380 km para presenciar el momento. “Es su cumpleaños pero el regalo es para nosotros, los brasileños, con su vuelta a la Presidencia”, afirmó el hombre durante el acto principal en la ciudad.

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

Emocionante fue también la visita de Lula a los agricultores familiares de la Asociación de Productores de la Región de Pentáurea, en Montes Claros, donde fue posible un encuentro más próximo y caluroso. Allí, los trabajadores relataron cómo cambió sus vidas por los programas sociales durante los gobiernos de Lula.

Uno de los agricultores, Antônio Borges Pereira, de 51 años, contó el cambio en su familia, en cómo sus hijos pudieron estudiar en la Universidad y regresaron para seguir trabajando en el campo. “Se formaron en Derecho y Veterinaria y luego volvieron. Mi otra hija estudió administración y nos ayuda en las finanzas. Estos programas nos dieron buenas condiciones para valorizar cada vez más nuestro trabajo”

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

Demandas

Pero la caravana no fue solo en apoyo al ex presidente y a su candidatura para las próximas elecciones presidenciales. Los movimientos populares también marcaron presencia para presionar por las necesidades esenciales en sus regiones y por el posicionamiento del Partido de los Trabajadores en relación a sus demandas.

Foto: Mídia NINJA

En Governador Valadares, una de las ciudades impactadas por el quiebre de la represa Samarco en la ciudad de Mariana, donde los afectados se organizaron para pedir una acción más concreta del Gobierno Estadual, que está gestionado por el petista Fernando Pimentel.

Foto: Mídia NINJA

Ya en Diamantina, ciudad que alberga uno de los campus de la Universidad Federal Dos Vales do Jequitinhonha e Mucuri (UFVJM), sucedió una reunión con 17 rectores de universidades e institutos federales mineros donde se apuntó a los efectos post golpe en sus luchas actuales.

Los representantes de las instituciones de enseñanza tenían una demanda clara: la anulación de la Enmienda Constitucional del Techo de los Gastos Públicos aprobada por el Golpe, que congela la inversión pública, inclusive en la educación, por 20 años.

A Lula le tocó estimular a los rectores en este momento difícil: “Ustedes están en la línea de frente en la batalla. No pueden seguir sufriendo la herencia maldita que el Golpe les está dejando. Esta reunión nos convoca a una lucha más en relación a la educación”

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

Pasado y futuro

En el tercer día de caravana, el 25 de octubre, el ex presidente paró en seis ciudades entre los valles de Mucuri y Jequitinhonha. En cada parada, las charlas entre los habitantes remarcaban algo de forma casi unánime: los gobiernos de Lula y Dilma fueron los primeros que efectivamente se centraron en los pobres.

En varios lugares, el cariño para con la ex presidenta Dilma Rousseff, destituida de su cargo tras el golpe, era visiblemente fuerte.

Foto: Mídia NINJA

A lo largo del trayecto, las personas también destacaban que sentían los efectos del golpe. Los cortes en los programas sociales y de políticas públicas, como el programa Bolsa Familia o la construcción de cisternas, eran recurrentes entre los relatos del pueblo.

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

LLegando al último día, el 30 de octubre, el acto de cierre se realizó en la Plaza de la Estación de Belo Horizonte y llevó a 40.000 personas en la capital mineira. En su último discurso de esa jornada, Lula asumió dos compromisos, los mismos que dieron el tono político a la caravana.

Lula: Quando eles fizeram a PEC proibindo gasto, quando eles privatizaram parte da Petrobras, eles abortaram parte do futuro do país - Créditos: Mídia Ninja

El primero fue llamar a un referéndum para revocar las las medidas implementadas por el Presidente golpista Michel Temer (PMDB), como las reformas de trabajo y de las jubilaciones. Para eso, Lula ya había destacado que era necesario contar con el apoyo popular, con la “autorización de la sociedad”, para que el Congreso Nacional sea presionado.

Además de eso, el ex presidente ahora prometió que mantendrá el alerta puesto en la democratización de la comunicación.

Ese compromiso de ampliar las voces en los medios se vuelve urgente, aún más cuando, nuevamente, en la cobertura realizada por la prensa comercial sobre estos ocho días, muy poco se escribió sobre la diversidad de historias, relatos y rostros que acompañaron la caravana.

Foto: Mídia NINJA
Foto: Mídia NINJA

Por eso, como periodistas, activistas y comunicadores populares, resaltamos la necesidad de que haya cada vez más medios independientes, populares y alternativos, que junto al pueblo estén conectados en redes colaborativas, ya que son fundamentales para la democracia.

Nosotros, de Brasil de Fato, Jornalistas Livres y Mídia Ninja cerramos la cobertura de la segunda caravana de Lula por Brasil con la certeza de que colaboramos en la lucha por la democracia, por un proyecto popular de país para el pueblo brasileño.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario