Nov 5 2020
168 lecturas

Cultura

Marion Berguenfeld: El golpe militar me mat贸 la adolescencia

Licenciada en Letras, docente y periodista, la poeta Marion Berguenfeld nos dice en esta entrevista, por ejemplo, que ella comenz贸 a militar en el Colegio Nacional de Buenos Aires y que ense帽a literatura como arma de liberaci贸n.

聽鈥 En 鈥淓strip鈥 asent谩s el nombre de tu padre, Enrique Berguenfeld, quien adem谩s de haber sido poeta fue m煤sico y promotor cultural. Vayamos hacia 茅l, a tu infancia, a tu juventud.

驴Mi infancia y mi juventud? 隆Fueron ca贸ticas, extra帽as! Vengo de una familia de empresarios y comerciantes. A pap谩 le gustaba escribir, pero estudi贸 Ciencias Econ贸micas 鈥攗n par de a帽os鈥 y termin贸 haciendo bastante dinero en los 鈥60. Como su pasi贸n era la m煤sica y la vida dom茅stica lo aburr铆a mucho, el mismo d铆a que yo nac铆 abri贸 un bar que se llamaba 鈥淩eno鈥 en Corrientes y Gurruchaga, donde se realizaban encuentros musicales de jazz, tango, blues鈥 En los 鈥70 se enamor贸, se fue a vivir a Brasil con una secretaria adolescente y fund贸 dos f谩bricas.

Mejor dicho, las fundi贸, porque no supo sostener la riqueza. Corr铆an los 鈥80 cuando cre贸 un grupo m铆tico, Ra铆ces de Am茅rica, que apadrin贸 Mercedes Sosa. Todav铆a existe y mantiene seguidores en todo Brasil. El prop贸sito era que los brasile帽os conociesen la m煤sica del resto de Am茅rica. Despu茅s trabaj贸 en un mega Centro Cultural, El Memorial de Am茅rica Latina. 脡l era director del 谩rea musical o algo as铆 y durante d茅cadas llev贸 al Memorial a los m谩s grandes artistas: Pablo Milan茅s, Rub茅n Rada, Peteco Carabajal, Le贸n Gieco, Los Olimare帽os, Silvio Rodr铆guez, Hugo Fattoruso, Anacrusa, Susana Rinaldi鈥 隆a los mejores de la 茅poca!

Su casa era conocida como 鈥渓o de Enrique Bergen, el de San Pablo鈥. All铆, en ocasiones, se alojaron los Quilapay煤n, F谩gner, los Parra, en su cocina comi贸 empanadas e improvis贸 Chico Buarque. Cuando yo iba a Brasil estaba en ese ambiente, entre m煤sicos, ensayos y giras. A veces, llevada desde ac谩 en el micro que trasladaba a toda una orquesta. Pero la poes铆a hab铆a aparecido en m铆 mucho antes, cuando todav铆a no sab铆a escribir. Siempre ten铆a canciones en la cabeza. Era una lectora voraz y desordenada. Una nena solitaria, t铆mida, dolorosamente sensible. Carne de poeta, supongo.

鈥 En 2008 y en 2010, firmando, al menos en las tapas, con el nombre 鈥淜ir贸n鈥, Editorial Emec茅-Planeta te public贸 los vol煤menes 鈥淎strogu铆a del sexo y del amor鈥 y 鈥淎lmas gemelas鈥. Hablemos de la astrolog铆a y de lo que te ha deparado.

La astrolog铆a me lleg贸 v铆a el periodismo. Yo me fui de mi casa muy chica, a los diecisiete, ten铆a que trabajar y lo 煤nico que me gustaba era escribir. As铆 que respond铆a a toda oferta de trabajo que incluyese redactar algo. Redact茅 cursos de autoayuda por correo, posters, tarjetas postales, notas, publicidades, folletos, gu铆as y una vez, un curso de astrolog铆a para cargar en computadora porque no exist铆a nada de eso en castellano. Me contrat贸 un ingeniero que era astr贸logo (creo que viv铆a en un barco la mayor parte del a帽o). Me daba libros con informaci贸n astrol贸gica seria y sopor铆fera. Yo ten铆a que resumirlo y convertirlo en un texto entretenido. Eso fue a mediados de los 鈥80.

En los 鈥90 me tomaron en una editorial de publicaciones femeninas. Era para escribir en 鈥淓manuelle鈥, una revista que hab铆a sido bastante revolucionaria en lo suyo. Pero a la semana exacta me pusieron a dirigir una revista nueva que se llamaba 鈥淎genda Astrol贸gica鈥. Yo no sab铆a nada de astrolog铆a, estudiaba Letras, escrib铆a poes铆a, hab铆a terminado periodismo鈥 no me lo tom茅 muy en serio. Pero contrataron a una astr贸loga espa帽ola que era ling眉ista y a un astr贸logo brasile帽o que era m茅dico y sab铆an un mont贸n. Se pusieron a explicarme. Me apasion茅. La astrolog铆a me alucin贸. Despu茅s estudi茅 formalmente, pero ese primer contacto fue toda una revelaci贸n.

Y empec茅 de casualidad a trabajar en 鈥淟a Naci贸n鈥 como astr贸loga, y un d铆a una editora de Emec茅, Mercedes G眉iraldes, me llam贸 y as铆 nacieron mis libros, los que me llevaron a la radio y a la tele. Digamos que pude saborear el gustito de la popularidad, o al menos de la masividad. Algo que los poetas anhelamos, pero nunca tendremos. La poes铆a no es de consumo masivo como la astrolog铆a. Nadie te paga por eso. Y en eso reside tal vez su pureza, su encanto.

鈥 驴Folletines en el siglo XXI?: s铆, sos la autora de dos, 鈥淗ermanos de sangre鈥 y 鈥淧asi贸n gitana鈥, ambos traducidos al portugu茅s.

聽 鈥Fueron libros por encargo. Tal vez el mejor trabajo que tuve: escribir novelas de amor y que me paguen. Fue una iniciativa que dur贸 muy poquito en la Editorial Perfil, se llamaba Colecci贸n Primavera. Una amiga y colega, Gabi Ramos, me convoc贸 junto con otras dos o tres periodistas que pod铆an con el desaf铆o. Novelitas entre rom谩nticas y er贸ticas, estilo las 鈥淐incuenta sombras de Grey鈥. Fue bueno mientras dur贸.

鈥 驴Se represent贸, fue editada 鈥淓l plato de morcillas鈥, tu obra de teatro para ni帽os? 驴Has escrito otras, para ni帽os o adultos?

Ese proyecto tambi茅n vino de la mano del periodismo y de otra colega y amiga, Claudia Wright. Dirig铆a un manual escolar de quinto grado y no ten铆a obra de teatro para incluir en el cap铆tulo de g茅nero dram谩tico. Me llam贸 y me dijo 鈥渆s para vos鈥. Lo hice, la publicaron y ya no recuerdo c贸mo llego a Uruguay. La representaron tres veces, creo, un elenco de chicos. Siempre me atrajo lo infantil. Publiqu茅 cuentos, poes铆a, canciones, cosas sueltas. Eso s铆, estudi茅 mucho sobre literatura de chicos porque me interesa jugar con el discurso.

 

 

 

 

 

 

Y si bien me fascina el lenguaje teatral鈥 no es lo m铆o. Me pasa como con la prosa. Inici茅 varios proyectos de novela que nunca superaron el

Con Ram贸n Fanelli, Alicia Nora Perus铆n, Mar铆a del Carmen Colombo y la actriz Ingrid Pelicori

segundo cap铆tulo. Y algunos cuentos que 鈥渘o dan鈥 para libro. Podr铆a escribir guiones de cine, teatro o tele en equipo, en eso ser铆a eficiente, estoy segura. Pero la poes铆a es mi lenguaje madre.

鈥 驴Qu茅 otras revistas dirigiste? 驴En cu谩les escribiste?

鈥 Estuve b谩sicamente en revistas de autoayuda y de salud. Las tres en las que trabaj茅 m谩s tiempo como directora fueron 鈥淧redicciones鈥, 鈥淪ano y Natural鈥 y 鈥淎genda Astrol贸gica鈥. Dirig铆, de chica, la parte period铆stica de una agenda educativa y una revista de coleccionismo que se llamaba 鈥淐oleccionista鈥. Escribir, escrib铆 en muchas. Trabaj茅 en 鈥淐lar铆n鈥, en una secci贸n que se llamaba Arte y Antig眉edades, en la revista de dicho diario, en 鈥淟ea, revista de libros y cultura鈥…

鈥 Otra de tus aristas es la de docente de Castellano y Literatura en Bachilleratos Populares.

Yo empec茅 a militar en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Ingres茅 con doce a帽os reci茅n cumplidos porque empec茅 la primaria a los cinco 鈥攎e falsificaron el documento para hacerme entrar antes鈥. Me deslumbr贸 ese clima de Universidad. Yo ven铆a de un colegio privado ingl茅s que detestaba. En primer a帽o fui una estudiante modelo, pero en segundo, a los trece, cambi茅. Empec茅 a leer a Marx y a Freud al mismo tiempo, estaba en todas las protestas, llegaba tarde a casa, me rateaba. El golpe militar me mat贸 la adolescencia. Desaparecieron amigos. Entre ellos Malena Gallardo, la m谩s joven del Colegio.

Ten铆a quince a帽os. Milit茅 durante todo el Proceso. Pero cuando asumi贸 Ra煤l Ricardo Alfons铆n como presidente de la rep煤blica, dej茅 eso atr谩s. Estuve con una especie de largo estr茅s postraum谩tico. Cuando conoc铆 a Ram贸n, mi marido, que es delegado y un luchador de alma, empec茅 despacito a salir del letargo. Claro que no tengo la fuerza de entonces. Pero en el Bachillerato estoy con compa帽eros y compa帽eras m谩s j贸venes que s铆 tienen toda esa frescura, esa determinaci贸n. Lo mismo que mi hija Lena, que tiene diecis茅is, y va a las marchas, est谩 en las tomas, se apasiona鈥

Como la literatura es lo m铆o, trato de militar desde ah铆. Desde la educaci贸n. Popular porque ense帽amos a trabajadores. Gente que est谩 desprotegida frente a un sistema social que los excluye. Es como la pel铆cula 鈥淢atrix鈥. Primero ten茅s que despertarte y descubrir que te vendieron una ilusi贸n. Reci茅n despu茅s, cuando entiendas que el sistema te narcotiza para chuparte la sangre, tal vez puedas liberarte鈥 un poquito. Me encanta ense帽ar literatura, pero no como algo vac铆o sino como herramienta de liberaci贸n. Porque eso es el arte, una ventana, una puerta, un caballo que te lleva lejos.

鈥 Asentamos ya el enlace que conduce a la biblioteca de poes铆a virtual, p煤blica y gratuita que fundaste con el poeta Ram贸n Fanelli.聽

Esa es tal vez otra apuesta ideol贸gica fuerte. Descubrimos que en Argentina no existe ninguna biblioteca de poes铆a. Yo hice un curso de bibliotecas comunitarias y cuando 铆bamos con el grupo de visita a la Biblioteca Nacional, a la del Maestro, a la del Congreso鈥 siempre buscaba al menos un sector enteramente dedicado a la poes铆a, pero鈥 nada. No hab铆a 驴Qu茅 va a ser de nuestra generaci贸n de poetas si no se conserva su obra?, nos pregunt谩bamos. Libros sublimes con tiradas m铆nimas que nadie pod铆a ya encontrar.

Pensamos en armar una biblioteca en casa, pero no ten铆amos espacio. Entonces empez贸 a crecer la idea de un espacio virtual. Ram贸n entiende much铆simo de tecnolog铆a, de lenguaje digital, tiene su Sitio de poes铆a con miles de contactos. Eso facilit贸 el camino. Dise帽amos el proyecto entre los dos. Fuimos pidiendo los libros, la autorizaci贸n de los autores o de sus herederos. Hicimos como cincuenta libros igualitos a los de papel y lo lanzamos al ciberespacio. Esos libros est谩n vivos. En un a帽o lo visitaron seis mil personas.

Es como militar de poeta. Llevar al mundo lo mejor de un lenguaje que es revolucionario de por s铆. Por ahora nuestro plan es seguir incorporando t铆tulos. Los que ya est谩n son todos maravillosos, especiales. Difundir la obra de otros me resulta tan importante como escribir lo m铆o. Porque fijate qu茅 perverso es el Sistema: tira a la basura a nuestros mejores artistas, los silencia, los ignora, a la vez que produce toneladas y toneladas de discurso basura. Hay que dar vuelta la ecuaci贸n, difundir lo mejor de la producci贸n humana, hacer de la poes铆a un ant铆doto, de eso se trata.

聽鈥 驴Ten茅s por all铆 un libro que est谩s preparando, al que calificaste el a帽o pasado como 鈥渞aro鈥 y que se titular铆a 鈥淯mbra鈥?

聽鈥Raro en mi producci贸n. De alg煤n modo cuenta una historia. Y tiene un aire de pel铆cula de misterio. Pero no puedo decir mucho m谩s porque me falta distancia con mi propia producci贸n, es demasiado reciente…

鈥斺淟as lobas鈥 apareci贸 firmado por Karina Mari贸n Berguenfeld. Pero ya en 鈥淏ruta piedad鈥 no s贸lo desapareci贸 tu primer nombre, sino que con 茅l se fue la tilde de Mari贸n. 驴Qu茅 te fue pasando con tus nombres, Marion sin tilde?

En eso mi historia es bastante inusual. Como periodista, a veces, deb铆 usar seud贸nimos y siempre jugu茅 con mis verdaderos nombres. Por ejemplo, en 鈥淐lar铆n鈥 redact茅 notas durante varios a帽os en la secci贸n Arte y Antig眉edades y como no estaba 鈥渆n blanco鈥 me intimaron a usar un seud贸nimo, y eleg铆 Karina Kurz, porque Kurz es el apellido de mam谩. Cuando empec茅 a publicar hor贸scopos en 鈥淟a Naci贸n鈥, ten铆a un contrato de exclusividad con otra editorial, as铆 que eleg铆 Kir贸n, por Karina Mari贸n, y adem谩s porque es un nombre de mucho peso en astrolog铆a.

En otra ocasi贸n me encargaron las novelitas de amor que firm茅 como Marion McKena. En cuanto a dejar de ser Karina y pasar a ser Marion… Karina es el nombre que me eligi贸 mam谩 y Marion, mi segundo nombre, lo eligi贸 pap谩. Como el poeta era 茅l… Y adem谩s Karina Marion es muy largo. El acento no s茅 bien cu谩ndo ni por qu茅 se perdi贸.

鈥 Comparto con vos y nuestros lectores unas l铆neas de un mismo p谩rrafo de la novela 鈥淓l coraz贸n de las tinieblas鈥漝el ucraniano Joseph Conrad: 鈥淗ay un toque de muerte, un sabor de mortalidad en las mentiras, que es exactamente lo que m谩s odio y detesto en el mundo. Me hace sentirme desdichado y enfermo, como si hubiera tragado algo podrido.鈥 Y luego: 鈥淭engo la sensaci贸n del sue帽o, esa mezcla de absurdo, sorpresa y aturdimiento en un temblor de rebeli贸n ag贸nica, esa sensaci贸n de ser capturado por lo incre铆ble, que constituye la esencia de los sue帽os鈥︹ Las mentiras y los sue帽os. 驴Qu茅 te pasa a vos con ellos, qu茅 te ha ido pasando con ellos 鈥攁utora del poema 鈥淪ue帽os de loba鈥濃

Con Alicia Pastore, Laura A. Ponce, etc.

desde aquella etapa de dos pa铆ses, dos m煤sicas, dos lenguas?

Yo vivo como dormida, volada, en un cierto estado de irrealidad que me suele angustiar. La vida diurna me resulta espesa, como una telara帽a muy pesada que me rodea, haga lo que haga. Por eso me gusta nadar y dormir, me siento m谩s liviana. La mentira es algo que me asusta. Suelo ser bastante brutal con eso de la franqueza, aunque a esta altura de mi vida aprend铆 a callarme, a no decir, a omitir m谩s que mentir. Pero la mentira ajena me aterra porque no siempre la reconozco y sufr铆 enormemente peque帽os y grandes enga帽os. La mentira me ha herido de muerte, llevo sus cicatrices.

鈥 Sigamos con novelistas: 驴Las po茅ticas de qu茅 narradores prefer铆s?

Las del boom latinoamericano, el realismo m谩gico de Gabriel Garc铆a M谩rquez, de Alejo Carpentier, de Miguel 脕ngel Asturias, de Juan Rulfo, de Julio Cort谩zar, de Jorge Amado. Ellos me hablan en mi idioma.

Con Graciela Licciardi, Gustavo Tisocco y Silvia Manzini

鈥 驴Qu茅 importancia le atribu铆s a los premios literarios en tu鈥 carrera?

Me dieron 谩nimo para leer en p煤blico, algo a lo que le ten铆a terror; y a seguir escribiendo.

鈥擟omo dijo William James, el hermano del gran Henri James: 鈥淯n gran n煤mero de personas piensan que est谩n pensando, cuando no hacen m谩s que reordenar sus prejuicios.鈥 驴Compartir铆as con nosotros alguna sentencia o algo as铆, que te parezca fenomenal por lo contundente?

No se me ocurre ninguna ahora mismo, pero esa cita de James me parece buen铆sima: pensar es romper con las ideas preconcebidas, con modos de vida pret a porter.

Con Jorge Figueroa

鈥 驴Cu谩l ser铆a tu 鈥渕ayor secreto mejor guardado鈥?…

No tengo ninguno, pero podr铆a compartir una idea: no existe el control, no controlamos nada, hay que dejarse ir…

鈥斅縎ol茅s estar en desacuerdo con vos misma?

Soy muy contra. Me encanta tratar de mirar las dos caras de la moneda al mismo tiempo.

Ficha

Marion Berguenfeld naci贸 el 3 de enero de 1962 en Buenos Aires, ciudad en la que reside, la Argentina. Es Licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires, especializada en Literatura Latinoamericana. Es docente, periodista y editora. Ha publicado los poemarios 鈥淟as lobas鈥 (Primer Premio de Poes铆a 鈥淟eonor de C贸rdoba鈥, en la colecci贸n 鈥淒aniel Levi鈥 de Ediciones Asociaci贸n Cultural Andr贸mina, Espa帽a, 2002), 鈥淏ruta piedad鈥 (2004), 鈥淔orense. Estaci贸n fantasma鈥 (2007) y 鈥淓strip鈥 (Primer Premio VI Concurso Nacional 鈥淢acedonio Fern谩ndez鈥 de Poes铆a, Ediciones Codic, Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, 2009). Obtuvo, adem谩s, entre otros, el Primer Premio 鈥淐uentolopos鈥 2000 de Literatura Infantil y el Primer Premio 鈥渁Brace鈥 de Cuento Breve Latinoamericano 2001, en Uruguay. Ejerce la cr铆tica literaria y fue co-conductora del programa radial 鈥淭ierra de Poes铆a鈥. Integra el Grupo Traves铆as Po茅ticas y es co-fundadora de www.ibuk.com.ar. Obras de teatro para ni帽os, cuentos y poemas de su autor铆a fueron incluidos en antolog铆as: por ejemplo, en鈥淭ravers茅esPo茅tiques. Po猫tes argentins d鈥檃ujourd鈥檋ui鈥, Editorial L鈥橦armattan, Par铆s, Francia, 2011.

 

*Entrevista realizada a trav茅s del correo electr贸nico: en la Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires, Marion Berguenfeld y Rolando Revagliatti.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario