Jun 29 2013
448 lecturas

EconomíaPolíticaSociedad

Merkel: En Europa no hay trabajo para todos

La canciller de Alemania, Angela Merkel, declaró que no podrá ofrecerles un puesto de trabajo a todos los jóvenes desocupados de España. A pesar de los 6000 millones de euros que la Unión Europea (UE) destinará para luchar contra el desempleo juvenil, la jefa de gobierno advirtió que es imposible otorgar trabajo a todos en el corto plazo.

“Por la garantía juvenil no se podrá conseguir en todos los casos generar un empleo permanente en el sector privado”, afirmó Merkel tras la cumbre europea para el estímulo del empleo entre los jóvenes europeos. La garantía de empleo juvenil busca ofrecer a los jóvenes desocupados un trabajo o una formación laboral cuatro meses después de finalizar los estudios. Las declaraciones las hizo durante la sesión final del Consejo Europeo reunido en Bruselas, donde los jefes de Estado y gobierno de la UE abordaron cuestiones como el empleo juvenil y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

“Ya he dicho que esta garantía es muy ambiciosa. Si uno piensa que en España hay aproximadamente un millón de jóvenes desempleados, entonces no es tan fácil poder decir que en un breve período podemos ofrecer un puesto de trabajo a cada uno”, explicó Merkel. “Es un objetivo, es lo que perseguimos, pero deberíamos ser honestos y no despertar falsas expectativas porque de otro modo sólo habría decepción”, agregó.

La canciller recordó que el 3 de julio se celebrará en Berlín una reunión de ministros de Trabajo y de los responsables de las agencias de empleo de la UE para definir las medidas que mejor han funcionado en los Estados miembro que ya han hecho frente a este problema, con vistas a posibilidades de empleo permanentes. También recalcó que otra posibilidad es combinar las medidas de financiación a las pymes que preparan el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisión Europea (CE) para crear empleo en ese sector tan vital para la economía continental.

Puso de ejemplo el acuerdo que Alemania ya firmó con España y Portugal para facilitar la inversión privada en las pequeñas y medianas empresas españolas y lograr así la creación de empleo. “Tendremos que ser muy creativos. Es un trabajo que hay que hacer sobre el terreno y no centralizarlo (en Bruselas), teniendo en cuenta lo específico de cada país”, explicó.

Merkel señaló que para sacar el máximo provecho de la garantía juvenil, cada euro que se gaste de los 6000 millones procedentes del presupuesto de la UE (y de los que, por ejemplo, España recibirá 1900 millones) debe tener un destino desde el primer día de su disponibilidad, que será en enero de 2014.

“Se han tomado decisiones que van a marcar la diferencia para nuestra economía y las perspectivas de empleo para nuestros ciudadanos, especialmente para los jóvenes”, aseguró el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso. Sin embargo, en términos efectivos, los líderes apenas pusieron sobre la mesa nuevas medidas.

El primer ministro luxemburgués y ex presidente del Eurogrupo, Jean-Claude esp desempleo1Junker, había declarado el jueves que la suma acordada por los veintisiete miembros de la UE no era una cifra impresionante, y numerosos líderes insistieron en que la verdadera responsabilidad contra el desempleo está en el ámbito nacional y no en el europeo.

Sobre toda la cumbre sobrevoló un clima de tranquilidad, gracias en gran parte a la situación económica, que el propio Barroso destacó como mejor que la de 2012, y a los importantes acuerdos cerrados horas antes sobre las reglas para futuros rescates bancarios y sobre el presupuesto comunitario para el período 2014-2020. Las cuentas para los próximos años plantearon la única discusión inesperada, con un pequeño choque entre Francia y el Reino Unido por el “cheque británico”, que no tuvo mayores consecuencias y quedó abortado en la primera jornada de la cumbre.

Los líderes repasaron este viernes los progresos hacia la unión bancaria, un capítulo en el que continúan las diferencias entre Francia y Alemania de cara a la creación de una autoridad única para la liquidación de los bancos europeos con dificultades, que debería estar lista el año próximo. Los líderes europeos recordaron que de la suerte de la economía, la salida de la recesión y los mecanismos de integración presupuestaria dependerá la posibilidad de crear empleo de calidad para los más jóvenes.

Los Veintisiete se limitaron a confirmar que los 6000 millones de euros ya pactados para la lucha contra el desempleo juvenil en el próximo sexenio se concentrarán en los próximos dos años y podrán ser complementados con fondos adicionales a partir de entonces. Según las estimaciones del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, la cantidad total para los siete años podría ascender a unos 8000 millones de euros, pero eso dependerá de los fondos que queden sin gastar en otros capítulos del presupuesto comunitario y que se puedan desviar a esta prioridad.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario