Oct 8 2016
1271 lecturas

Pol铆tica

Macri fracas贸 de la mano de Malcorra

El vuelo de Susana Malcorra hacia la Secretar铆a General de las Naciones Unidas se estrell贸, antes de lo previsto, contra los votos en contra de siete de los 15 pa铆ses miembros del Consejo de Seguridad del organismo multilateral, uno de ellos con el poder de veto que corresponde a los miembros permanentes de esa estructura y la abstenci贸n de otros dos de ese selecto pent谩gono.

El ox铆geno de su candidatura se hab铆a consumido antes, cuando la sobreactuaci贸n, la impericia y la falta de respeto por los valores de las relaciones exteriores por parte del presidente Mauricio Macri, nada menos que frente a Gran Breta帽a, hicieron que Londres apresurase su voto de censura, como lo adelant贸 esta misma columna con antelaci贸n. (Ver estrategia.la/2016/09/21/se-complica-el-camino-de-malcorra-hacia-la-onu)

Con la misma liviandad con que se expresa en el pa铆se igual desparpajo que al presentar como representantes sociales a los personajes inventados por su equipo de comunicaci贸n, el presidente argentino hab铆a afirmado que la premier Theresa May聽estaba dispuesta a 鈥渃omenzar a conversar鈥 sobre la soberan铆a de las islas del Atl谩ntico Sur. A diferencia de lo que implica el blindaje medi谩tico del que disfruta en la Argentina y del grado de tolerancia, ya menguante, de la ciudadan铆a hacia sus pol铆ticas y sus dislates, el 谩mbito internacionales mueve con l贸gica implacable y cobra los errores. El paseo hacia la cumbre de la ONU termin贸 con el fracaso estrepitoso causado por la desmentida del Foreign Office brit谩nico a la afirmaci贸n de Macri y el consecuente aviso de veto londinense.ar-malcorra-macri-gris

Los medios dominantes se apuraron a intentarconvertir a la canciller Malcorra en una suerte de v铆ctima brit谩nica, tratando de tapar las acusaciones de entrega de los intereses nacionales que recibi贸 por el acuerdo con Londres, en plena campa帽a de convencimiento yque luego debi贸 transformar en un sencillo 鈥渃omunicado conjunto鈥.Algunos firmas de los diarios de mayor tirada nacional, que adem谩s transitan por las pajareras televisivas del esc谩ndalo pol铆tico, llegaron a asegurar que el resultado en la ONU 鈥渉izo trizas聽las teor铆as en el kirchnerismo que la ingeniera ministra utilizaba su cargo de canciller para seducir a los brit谩nicos鈥; la pluma, que incluso comete un error de redacci贸n, sin embargo decidi贸 ocultar que la declaraci贸n redactada por el equipo de Malcorra y firmada con alborozo por su par brit谩nico Alan Duncan, abre una brecha favorable a una administraci贸n que libere totalmente a Gran Breta帽a de trabas para la explotaci贸n de hidrocarburos dentro del espacio soberano argentino.

El propio presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, se encarg贸 de confirmar que el Ejecutivo estudia la derogaci贸n de la Ley 26.659, que impide a cualquier argentino explotar el petr贸leo de Malvinas junto a brit谩nicos y sanciona a empresas y personas que participen de actividades petroleras en las islas sin permiso del gobierno nacional. De ese modo reconoci贸 que de desmontar la legislaci贸n que protege los intereses soberanos.

ar-clarin-malcorraPart-time

La votaci贸n negativa para Malcorra fue refrendada un d铆a despu茅s, cuando el Consejo de Seguridad confirm贸 que AntonioGuterres, ex聽 primer ministro de Portugal, ex presidente de la Internacional Socialista y Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU ser谩 el reemplazante de Ban Ki-moon a partir del 1潞 de enero pr贸ximo.

El plan de mutua conveniencia entre el presidente Macri y Malcorra qued贸 destruido. Ella no podr谩 subir al escal贸n al que aspiraba despu茅s de ser Oficial Principal de Operaciones y Directora Ejecutiva Adjunta del Programa Mundial de Alimentos (PMA),Secretaria General Adjunta del Departamento de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno (DAAT) y Jefa de Gabinete del Secretario General de las Naciones Unidas.

El tampoco podr谩 decircon la liviandad que su pol铆tica internacional coron贸 una dama 鈥減ropia鈥 en el escal贸n principal del multilateralismo, lo que para el equipo amarillo del PRO hubiese constituido un equivalente laico al obispo argentino y peronista que se sienta en el sill贸n de San Pedro. Como se se帽al贸 en la columna previa ya citada, el jefe de Gabinete, Marcos Pe帽a, se hab铆a atrevido a decir, con una candidez impropia del cargo que ocupa y escasa fineza diplom谩tica, que 芦los argentinos ya tenemos a Bergoglio en el Vaticano, a Messi en el Barca y s贸lo falta Malcorra en Naciones Unidas禄.

Se qued贸 con las ganas de un absurdo que, adem谩s, hizo que el pa铆s tuviese una ministra de Relaciones Exteriores a tiempo parcial, como ella misma reconoci贸 al se帽alar que 鈥淗asta ahora tuvieron una Canciller part-time鈥, al brindar ante los diplom谩ticos por su d铆a, con una semana de atraso.聽El Palacio San Mart铆n, siempre receloso con las figuras que ocupan los cargos de conducci贸n sin haber transitado los pasillos del Instituto de Servicio Exterior de la Naci贸n, ya ven铆a expresando malestares por la escasa actividad diplom谩tica genuina, desplazada por la 鈥渃ampa帽a鈥 de su jefa, concepto que ella misma utiliz贸 a trav茅s del cable interno del MRECIC, circulado el 26 de mayo a las 15.21, cuando intent贸 justificar sus andanzas.

untitled-1

Fuente: El Cronista, 22 de Septiembre de 2016

Con un sueldo de $152.908,37, calculados para una carga laboral full time y no parcial, la ex funcionaria de la ONU tambi茅n recibi贸 cr铆ticas por el gasto presupuestario que costaron sus 14 vueltas alrededor del mundo en 10 meses, con 594.000 kil贸metros en 37 visitas oficiales, seg煤n el registro de audiencias al promediar septiembre, incluidos las nueve visitas a Nueva York, seg煤n el c谩lculo meticuloso del matutino El Cronista del pasado 22 de septiembre.

Barras y estrellas

D铆as antes de asumir como presidente, Macri se hab铆a rendido ante el curr铆culum de Malcorra y, sobre todo, frente a la hip贸tesis de un viaje a Nueva York un a帽o despu茅s, para lucirse con la designaci贸n de una funcionaria propia en el m谩ximo escal贸n del sistema multilateral y presentar el hecho como un 鈥渢riunfo鈥 de su gesti贸n, sobre todo de esa 鈥渁pertura al mundo鈥 de su 鈥渘ueva Argentina鈥.

A su colega, con paso por IBM y Telecom, cr茅ditos no le faltaban, tampoco apoyos, como el de Ban Ki-moon y hasta del propio presidente Barack Obama.

ar-malcorra-pantallas

En los concili谩bulos internacionales, dignos de la Florencia de los Medici, se afirmaba que, en cumplimiento de un pacto no escrito, era el turno de instalar en la ONU a un europeo, preferentemente del Este por ser la 煤nica regi贸n del mundo que no ha ocupado el puesto de Secretario General. De no concretarse esa expectativa, la posibilidad se desplazar铆a hacia Am茅rica y, entonces s铆, Malcorra correr铆a con buenos caballos, tan buenos como lo son los que provienen del establo del comisario. Estados Unidos, en ese caso, hubiese tenido otro resorte multilateral a cargo de alguien d贸cil a sus intereses.

Sin embargo, no todas eran rosas en el camino hacia la meta nunca alcanzada.

Todo se sabe

A partir de 2004 Susana Malcorra ejerci贸 como Oficial Principal de Operaciones y Directora Ejecutiva Adjunta del Programa Mundial de Alimentos (PMA), supervisando operaciones humanitarias y de emergencia. De ese organismo pas贸 al DAAT, encargado de cooperar con el despliegue de las 鈥渕isiones de paz鈥 de la ONU en todo el mundo, con un presupuesto de u$s 7.000 millones y manejo sobre m谩s de 120 mil personas, entre militares, polic铆as y civiles.

Cuatro a帽os despu茅s se convirti贸 en jefa del gabinete del secretario general, Ban Ki-moon. A lo largo de ese recorrido fue significativo el v铆nculo que logr贸 con Susan Rice, entonces embajadora de Estados Unidos en la ONU y luego consejera de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama.
wiki16
Las filtraciones de JulianAssange conocidas como 鈥渨ikileaks鈥, realizadas a partir de 2008, permitieron confirmar el acercamiento de la funcionaria hacia los intereses de Washington, a pesar de distintos problemas log铆sticos y de irregularidades administrativas registradas en diferentes misiones de paz, en particular en la de Darfur, Sud谩n, donde Naciones Unidas, a instancias del gobierno estadounidense de George W Bush, intent贸 desde 2007 contener un conflicto armado que desemboc贸 en un proceso de 鈥渓impieza 茅tnica鈥 de la poblaci贸n negra, con entre 300.000 y 400.000 muertos y m谩s de dos millones de desplazados de sus hogares.

Los malestares brit谩nicos, alemanes e italianos con la gesti贸n Malcorra, al punto de proponer saltear la coordinaci贸n con la ONU y operar de modo directo, y la aceptaci贸n de las propuestas de los EEUU por parte de la funcionaria argentina, quedaron documentados en veinte despachos del Departamento de Estado fechados entre 2008 y 2009, que mencionan a la actual canciller argentina, insertados en su sitio por wikileaks.orgen 2012.

wiki-arg

https://search.wikileaks.org/advanced?order_by=most_relevant&any_of=&document_date_end=&document_date_start=&exclude_words=&released_date_start=&new_search=True&page=2&query=MALCORRA&released_date_end=&exact_phrase=Durante su paso por la DAAT

A pesar de esas opiniones en su contra, Malcorra lleg贸 a la Jefatura de Gabinete de la Secretar铆a General ONU, tal vez gracias a diferentes nombramientos de estadounidenses en altos cargos de la DATT, como fueron, a solicitud de la influyente Susan Rice, los de Tony Banbury como聽 subsecretario General Adjunto en el Departamento de Apoyo a las Actividades en el Terreno, que ocup贸 hasta el 5 de febrero de 2016 o a su propio ofrecimiento de llenar las direcciones recursos humanos, log铆stica, tecnolog铆a y finanzas con funcionarios de Estados Unidos.

Macri jug贸 la Reina

Contra viento, marea y evidencias, el mandatario argentino crey贸 que la carrera de su ministra le permit铆a instalar su idea de 鈥渓a nueva Argentina鈥. Desde la gestualidad, esos esfuerzos constituyen a su juicio una suerte de campa帽a de comunicaci贸n internacional, incluso por encima del resultado de la elecci贸n del Consejo de Seguridad.

Como el 鈥渕ini Davos鈥 y sus discursos, Macri consider贸 que era un aporte a la mostraci贸n de ese 鈥渘uevo pa铆s鈥 que imprimi贸 en los folletos biling眉es preparados para la reuni贸n del CCK, a su vez fotocopiados de los que hizo distribuir en su b煤squeda d贸lares en medio de las negociaciones con los fondos buitre, en los que se reconocen los logros de la d茅cada kirchnerista que se niegan puertas adentro del pa铆s.

Al criterio no escrito de 鈥渞otaci贸n geogr谩fica鈥 de la Secretar铆a General ONU, se sumaron en esta oportunidad consideraciones y fundamentos tendientes a que el cargo vaya por primera vez a una mujer, en funci贸n de un criterio nunca reglamentado que dispuso la Asamblea General en 1997 para que se diese 鈥渄ebida consideraci贸n a la igualdad de g茅nero鈥. Desde hac铆a rato, las filtraciones de los sondeos 鈥渟ecretos鈥 anunciaban que esa variable 鈥渘o tuvo un papel relevante鈥; de forma expl铆cita el embajador de Rusia ante el organismo,Vitaly Churkin, asegur贸 que algunos de los que hablaron en p煤blico 鈥渟obre la necesidad de apoyar a una mujer no actuaron as铆 en la votaci贸n real禄.mujeres-mural

GameOver

Los tiempos de la elecci贸n se acabaron antes de lo previsto para la f贸rmula Macri-Malcorra. La diplomacia argentina filtraba a los diarios que acompa帽aron la candidatura de su jefa versiones acerca de que 鈥渘inguno de los pa铆ses que 麓desalentaron麓 la candidatura de Malcorra鈥 era uno de los miembros permanentes, a pesar de que ella ya hab铆a sumado evidencias acerca de que una de esas papeletas efectivamente pertenec铆a a uno de 鈥渓os cinco鈥 y que otros dos avanzaban en la misma direcci贸n.

Los que m谩s preocupaban a la dama rosarina eraRusia e聽 Inglaterra. El primero trat贸 de sostener a los candidatos el Este hasta el final, aunque siempre estuvo dispuesto a avanzar en una negociaci贸n que llevase a Guterres hasta el sill贸n principal de la ONU, a pesar de que su pa铆s forma parte de la Organizaci贸n del Tratado del Atl谩ntico Norte (OTAN), dirigida desde Washington, sobre todo ante la certeza de que EEUU vetar铆a a la b煤lgara Directora General de la UNESCO聽Irina Bokova.

Todo el tiempo y en todos los miembros del Consejo pes贸 adem谩sla certeza de que el tema que abarcar谩 la pr贸xima d茅cada del mundo internacional ser谩 el de los refugiados, especialidad deGuterres, que se desempe帽贸 como Alto Comisario de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)聽desde junio de 2005 hasta el 15 de diciembre de 2015.

4/Hundreds of refugees and migrants aboard a fishing boat are pictured moments before being rescued by the Italian Navy as part of their Mare Nostrum operation in June 2014. Among recent and highly visible consequences of conflicts around the world, and the suffering they have caused, has been a dramatic growth in the number of refugees seeking safety by undertaking dangerous sea journeys, including on the Mediterranean. The Italian Coastguard / Massimo Sestini

Cuando ya se ve铆a la imbatibilidad del portugu茅s, hubo un intento m谩s del equipo gubernamental argentino, que trat贸 de instalar que cualquier rechazo que recibiese ser铆a pura misoginia y no tendr铆a que ver con las acusaciones en su contra por el supuesto ocultamiento de casos de abuso sexual a menores perpetrado por Cascos Azules franceses de la ONU en Rep煤blica Centroafricana, ni por su mala gesti贸n durante el despliegue de las tropas de paz en Darfur, Sud谩n, situaciones que pesaban en contra de su inter茅s. Del mismo modo que lo fue para muchos pa铆ses su alineamiento con Estados Unidos. Con el europeo ya triunfante por unanimidad, se atrevi贸 a despedirse con el tweet聽鈥淣os queda una asignatura pendiente con respecto al g茅nero鈥.

A lo largo de los primeros once meses de gobierno, Macri recorri贸 el mundo a caballo del conocimiento que los gobiernos ten铆an de Malcorra. Puede ser que crea haber llegado a la cima, del mismo modo que, en esos mismos meses, condujo el pa铆s a su 鈥減obreza cero鈥.

*Sic贸logo, periodista e investigador argentino. Investigador asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario