May 6 2021
158 lecturas

Opinión

Mario Vargas Llosa, una personalidad moral miserable, de liberal a fujimorista

El cambiar de ideolog√≠a pol√≠tica no es reprobable: as√≠ como existen ultraizquierdistas fan√°ticos, como es el caso de Enrique Correa, √ďscar Guillermo Garret√≥n, (Garret√≥n fue ministro de Econom√≠a en el gobierno de Salvador Allende, y Correa lo fue de Patricio Aylwin), a quienes se suman otros cuantos prohombres, especialmente del Mapu, que de la extrema izquierda pasaron a lobistas neoliberales,¬† es com√ļn, pues el poder y la ambici√≥n abre puertas al dinero y al mando), tambi√©n los hay en que hacen su camino pol√≠tico del derechismo a la izquierda, (caso de V√≠ctor Hugo y George Bernanos, en Francia, por ejemplo).

El caso de Mario Vargas Llosa es emblem√°tico, al cambiar desde el progresismo a la derecha, (el Premio Nobel, a veces, en vez de convertirse en un galard√≥n, es un verdadero castigo, pues elige candidatos, en el caso¬† del de Literatura, con muy pocos m√©ritos, (Jacinto Benavente), y otros brillantes, (Jean Paul Sartre, √ļnico pensador excepcional que ha tenido el valor de rechazarlo). Prejuicios de Vargas Llosa sobre Keiko, por Ricardo V√°squez K. | OPINION | EL COMERCIO PER√ö

Entre los candidatos al Premio Nobel de Literatura, en muchas ocasiones se eligen buenos escritores, (Albert Camus, franc√©s, de origen argelino, y los chilenos Gabriela Mistral y Pablo Neruda, y otros que escriben libros sin trascendencia en el mundo de las letras); uno de los Premios que quiz√°s m√°s averg√ľencen es el de la Paz, que lo obtenido personajes como Kissinger, Obama, y otros, (para ganar este premio hay que ser asesino y cometer los m√°s viles cr√≠menes y apoyar distintos golpes de Estado, as√≠ como hay otros candidatos que s√≠ se lo merecen).

El Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, escribe bastante bien, sin embargo, moralmente, seg√ļn mi entender, su personalidad moral es, francamente, miserable: nadie lo acusa de haber pasado del izquierdismo al neoliberalismo y, como todo converso de esta cala√Īa, se ha dedicado a difundir y juntar pros√©litos para el liberalismo que, en Am√©rica Latina, es conservatismo.

El escribidor Mario Vargas Llosa, hacia los a√Īos 80, incursion√≥ en la pol√≠tica de su pa√≠s, Per√ļ, y ten√≠a casi asegurada la presidencia, pero el voto de ignorantes ‚Äďse dicen izquierdistas‚Äď permitieron el triunfo de Alberto Fujimori, un advenedizo, rector de una universidad agr√≠cola e, inesperadamente, obtuvo una amplia votaci√≥n frente al candidato Vargas Llosa.

Vargas Llosa se siente con derecho a declararse vanidoso, y recomienda a los electores peruanos dar su voto a quien a él gusta, además, lo considera el mal menor,  (lo hizo con el alcohólico Alejandro Toledo, después, con el nacionalista Ollanta Humala, posteriormente por Alán García y por PPK). Vargas Llosa odiaba a los Fujimori, especialmente porque Alberto Fujimori le había ganado en esas elecciones, y su hija, Keiko, significaba el demonio.

No s√© cu√°nto pueden pesar los correos electr√≥nicos de este escritor al dirigirse a sus conciudadanos, y pienso que poco, pero no faltan los imb√©ciles que lo sigan, pues ahora sus ep√≠stolas, publicadas por el Diario El Comercio, (como El Mercurio en Chile), cuyos due√Īos son empresarios, y lo peor, sus periodistas son sus lacayos, llegan a las clases altas.

Si alguna persona creyera que al ‚Äúescribidor‚ÄĚ peruano le quedaba una onza de moral, ahora puede estar segura de que no le queda ninguna: apenas supo que el candidato rival de Keiko Fujimori era el profesor Pedro Castillo, de izquierda, (era evidente que, para la derecha canalla latinoamericana, iban a usar a Maduro, Ortega y el castrismo para iniciar una campa√Īa de terror, en que los m√°s pobres), c√°ndidos e imb√©ciles, prefirieron votar por la corrupta y ladrona, hija del dictador Alberto Fujimori, ante el miedo de que Per√ļ se convirtiera en otra Venezuela, Cuba o Nicaragua, y que el profesor, (va a votar montado en una yegua y con sombrero parecido al de la publicidad de los cigarros), triunfe en la segunda vuelta frente a Keiko Fujimori, y que se convierta en el ¬†pr√≥ximo Presidente de la Rep√ļblica de Per√ļ.

Por lo general, los presidentes que le han precedido han sido ladrones y corruptos, a lo mejor, (como el Presidente Paniagua), Pedro Castillo vaya a convertirse en el √ļnico mandatario decente en muchos a√Īos.

* Ha sido Profesor de Historia en la Universidad Católica de Valparaíso, Chile y en la Universidad Bolivariana (entelequia de Chávez), Venezuela. Ha sido Diplomático. Colabora en diferentes medios aportando artículos sobre temas de actualidad. Artículo publicado en elclarin.cl

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario