Jul 3 2012
1488 lecturas

Pol铆tica

M茅xico: De la dictadura perfecta a la democracia imperfecta

A partir de estas elecciones M茅xico habr谩 transitado de la dictadura perfecta a la democracia imperfecta, en la que retoma el poder el partido que gobern贸 71 a帽os sin rivales.

Las cifras reportadas por el Programa de Resultados Electorales Preliminares muestran 37% para el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Pe帽a Nieto, seguido por 31% por Andr茅s Manuel L贸pez Obrador del Partido de la Revoluci贸n Democr谩tica (PRD). El Partido de Acci贸n Nacional (PAN), que va de salida, ha sacado solamente el 25%, con 90% de las actas reportadas.

驴Qu茅 se puede decir de los resultados?

Aun sin saber los resultados finales, se pueden sacar algunas conclusiones de la jornada electoral del 1 de julio de 2012.

1. La jornada transcurri贸 sin muchos incidentes de violencia

No se puede hablar de un saldo blanco ya que en Valle de Santiago, Guanajuato se report贸 el asesinato de un representante del PRD y en Tabasco una persona muri贸 atropellada en un intento de compra de votos por parte de la candidata del PRI Ana Luisa Crideli. El IFE adem谩s confirm贸 el robo de urnas por un grupo armado de la secci贸n 1513 ubicada en el estado de Nuevo Le贸n. Tambi茅n en Nuevo Le贸n se registr贸 el asesinato de Tom谩s Betancourt Gait谩n, coordinador de MORENA en el municipio de Ju谩rez, Nuevo Le贸n. Sin embargo, el crimen organizado y los conflictos electorales han tenido hasta el momento un perfil bajo en estas elecciones.

2. El triunfo anunciado de Enrique Pe帽a Nieto se dio con un margen mucho menor de lo esperado

Despu茅s de que las encuestas anunciaron m谩rgenes por arriba del 10% para el candidato del PRI, la diferencia entre Pe帽a Nieto y L贸pez Obrador reflejada en el conteo r谩pido del IFE de las 11:00 mostr贸 un margen de alrededor de 7%, y en el PREP se registraba 6% con m谩s de 90% de las actas contabilizadas. De hecho toda la noche se mantuvo un margen de s贸lo 3-4% de diferencia, hasta el amanecer en la que la diferencia lleg贸 a 7 puntos, mostrando un alza en el voto de 煤ltimo momento para el puntero, algo que tambi茅n pas贸 en 2006 cuando la tendencia del voto entre AMLO y Felipe Calder贸n misteriosamente se invirti贸 al final. En primer lugar, este cambio de lo previsto pone en evidencia el sesgo de la mayor铆a de los encuestadores. Por otra parte, la diferencia de m谩s de 2.5 millones de votos har谩 f谩cil el argumento de las instituciones electorales de que las irregularidades no habr铆an cambiado el resultado.

3. Se recurri贸 a la maquinaria electoral priista y viejas pr谩cticas de manipulaci贸n del voto para asegurar un triunfo para Pe帽a Nieto

Los vicios de esta elecci贸n se manifestaron mucho antes del d铆a de las votaciones. Entre estos fueron registrados por parte de grupos de la sociedad civil y medios independientes numerosos casos de compra de voto (la distribuci贸n de tarjetas Soriana y Monex y el pago por el voto); coerci贸n de voto en lugares de trabajo, sobre todo entre empleados de gobierno; robo de urnas y de boletas; gastos excesivos y no reportados, tratos secretos con los medios; los 鈥渃arruseles鈥 para marcar boletas fuera de las urnas por un tercero, boletas marcadas de antemano, etc. Ahora la sociedad civil, organizada en yosoy132, los observadores electorales y los medios independientes han hecho grandes esfuerzos para documentar las irregularidades electorales y est谩n sistematizando los resultados. Para los j贸venes opuestos al regreso del PRI, el argumento de que son casos aislados que no afectan la victoria de Pe帽a Nieto ser谩 dif铆cil de aceptar, particularmente despu茅s de lo sucedido en el 2006. Su demanda es por una democracia en la que todos los votos cuenten y sean libres y contados.

4. El PAN sufri贸 una derrota hist贸rica.

El PAN no s贸lo est谩 quedando en un distante tercer lugar con apenas 25% del voto presidencial, tambi茅n est谩 cediendo varias delegaciones del DF al PRD, y el estado de Jalisco al PRI. Le ha costado la falta de unidad alrededor de su candidata, el costo pol铆tico de la guerra contra el narco y sus 60,000 muertos, y lo que para muchos ha sido el fracaso de la alternancia conservadora. Sus doce a帽os fueron caracterizados por una econom铆a d茅bil y la corrupci贸n, la pobreza y el desempleo llevaron a muchas personas a abandonar el partido.

Adem谩s, el blanquiazul est谩 pagando el precio de haber dejado intacta la maquinaria pol铆tica priista. La decisi贸n de formar una alianza con el PRI contra el PRD permiti贸 a este 煤ltimo reconstruir sus fuerzas sobre las mismas bases de clientelismo y caciquismo hist贸ricos. La impunidad por cr铆menes del pasado que les regal贸 el PAN a algunos de sus hombres fuertes, como Ulises Ruiz en Oaxaca y el mismo Pe帽a Nieto, hizo que el PRI eludiera no s贸lo la justicia sino el costo pol铆tico de sus actos de represi贸n y corrupci贸n en el pasado. Ahora el costo pol铆tico es del PAN.

5. Las elecciones de 2012 mostraron que el pa铆s que se divide econ贸micamente en 鈥渓os dos M茅xicos鈥 del norte y del sur, tambi茅n se divide as铆 en t茅rminos pol铆ticos.

El mapa del PREP se divide entre el verde (Pe帽a Nieto) en el norte y el amarillo (L贸pez Obrador) en los estados sure帽os, con excepciones donde Pe帽a Nieto gana la mayor parte del voto en Chiapas, Campeche y Yucat谩n. Desde el inicio del Tratado de Libre Comercio de Am茅rica del Norte, se ha profundizado esta divisi贸n entre la pobreza del sur y la riqueza mal distribuida del norte como resultado de la integraci贸n econ贸mica neoliberal. Estas elecciones reflejan la polarizaci贸n de un pa铆s en donde crece la desigualdad.

6. La izquierda representada por L贸pez Obrador no pudo replicar su fuerza electoral de 2006.

El PRD con su candidato Mancera est谩 ganando la capital con m谩s de 60% de los votos para jefe de gobierno 鈥攗na aplastante victoria y testimonio de la aprobaci贸n p煤blica de los 煤ltimos quince a帽os de gobiernos perredistas. Su ventaja en los estados sure帽os pobres como Guerrero y Oaxaca tambi茅n es impresionante, con casi 10 puntos sobre el PRI. Sin embargo y a pesar de la construcci贸n de una fuerza amplia en MORENA, el movimiento de 2006 a favor de AMLO no ha cuajado de la misma manera. Esto se debe en parte a la falta de unidad en el partido, que ha visto divisiones y fricciones mayores entre sus corrientes en los 煤ltimos a帽os. Adem谩s con la estrategia de guante blanco hacia sus contrincantes y el esfuerzo de ganar a empresarios, se desdibujaron las propuestas de redistribuci贸n a favor de los sectores m谩s vulnerables en comparaci贸n a la consigna de 鈥減rimero los pobres鈥 de 2006. Esto dej贸 m谩s espacio para las operaciones del PRI para ganar a estos sectores con la compra del voto y la mercadotecnia empleada con la ayuda de los medios para vender la imagen de su candidato.

7. La falta de boletas en las casillas especiales fue notoria y constituye una violaci贸n del derecho al sufragio efectivo de miles de personas a lo largo y ancho del pa铆s.

Decir que por ley s贸lo ten铆an 750 boletas por casilla especial no justifica en lo m谩s m铆nimo el hecho de que a miles de ciudadanos y ciudadanas les fuera negado su derecho a votar. Si esto ha pasado en ocasiones anteriores 驴por qu茅 no rectificaron el error antes de estas elecciones? 驴Por qu茅 no instalar m谩s casillas especiales? La indignaci贸n se ha dado a un nuevo movimiento 鈥測o soy 751鈥 y marchas espont谩neas de rechazados en muchas partes de la ciudad, proclamando 鈥渜ueremos votar鈥.

La democracia imperfecta

M茅xico tendr谩 un nuevo presidente del viejo partido. El PRI gobern贸 como partido 煤nico, a trav茅s de una simulaci贸n de elecciones presidenciales cada seis a帽os, orquestados con bien conocidos mecanismos de fraude y un sistema de clientelismo que les garantizaba el voto mayoritario 鈥搃ncluso por muchos a帽os sin espacios pol铆ticos para la competencia. Es esta situaci贸n que Mario Vargas Llosa describi贸 con la frase c茅lebre de la 鈥渄ictadura perfecta鈥.

Desde que lleg贸 el priista Carlos Salinas de Gortari a la presidencia en 1988 鈥揷on la famosa 鈥渃a铆da del sistema鈥 que suspendi贸 por completo la informaci贸n p煤blica en el momento que se perfilaba un triunfo de Cuauht茅moc C谩rdenas鈥 M茅xico empez贸 a reformar su sistema electoral. Lo que es hoy el Instituto Federal Electoral naci贸 hace 22 a帽os y ha ido evolucionando desde entonces.

Indudablemente, ha habido avances importantes en los marcos legales e institucionales electorales en el pa铆s. Sin embargo, las elecciones de 2006 y la decisi贸n de no abrir las urnas y contar todos los votos echaron por abajo la confianza en el nuevo sistema de un gran segmento de la poblaci贸n y a pesar de los esfuerzos del IFE 茅ste no ha logrado restaurarla plenamente. Los j贸venes han expresado con el movimiento 鈥測o soy 132鈥 sus cr铆ticas a un sistema electoral que sienten no ha logrado garantizar el voto libre y efectivo ni la equidad en la contienda.

El presidente ya no se elige por 鈥渄edazo鈥 y no se puede decir despu茅s de los esfuerzos de reformar el sistema que las elecciones son meras simulaciones de democracia. Sin embargo, la democracia imperfecta de M茅xico que se vio en estas elecciones tiene problemas estructurales que vienen y perduran de la 茅poca del partido 煤nico del PRI. Estos incluyen el uso de las pr谩cticas tradicionales de manipulaci贸n del voto, en formas m谩s sofisticadas a veces y con nuevas variaciones.

Un componente central de las nuevas estrategias es el relativamente nuevo poder de los medios masivos, sobre todo de las dos empresas televisoras. Televisa, en particular, ha sido el blanco de los estudiantes por su evidente favoritismo hacia el candidato del PRI. Examinar el rol que jugaron los medios y las violaciones de la ley denunciadas es una tarea pendiente fundamental para la construcci贸n de mayor equidad.

Entre las denuncias registradas con las autoridades y recogidas por la sociedad civil, la compra del voto seguramente es lo m谩s com煤n. All铆 convergen dos problemas fundamentales. El primero es que los partidos lo hacen, a pesar de su ilegalidad. Las evidencias apuntan a una operaci贸n masiva de compra del voto por parte del PRI.

El segundo es que los ciudadanos lo aceptan. Esto resulta de dos tipos de carencias: la carencia de una cultura electoral que ense帽a el valor del voto libre como pilar de la democracia y segundo la carencia de dinero, es decir, la pobreza que existe en el pa铆s. Ante la disyuntiva de ejercer su sufragio o comer no es de sorprenderse que tanta gente elige lo segundo, y menos en una sociedad en donde el voto hist贸ricamente ha sido una farsa. Muchas personas entrevistadas por los medios admitieron abiertamente la venta de su voto, considerando que esta pr谩ctica es 鈥渘ormal鈥 en las elecciones. Elegir un partido o candidato basado en qu茅 ofrece 鈥攏o en propuestas para el pa铆s, sino en despensas, materiales de construcci贸n o dinero鈥 es una costumbre arraigada en la cultura electoral mexicana.

La otra denuncia registrada formalmente y entre la poblaci贸n es la evidente violaci贸n de topes de campa帽a, otra vez notoriamente por parte del PRI. Si se toma en cuenta que no se puede saber el origen de fondos gastados y no reportados, esta violaci贸n claramente constituye un obst谩culo mayor en el camino hacia elecciones justas.

Las respuestas

Muy temprano Josefina V谩zquez Mota reconoci贸 p煤blicamente su derrota. Despu茅s, en una conferencia de prensa, Pedro Joaqu铆n Coldwell (quien, por cierto, fue ampliamente abucheado y enfrentado con gritos de 鈥渃orrupto鈥 cuando se meti贸 en la fila de su casilla para votar) anunci贸 la ventaja de su candidato y proclam贸 que 鈥淓l proceso ha transcurrido en un marco de absoluta legalidad鈥. El presidente Felipe Calder贸n sali贸 a felicitar a Pe帽a Nieto, coron谩ndolo Presidente de M茅xico 鈥渦na vez que el Tribunal valide la elecci贸n鈥. Enseguida sali贸 Pe帽a Nieto a proclamar su triunfo, diciendo 鈥淎sumo con emoci贸n, gran compromiso y plena responsabilidad el mandato que los mexicanos me han otorgado este d铆a鈥.

Por su parte, L贸pez Obrador anunci贸 que esperar谩 la revisi贸n de las actas. 鈥淗ay un procedimiento legal establecido que consiste en llevar a cabo un escrutinio por distrito, el mi茅rcoles pr贸ximo se tienen que revisar todas las actas y se tienen que conocer los resultados. Vamos a esperar ese resultado para fijar en definitiva una postura鈥. El candidato espera los resultados oficiales y los resultados de su propio an谩lisis de la jornada electoral para definir su respuesta a las elecciones y a las m煤ltiples irregularidades que ha podido registrar.

Finalmente, el movimiento de j贸venes representado por el yosoy132 ha anunciado movilizaciones en estas fechas y ser铆a sin duda un factor clave en el desenlace pos-electoral. Su oposici贸n a Pe帽a Nieto y al papel de las empresas televisoras en las elecciones, y su demanda por una democracia en que se respeta el voto libre har谩 dif铆cil que acepte los resultados. El movimiento desde antes del 1 de julio ha fijado un programa de acci贸n que incluye grandes cambios no solo en el terreno electoral, sino en la econom铆a, la estrategia de guerra contra las drogas y en las pol铆ticas sociales. Estos j贸venes perciben que son estas elecciones con el retorno del PRI las que constituyen un momento en el que se define su futuro, que se ve seriamente amenazado por un gobierno de Enrique Pe帽a Nieto.
*Directora del Programa de las Am茅ricas,

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario