May 10 2005
702 lecturas

Opini贸n

Mayo 13 de 1981: disparan contra el papa

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El cuatro de abril pr贸ximo-pasado, cuando Al铆 Agca pidi贸 desde su celda en Turqu铆a asistir a los funerales de Juan Pablo II, estaba tan esquizofr茅nico como el 13 de mayo de 1981 al disparar en El Vaticano tres balazos contra elpPapa polaco 鈥揹os de los cuales聽 hicieron blanco en un brazo y el t贸rax del Pont铆fice con heridas que obligaron a una operaci贸n quir煤rgica para extraer parte del est贸mago鈥. Transcurridos 24 a帽os, en nueva demostraci贸n de su demencia y al neg谩rsele su petici贸n, el pistolero聽 calific贸 a su v铆ctima de 鈥渕i hermano espiritual鈥.

En favor de Agca debe rememorarse, empero, que Karol Wojtyla lo visit贸 en la c谩rcel de Rebibbia (Roma) en diciembre de 1983 y luego hizo una ins贸lita declaraci贸n: 鈥淎l铆 Agca tiene toda mi confianza鈥. Parte de la prensa italiana dijo entonces que era un muy extra帽o confiar en un asesino confeso; otros comentarios se帽alaron que hab铆a aplicado el principio de poner la otra mejilla, absurda formulaci贸n que choca con el instinto de conservaci贸n de todos los seres vivientes.

Analistas de fuste observaron el gesto del Papa desde otro 谩ngulo. En 1983 ya estaba en pleno desarrollo uno de los fraudes jur铆dicos e informativos m谩s escandalosos del siglo XX consistente en atribuir la responsabilidad intelectual del atentado a un complot dirigido por servicios de inteligencia de los entonces pa铆ses socialistas. Se le bautiz贸 como la Conexi贸n B煤lgara en atenci贸n a que seg煤n la invenci贸n hab铆an participado ciudadanos de esa nacionalidad.

La declaraci贸n del Papa antes citada estaba destinada, al tenor de esa versi贸n, a respaldar las acusaciones sobre una confabulaci贸n ya que sus palabras se interpretar铆an como que Agca no ment铆a pues 茅ste ya se hab铆a incorporado a la farsa.

C贸mo se pudo establecer despu茅s, todo lo relacionado con la Conexi贸n B煤lgara fue una t谩ctica fabricada principalmente por la Central Inteligence Agency (CIA) de Estados Unidos con la entusiasta colaboraci贸n de la polic铆a y jueces italianos y que tambi茅n cont贸 con el respaldo masivo de los medios de comunicaci贸n occidentales.

En este 煤ltimo rubro, la auto bautizada periodista estadounidense, Claire Sterling, 鈥渆xperta en terrorismo鈥, pero en realidad agente solapada de la CIA, public贸 en 1983 el libro The Time of the Assassinsque r谩pidamente se edit贸 en castellano con el titulo de El Atentado del Siglo (Barcelona, Planeta, 1984). El texto de Sterling, como asimismo un reportaje que public贸 en Reader鈥檚 Digest pueden ser calificados como una obra maestra de c贸mo mentir, falsificar hechos o tergiversarlos.

EL MONTAJE

Mehmet Al铆 Agca, miembro de la organizaci贸n terrorista musulmana Lobos Grises lleg贸 a Italia escapado de una c谩rcel de su pa铆s, donde cumpl铆a condena de diez a帽os por el asesinato del periodista Abdi Ipecki, director del peri贸dico Milliyet.

Enjuiciado en Italia por el intento de asesinato del Vaticano fue sentenciado a cadena perpetua luego de afirmar que hab铆a actuado por cuenta propia, 鈥渋mpulsado por una visi贸n que Dios me dio鈥…al mismo tiempo que afirmaba 鈥淵o soy Jesucristo y anuncio el fin del mundo. Todos ser谩n destru铆dos鈥.

Agca, loco de atar, es asimismo un astuto, como suele ocurrir en enfermos de esa naturaleza. Fan谩tico musulm谩n, puesto que ahora estaba en Italia y el crimen fue en el Vaticano, cambio aceleradamente de capilla y encontr贸 terreno abonado cuando sostuvo que el atentado estaba relacionado con el tercer secreto de F谩tima.

Ya encarcelado, Agca recibi贸 extra帽as visitas de italianos y de no identificados personajes que charlaban en ingl茅s, preferentemente. Calificado hasta entonces por un psiquiatra turco de 鈥渆squizofr茅nico que se cree h茅roe musulm谩n鈥, Agca decidi贸 colaborar en el armado del complot cuya m茅dula indicaba que 茅l hab铆a recibido 贸rdenes de b煤lgaros para matar al papa. Acto seguido se busc贸 a b煤lgaros reales y el turno fue de Sergei Antonov, funcionario en Roma de la l铆nea a茅rea de su pa铆s y quien jam谩s hab铆a visto al pistolero.

Es sugestivo que la primera informaci贸n sobre la Conexi贸n B煤lgara haya aparecido en noviembre de 1981 en el Daily American, peri贸dico en ingl茅s editado por la CIA en Roma. Como sea, los verdaderos confabulados, que fueron los aparatos de espionaje occidentales, lograron el apoyo de los tribunales italianos que en 1982 abrieron un nuevo juicio y ordenaron la detenci贸n de Antonov y de algunos turcos conocidos de Agca.

Fracasado ese intento por carencia de pruebas, en 1985 se abri贸 un tercer proceso a ra铆z de nuevas invenciones de Agca, pero tampoco hubo resoluciones judiciales debido a evidencias irrefutables presentadas por los defensores de Antonov. La 煤nica 鈥減rueba鈥 aportada por los acusadores consist铆a en que Agca hab铆a estado en Bulgaria en 1980, mas fue solamente por horas, de paso a Yugoslavia.

El fracaso de la inexistente Conexi贸n B煤lgara constituy贸 una derrota sin precedentes para los colosales organismo de espionaje que manejan Estados Unidos y los principales pa铆ses capitalistas europeos como Gran Breta帽a, Francia o Alemania y la propia Italia donde se desarrollaron los hechos.

Agca fue extraditado a Turqu铆a en 2002 y all铆 todav铆a cumple condenas por cr铆menes varios. En 2004 fue enf谩tico al declarar en una entrevista period铆stica que 鈥渏am谩s existi贸 el complot b煤lgaro鈥. En 2002, durante una visita a Bulgaria, Juan Pablo II expres贸 que nunca crey贸 en la conexi贸n b煤lgara. No pod铆a sostener otra cosa, pues en 1994 el gobierno capitalista de Bulgaria hab铆a manifestado que, revisados los archivos secretos de la polic铆a durante el r茅gimen socialista, 鈥渟e demuestra que el gobierno de Bulgaria no estuvo implicado en el atentado de 1981鈥.

Pero hoy, en 2005, la perturbada mente de Agca sigue produciendo disparates. A finales de marzo pasado, en una entrevista con el diario italiano La Repubblica lanz贸 sus dardos verbales en contra del….Vaticano. Muy serio dijo: 鈥淓l Vaticano tiene la responsabilidad del ataque contra el Papa. Sin la ayuda de algunos sacerdotes y cardenales, no lo habr铆a conseguido. El diablo tambi茅n est谩 al interior de aquellos muros鈥.

SUPERSTICIONES Y APARICIONES

Lo que para algunos todav铆a vale una especulaci贸n es la coincidencia en la fecha del atentado del Vaticano con la supuesta aparici贸n de una imagen virginal de Mar铆a en el mismo d铆a l3 de mayo 鈥損ero en 1917鈥. Cuando lo tirotearon, el papa portaba una imagen de la llamada Virgen de F谩tima. Los testigos habr铆an sido unos ni帽os de no m谩s de diez a帽os del poblado portugu茅s de F谩tima, curiosamente nombre de la hija de Mahoma.

El primero que aludi贸 a ello fue el propio Agca, pero hubo asimismo derivaciones pol铆ticas del asunto al extremo de que cuando Juan Pablo II visit贸 F谩tima en 1991, las agencias AP y Reuters dijeron en coro que fue al lugar 鈥減ara darle gracias (a la Virgen) por haber guiado a los pueblos de Europa Oriental a salir del comunismo鈥.

Wojtyla se bas贸 en la difundida creencia de que la Virgen dijo a los ni帽os campesinos una 鈥渁dvertencia sobre los peligros que se cern铆an si Rusia expand铆a a todo el mundo los errores de su forma de vida鈥 (textual seg煤n despacho informativo).

Lamentablemente, la aparici贸n habr铆a clamado en mayo de 1917 y la Revoluci贸n de Octubre (鈥搉oviembre en el calendario occidental鈥 estall贸 ocho meses despu茅s. He ah铆 un caso pat茅tico de la irracionalidad de los dogmas.

——————————-


* Periodista y escritor chileno.

Art铆culo publicado en Paralelo 21 (www.radio.udg.mx).

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario