Abr 12 2007
986 lecturas

Economía

Malvinas Argentinas. – CON MEDALLA, PERO SIN PENSIÓN POR »ENGAÑAR»

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Informó el matutino porteño Página 12 el 29 de noviembre de 2006 que el periodista Nicolás Kasanzew, “la cara de la guerra de Malvinas”, quedaba en condiciones –merced a un fallo de la Corte Suprema de Justicia– de cobrar una pensión de guerra, hasta entonces sólo disponible para militares de carrera, por su trabajo en las islas como periodista de la cadena estatal de televisión ATC.

Dice Página 12: «De acuerdo con lo dispuesto por los jueces, tendrá derecho a cobrar no sólo la pensión de guerra que ya recibía por la ‘cobertura del conflicto’ que realizó para ATC, sino dos nuevas asignaciones creadas en 1991 y 1992 y hasta ahora sólo percibidas por el personal militar de carrera».

La información completa puede leerse aquí.

Continúa la información: «Su nombre aparece ya muy poco. Fue uno de los símbolos de la televisión argentina de la dictadura, reconocido a partir de 1982 como “la cara de Malvinas”. Desde 1983 estuvo prácticamente fuera del aire, aunque durante los años 90 volvió a cobrar vuelo por la conducción de un programa de televisión de Miami. Hasta ahora, ésas eran las pocas y breves noticias de Nicolás Kasanzew que, pese a todo, acaba de ser beneficiado por un fallo de la Corte Suprema de Justicia».

En marzo de 2007 el mismo diario –y otros medios periodísticos argentinos– recogían que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había resuelto retirarle a Kasanzew la pensión que por esa vía disfrutaba en calidad de ex combatiente en la infortunada incursión militar malvinense.

La digital Noticias Urbanas registró de este modo (aquí) el hecho:

Un ñoqui menos
Kasanzew sin subsidio porteño

El Gobierno porteño a través del Ministerio de Derechos Humanos y Sociales dictó una resolución para dejar sin efecto el subsidio que cobraba el periodista Nicolás Kasanzew, como falso ex combatiente de la guerra de Malvinas.

Ignacio Silvera

El Ministerio de Derechos Humanos y Sociales del Gobierno de la Ciudad, que lidera Gabriela Cerruti, dio a conocer una resolución por la cual el periodista Nicolás Kasanzew dejó de cobrar un subsidio del Gobierno porteño, que percibía desde 2005, cuando una resolución lo consideró veterano de la guerra de Malvinas. Kasanzew, en 1982, cubrió el conflicto como periodista de la televisión estatal (ATC).

«Resulta relevante entonces dejar constancia que el Sr. Kasanzew cumplió labores periodísticas para la Empresa de Telecomunicaciones Estatal Argentina Televisora Color (ATC) y que dichas actividades las realizó por decisión personal, ya que no tenía una obligación ciudadana de ‘armarse en defensa de la patria’. Además, en su carácter de periodista contribuyó a la propaganda de la dictadura militar engañando a la sociedad argentina acerca de los avances de la guerra», se lee en uno de los párrafos de la resolución adoptada por el organismo público.

En otra parte el escrito agrega: «Que, por lo expuesto, la Resolución Nº 22/SSDH/2005 resulta ser nula de nulidad absoluta, toda vez que la voluntad de la Administración fue oportunamente excluida, por falta de causa y por no existir o ser falsos los hechos y derechos invocados, correspondiéndose la revocación del mismo, todo ello de conformidad con lo dispuesto por los arts. 7º inc. b), 14 inc. a), 17 y concordantes del Decreto Nº 1510/97».

Puesto en conocimiento del asunto, el periodista retrucó de la siguiente manera:

foto
Declaración de Nicolás Kasanew

Página/12 acaba de informar que la Secretaría de Derechos Humanos de la Capital, me ha quitado la pensión de Malvinas por supuestamente haber yo «engañado a la sociedad argentina» durante la Guerra Austral.

El dinero me tiene sin cuidado. Pero en defensa de mi buen nombre y honor, desafío a quien quiera a encontrar en las grabaciones de aire de ATC alguna mentira mía, alguna frase al estilo de «estamos ganando». ¡No la
encontrarán!

La desinformación sobre el decurso de la guerra se originaba en el continente y no en las islas, donde yo era permanentemente censurado por orden del general Menéndez. Yo no tenia «retorno» de lo que se emitía en el continente y sólo al regresar me di cuenta de que no menos de un 95 por ciento de lo que habíamos filmado mi camarógrafo Alfredo Lamela y yo, nunca había salido al aire.

Y, al revés de lo que dice «Página 12», no sólo el ejército me considera ex-combatiente, sino también el Congreso Nacional, que en tiempos de Alfonsín equiparó a los civiles que allí estuvimos con los soldados conscriptos. Por ley. De ahí que poseo la Medalla del Congreso.

Dieciocho civiles murieron en combate durante la defensa de las islas, y si bien no me cupo a mí ese honor, desde el momento en que llegamos a las islas, Lamela y yo nos ofrecimos como voluntarios. El general Menéndez no nos permitió participar de la defensa de las islas, pero hacia el final del asedio, el 12 de junio, tuve el honor de accionar un cañón Oto Melara de 105mm contra los ingleses que ya ocupaban el Monte Longdon.

Esto ocurrió en la batería del teniente Caballero, cuyo jefe era el entonces teniente coronel Antonio Martín Balza.
Años más tarde, ya siendo jefe del ejército el general Balza, me condecoró con la Orden a los Servicios Distinguidos.

No le quitan la pensión a todos los civiles de Malvinas. Solo a mí, en un claro acto de discriminación.

Tengo la conciencia limpia, estoy orgulloso de mi participación en el conflicto y volvería a hacer todo lo que hice durante la Guerra de Malvinas.

Nicolás Kasansew

Un triste asunto.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    Añadir comentario