Dic 21 2006
808 lecturas

Cultura

Maltratados en presunto festival. – OFENDIDOS Y HUMILLADOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En noviembre 煤ltimo, el secretario general de la FPMP, Ren茅 Villar, volvi贸 a insistir respecto de mi presencia en alguno de los eventos programados por la FPMP, como lo ven铆a haciendo durante todo el 2006 para que participara en los encuentros organizados por la entidad en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires. A todas esas invitaciones previas me negu茅, por razones laborales y personales. Finalmente, acced铆 a presentar mi libro reci茅n publicado en el marco del citado Festival Latinoamericano de Arte.

Villar me notific贸 que la FPMP se har铆a cargo del alojamiento de mi mujer 鈥搎uien es investigadora teatral y que iba a tomar parte del acto de presentaci贸n de mi libro鈥 y del m铆o propio. Tanto las reiteradas invitaciones como la notificaci贸n de las condiciones de nuestra estad铆a en Mar del Plata fueron realizadas por Villar v铆a correo electr贸nico.

De buena fe, acced铆 al pedido y me traslad茅 con mi mujer desde la ciudad de Buenos Aires, donde residimos, hasta la sede del festival, costeando los pasajes de ida y de vuelta de mi bolsillo. foto Al llegar al hotel se帽alado, me entero 鈥損or el conserje鈥 que mi reserva estaba cancelada y la habitaci贸n asignada entregada a otros pasajeros; Villar hab铆a enviado un correo al hotel se帽alando que mi mujer y yo 铆bamos a tomar la habitaci贸n el viernes 15 de diciembre. Cuando acept茅 la invitaci贸n, le hab铆a informado que llegaba el s谩bado 16 y deb铆a partir el domingo 17 de diciembre de 2006.

Me comuniqu茅 telef贸nicamente con Villar, a fin de que solucionara el problema que 茅l mismo hab铆a originado y se presentara en el hotel para ello, pero me manifest贸 que viv铆a en las afueras de Mar del Plata y no pod铆a concurrir antes de las dos de la tarde, cuando deb铆a asistir a una reuni贸n de la FPMP a realizarse en un centro cultural llamado La Rada. Me indic贸 que nos dirigi茅ramos a dicho centro cultural para reunirnos con 茅l y que almorz谩ramos all铆 por cuenta y cargo de la FPMP.

Fuimos hasta el citado centro cultural y lo encontramos cerrado con rejas, cadenas y candados. Con mi mujer descompuesta por el viaje y al borde de un ataque de nervios, volv铆 a la estaci贸n de 贸mnibus para cambiar los pasajes y volvernos inmediatamente a Buenos Aires, pero all铆 comprobamos que los pasajes no ten铆an devoluci贸n. Volv铆 a llamar varias veces a Villar, que pasadas las 14 segu铆a al tel茅fono hogare帽o, y hasta ped铆 por favor que, dado el estado de mi mujer, me consiguiera urgente alg煤n tipo de alojamiento, ya que, adem谩s, hab铆a alerta meteorol贸gico (de mal tiempo) y todas las plazas hoteleras de la ciudad estaban cubiertas por los m谩s de cuarenta mil visitantes que hab铆an venido a Mar del Plata a presenciar un recital de rock.

Finalmente, tras una docena de llamadas, logr茅 que Villar me indicara un hotel, mucho m谩s que muy modesto 鈥搗amos a usar este eufemismo- donde quedaba una sola habitaci贸n sin ocupar, dado que carec铆a de ventilaci贸n, de tel茅fono y de otras necesidades b谩sicas para un pasajero en tr谩nsito. Insist铆 con las llamadas y por terceras personas me enter茅 de que la presentaci贸n de mi libro y todas las otras actividades culturales 芦previstas禄 por la FPMP, como consecuencia de la escasez de p煤blico asistente a las mismas , hab铆an sido trasladadas al Centro Cultural La Rada.

Logr茅 comunicarme telef贸nicamente con el presidente de la FPMP, Dardo Sextino, quien me manifest贸 al enterarse de los hechos que estaba dando un curso 鈥撀縰n curso de qu茅? me pregunto yo鈥 y que el asunto 芦de la hoteler铆a禄, as铆 lo denomin贸, no era su 谩rea. Le record茅 que como presidente de la FPMP todo era su 谩rea y s贸lo atin贸 a responder: 芦todo se va a arreglar禄.

A las 18.30 me allegu茅 al Centro Cultural La Rada 鈥搖n humilde caf茅-bar de reducidas dimensiones鈥 que entonces s铆 estaba abierto y con unas 10 personas en su interior. Era el Festival Latinoamericano de Arte organizado por la FPMP.

El acto cultural que se estaba desarrollando cuando llegu茅 鈥揹el que participaban miembros de otra entidad, la Sociedad Argentina de Escritores filial Mar del Plata鈥 originariamente estaba previsto para las 15 y eran, como ya dije, las 18.30 pasadas. foto Me hice indicar d贸nde estaba Villar y le manifest茅 que en esas condiciones mi libro no se iba a presentar, a lo que reaccion贸 con la mayor groser铆a, elevando la voz y gesticulando, tras lo cual se retir贸.

Por respeto a las 10 personas que estaban escuchando la lectura de un autor en esos momentos, me retir茅 yo tambi茅n. Dem谩s est谩 decir que al d铆a siguiente. al retirarnos del paup茅rrrimo hotel donde mi mujer y yo est谩bamos alojados para viajar a Buenos Aires, deb铆 abonar de mi propio bolsillo la cuenta de nuestro alojamiento, pues nadie de la FPMP se hizo presente para ello, ni se comunic贸 conmigo por tel茅fono ni ninguna otra cosa parecida. para viajar a Buenos Aires.

Desde luego, tampoco nadie se disculp贸 por hacernos perder tiempo y dinero y ganas, concurriendo a un ca贸tico 芦festival latinoamericano禄, con invitados del exterior (隆!) y, entre los locales, el poeta Leopoldo Castilla y la dramaturga, guionista, directora de teatro, ensayista y docente Cecilia Propato, a quienes no vi por el lugar. 驴Estaban invitados realmente todos los nombrados o solamente figuraban en el programa?

Tampoco nadie nos explic贸 por qu茅 se puede faltarle el respeto a un autor que viaja 400 kil贸metros de ida y otros tantos de vuelta para concurrir a un festival de la irresponsabilidad, la groser铆a y el caradurismo, sin cobrar un solo centavo y pag谩ndose los pasajes. Tengo 50 a帽os y he participado en varios congresos, encuentros y festivales, dentro y fuera de nuestro pa铆s y es la primera vez que me sucede algo como lo relatado. El dinero y el tiempo que perd铆 por mi buena fe ya no importan. Lo que s铆 me importa es que ning煤n otro colega tenga que pasar por parecidas circunstancias.

Me pregunto qu茅 nos hubiese pasado a mi mujer y a m铆 si yo no hubiera llevado dinero extra para afrontar cualquier imprevisto, confiando en la previsi贸n y la responsabilidad de la inefable FPMP, su presidente y su secretario general.

————————————–

foto
* Miembro activo de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina, de la Academia Iberoamericana de Poes铆a, Cap铆tulo de New York, EEUU, con sede en la Columbia University; de la World Poets Society (Grecia); de la International Society of Writers (EE.UU.) y del Advisory Board de World Poetry Press (India). Ha recibido el t铆tulo de Compagnon de la Po猫sie de la Association La Porte des Po茅tes, con sede en la Universidad de La Sorbonne, Par铆s, Francia.

Addenda
El libro a que hace menci贸n Ben铆tez es la obra teatral 18 whiskies, recreaci贸n de las 煤ltimas horas de vida del poeta gal茅s Dylan Thomas y an谩lisis de su legado.
Una rese帽a del texto puede encontrarse en Piel de Leopardo aqu铆.

La pieza teatral puede ser le铆da en la Biblioteca Logos, aqu铆, donde se encontrar谩n mayores datos sobre el autor y sus trabajos.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario