Ago 21 2006
733 lecturas

Economía

Minas y mineros. – EL SUELDO QUE BIRLARON, LA TIERRA QUE DESTRUYEN

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

I. LA LUCHA DE LOS MINEROS

Cuando parecía que los problemas para el Gobierno de Michelle Bachelet tendrían una pausa, la semana pasada dos brotes de conflictos sociales salieron nuevamente a la luz. Los estudiantes secundarios se tomaron las calles en algunas comunas de Santiago y los mineros de La Escondida paralizaron sus faenas, provocando trastornos en la producción de cobre.

Marcel Claude*

J√≥venes y trabajadores ocuparon la agenda de los medios y demostraron que la insatisfacci√≥n es creciente entre los chilenos. Hace unos meses, los estudiantes recibieron soluciones de parche para terminar con las movilizaciones, pero no fue m√°s que un efecto medi√°tico que signific√≥ la instalaci√≥n de un Consejo Asesor que a√ļn no entrega resultados visibles. Por eso, es atendible la preocupaci√≥n de los estudiantes, que sienten que nuevamente sus demandas ser√°n desplazadas.

Id√©ntica sensaci√≥n es la que tienen los trabajadores de La Escondida, la minera privada m√°s grande del mundo. Se sienten excluidos de la bonanza que ha experimentado el cobre, gracias a su elevado precio en el mercado internacional. La Escondida tendr√° utilidades en el a√Īo 2006 por m√°s de 6.000 millones de d√≥lares, lo que equivale a dos veces el gasto adicional en educaci√≥n que demandaran los estudiantes durante sus movilizaciones.

Esta espectacular cifra no tiene comparación con la situación de los mineros, que soportan condiciones muy difíciles, tanto laborales como familiares, debido a los turnos que deben cumplir, la altura, la distancia y la ausencia prolongada de sus familias. Las remuneraciones de los trabajadores de La Escondida no alcanzan a representar el uno por ciento de las utilidades de la minera, que ha aumentado sus ganancias en un promedio anual del 50%

.

fotoMientras La Escondida produce el ocho por ciento del cobre a nivel mundial, sus trabajadores deben asumir la rudeza de modelo económico que les niega un derecho a huelga eficaz, dado que pueden ser reemplazados libremente durante el conflicto y no son remunerados mientras están en huelga, lo que los obliga normalmente a frenar sus demandas laborales. Entonces, el poder de negociación de los trabajadores es nulo frente al poder de las grandes corporaciones, que han reducido la lucha sindical a mínimos reajustes salariales.

Sin embargo los mineros de La Escondida deben demostrar que con organizaci√≥n y tenacidad pueden defender sus derechos, porque sus demandas son justas y deben ser escuchadas, tal como las peticiones de los secundarios. Los mineros y los estudiantes no deben olvidar las palabras de Clotario Blest, destacado dirigente sindical, quien se√Īalara que ¬ęnada nos es regalado, todo es fruto de la lucha¬Ľ.
foto

* Economista y dirigente social. Director de Océana, oficina para América del Sur y Antártica. Artículo publiocadao en el periódico digital
Por la libre (www.porlalibre.org.

foto

II. HUELGA EN LA ESCONDIDA:
CR√ďNICA DE UNA FEROCIDAD

El Sindicato de trabajadores de Minera Escondida lleva una semana en huelga. Esta es la empresa de cobre más grande del mundo, propiedad de capital extranjero cuyo socio mayoritario es BHP Billiton de origen australiano e inglés.

Su producción es mayor al total de la producción de Estados Unidos y de otros países productores de cobre. Esta huelga marca una nueva etapa en relación al cobre, principal riqueza básica del país y en relación al movimiento sindical chileno.

Orlando Caputo y Graciela Galarce

El Mercurio del 13 de agosto de 2006, en El mundo de los mineros de Escondida, informa que el sueldo base es desde 289.000 a 749.000 pesos. Entrevista a cuatro trabajadores constatando que el sueldo base m√°s los bonos llegan al mill√≥n de pesos. Esto desmiente rotundamente tanto al ejecutivo de Escondida Mauro Vald√©s y al Acad√©mico de la Universidad Cat√≥lica, Gustavo Lagos, quienes en forma reiterada en el Matinal En Boca de Todos, del Canal 13, han se√Īalado que el sueldo promedio de los trabajadores era de $ 2.500.0000 . Informaci√≥n incorrecta que enga√Īa, confunde e influye en la opini√≥n publica en contra de los trabajadores y del sindicato de Escondida.

Los $ 2.500.000 de remuneraci√≥n promedio por trabajador, resulta de incluir en forma enga√Īosa las remuneraciones de los 550 supervisores, que ganan en promedio bastante m√°s del doble que los trabajadores del Sindicato. Adem√°s, en el c√°lculo del promedio, incluyen los sueldos de los 50 ejecutivos: superintendentes, gerentes, vice presidentes, quienes ganan entre $ 6.000.000 y $ 20.000.000 mensuales. Incluyen tambi√©n al presidente y a su staff, cuyas remuneraciones mensuales van desde 35.000.000 a 55.000.000 de pesos mensuales. Esta informaci√≥n consta en un documento elaborado por un funcionario de la administraci√≥n, que incluye adem√°s una serie de cuestionamientos que han causado profunda preocupaci√≥n en Antofagasta.

La información de El Mercurio coincide con nuestras estimaciones sobre los salarios brutos globales anuales de los trabajadores del Sindicato que serán de 70 millones de dólares en 2006. Las ganancias de Escondida serán 100 o más veces superiores, alcanzando 7.000 millones de dólares en 2006.

Nuestras estimaciones est√°n basadas en los Estados de Resultado de la propia Minera Escondida para 2003, 2004 y 2005. Para el a√Īo 2006, es una estimaci√≥n nuestra basada fundamentalmente en los incrementos de precio.

Los ingresos de explotaci√≥n que corresponden a las ventas globales de Escondida, han tenido un gran incremento, pasando desde 1.595 millones de d√≥lares en 2003, a alrededor de 8.159 millones de d√≥lares en 2006. Esto se debe fundamentalmente a los fuertes incrementos de precios, desde 80 centavos en 2003; a 130 en 2004; a 167 en 2005, y -seg√ļn Cochilco-, el precio promedio anual de 2006 ser√° de 300 centavos de d√≥lar la libra de cobre.

Balance de Minera Escondida
(En millones de dólares)

foto

Fuente: Minera Escondida. Memoria Anual e Informes periódicos.

Como los costos globales suben moderadamente, la mayor parte del incremento de las ventas se transforma en un incremento de las ganancias operacionales ‚Äďque corresponde a las diferencias de las columnas de la gr√°fica‚Äď. Las ganancias operacionales se incrementan aceleradamente, pasando desde 731 millones de d√≥lares en 2003, a 6.858 millones de d√≥lares en 2006.

Las ganancias operacionales de 2006, muy probablemente sean mayores a las que hemos calculado. Esto porque en nuestros cálculos hemos estimado un precio de venta de 265 centavos para 2006, teniendo presente que Escondida vende a precios menores a los de la Bolsa de Metales de Londres, situación que debe ser investigada por el Ministerio de Minería. Sorprende que Minera Escondida no diera a conocer los Estados de Resultado del Primer Semestre de 2006, como se había comprometido hace unos días.

El total de la masa salarial es de aproximadamente 70 millones de d√≥lares al a√Īo. Esta cifra resulta de considerar un salario bruto promedio mensual de 1.400.000 pesos ‚Äďque posiblemente es mayor al salario promedio efectivo‚Äď; por 13 meses y por 2.052 trabajadores sindicalizados, del total de los 2.115 trabajadores de Escondida. Este total en pesos dividido por $ 540 ‚Äďque es el tipo de cambio de estos d√≠as‚Äď dan los 70 millones de d√≥lares aproximadamente. El salario liquido promedio por trabajador, en torno a un mill√≥n de pesos, coincide con lo estimado en el art√≠culo de El Mercurio que hemos citado.

La planilla de los salarios anuales es tan mínima, comparadas con las elevadas ganancias de Escondida en 2006, como se puede observar en el cuadro precedente.

Pedro Correa, uno de los m√°ximos ejecutivos de Minera Escondida, y vocero de la empresa, ha tenido la desfachatez de decir que √©sta ha hecho ¬ęel m√°ximo esfuerzo posible¬Ľ, al ofrecer el tres por ciento de incremento de los salarios como respuesta al 13% solicitado por el sindicato. Se debe recordar que cuando los precios eran bajos se les pidi√≥ que los trabajadores ¬ęse apretaran el cintur√≥n¬Ľ. Como se dice en Chile, Pedro Correa al decir que la oferta de la Empresa es muy buena y que han raspado la olla, es ¬ęcara de palo¬Ľ. La gr√°fica representa tambi√©n el fondo de la olla y la mala distribuci√≥n del ingreso entre el capital y el trabajo.

Minera Escondida es la empresa que tiene la mayor rentabilidad en Am√©rica Latina, seg√ļn la revista Am√©rica Econom√≠a y a nivel mundial debe estar en los primeros lugares.

Las empresas extranjeras en el cobre obtenien utilidades muy grandes, porque se apropian del cobre, del oro, de la plata y del molibdeno sin pagar por el valor que ellos tienen en el yacimiento, a pesar de que la Constituci√≥n se√Īala que ¬ęlas minas son de dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible del Estado chileno¬Ľ.

Minera Escondida en relaci√≥n al Bono de 16 millones de pesos, tambi√©n oculta que corresponde a ocho millones por Bono por precio del cobre de 2004 (130 centavos la libra) y 2005 (167 centavos) y oho millones por t√©rmino de conflicto relacionado con los tres a√Īos de vigencia del contrato que termina ahora en agosto. Los trabajadores de Minera Andina han obtenido 5 millones de pesos anuales y 15 millones totales por bono precio en el convenio que finaliza en noviembre. La producci√≥n de Escondida en m√°s de cinco veces la producci√≥n de Andina.

Las grandes ganancias de Escondida salen del país. Las remuneraciones de los trabajadores y sus incrementos se gastan en Chile ayudando a reactivar la economía y el empleo.

En pr√≥ximas notas, analizaremos varios temas que han cobrado relevancia para Chile con la huelga del Sindicato de los trabajadores de Minera Escondida relacionado con la principal riqueza b√°sica del pa√≠s y con el ¬ęsueldo de Chile¬Ľ, que ha sido expropiado por las empresas extranjeras y promovido desde la dictadura hasta ahora, por los gobernantes.

* Orlando Caputo es economista de la Universidad de Chile e investigador de CETES, del Grupo de Economía Mundial de Clacso y de la Redem.

Graciela Galarce es e conomista de la Universidad de Chile, Mag√≠ster en Ciencias Sociales ‚ÄďFLACSO‚Äď e¬†investigadora de CETES.

Artículo publicado en el periódico digital Rebelión (www.rebelion.org=.

foto

III. Argentina.
LA DEPREDACION MINERA EN EL LAGO BUENOS AIRES

En la provincia de Santa Cruz, Patagonia Argentina, por Los Antiguos interminables filas camiones de 30 toneladas  pasan con su voluminosa carga proveniente  de Gregores desde Mina La Martha, dirigiéndose a la vecina Planta de Procesamiento en Fachinal, a 30 kilómetros, en las cercanías de Chile Chico, dejando a su paso caminos destruidos del lado argentino, y un pasivo ambiental junto a riesgos ecotoxicologicos en la cuenca del Lago Buenos Aires РGeneral Carrera.

Jorge Alberto Faggiano*

De esos riesgos y da√Īos tendr√°n que hacerse cargo las generaciones futuras si no intervienen urgentemente los mecanismos¬†de canciller√≠a que pongan atenci√≥n en una zona¬† donde¬†nacen las mas importantes cuencas h√≠dricas de la regi√≥n y hagan regir los tratados de aguas compartidas vigentes con la hermana republica de Chile.

Es notable ver¬†durante estos √ļltimos a√Īos el implacable acecho a la riqueza minera¬† en la Patagonia, y muy particularmente en una provincia como Santa Cruz, en donde la fiebre impulsada desde las usinas oficiales dictaminan como deben desarrollarse ciertas bioregiones sin contemplar las potencialidades mas sustentables, respetando los derechos e intereses de la poblaci√≥n.

Es así como las nefastas leyes mineras de la década infame de Menem-Cavallo todavía indemnes por una contradictoria política oficial, siguen implacables regalando riqueza a cambio de depredación por  migajas del vil metal, para terminan el gran beneficio en los grandes centros especulativos internacionales.

La √ļnica verdad es la realidad.

Es interesante agregar que los pellets de oro y plata generados de dicha planta terminan luego embarcados por el Oc√©ano Pacifico para ser refinados en Jap√≥n. A lo que se debe agregar los relaves de una mina de plomo, abandonados hace unos cincuenta a√Īos en la cuenca del Gral. Carrera¬†en la zona de Puerto Cristal, que causan una importante¬† alarma en la¬† poblaci√≥n de la zona¬†porque es como basura ¬ębarrida bajo la alfombra¬Ľ.
 
A la fiebre despertada en la comarca¬†y registrada en el Bolet√≠n Oficial de la Provincia de Santa Cruz¬†desde hace ya tiempo, se suma toda una ola de emprendimientos festejados y anunciados que merecen analizarse, dado que es requerida una pol√≠tica activa regional que promueva la riqueza, ¬Ņpero para donde va la riqueza en realidad?:
 
РEl Oro paga un 3% de regalías y el petróleo un 14 %
РLes devuelven el IVA durante las etapas de exploración
– Tienen deducciones especiales del impuesto a las ganancias.
РNo pagan retenciones a la exportación.
РNo pagan derechos de importación, ni tasas de estadísticas.
– No pagan el impuesto a los combustibles.
РSi exportan por puertos patagónicos, reciben en reembolso del 5 al 12%
– No pagan ning√ļn impuesto sobre los minerales extra√≠dos, tampoco por maquinarias y
vehículos
– Pueden transferir al exterior el 100% de su capital y sus ganancias.
РEstán  autorizadas a liquidar en el extranjero el 100% de los dólares de sus ventas.

Otra economía es posible

foto
La comarca del lago Buenos Aires¬†viene hace a√Īos ganando mercados dentro del turismo, la producci√≥n de cerezas y otros rubros ‚Äďcomo la apicultura‚Äď gracias a las ganas y al arrojo de muchos valientes pobladores que apostaron a un genuino desarrollo limpio y sustentable en el tiempo.

Sobre ese eje productivo la comunidad de Los Antiguos eligi√≥ caminos que tienen que ver con la pureza de su producci√≥n, la preservaci√≥n de sus valles y r√≠os, pero¬† con muchos menos beneficios impositivos y pol√≠ticos de los que ostentan estas empresas mineras ¬ęgolondrinas¬Ľ, que levantar√°n vuelo en cuanto el panorama internacional no le sea propicio, o en cuanto se les acabe ¬ęel dulce de leche¬Ľ.

Es así que esta promisoria zona, desinteresadamente viene creciendo a pasos agigantados con un rumbo que esta lejos de los planificadores administrativos de los grandes centros de poder y generando riqueza genuina y local.

 
Del agua no se habla

Una grave consecuencia que deja en el ambiente los efectos de la actividad minera son los efectos en la salud, con aumento de patologías dermatológicas, reproductivas y respiratorias; en la flora y fauna por la  acumulación de metales pesados; en el suelo por la acumulación de drenajes ácidos; en la economía destruyendo fuentes genuinas de trabajo. Pero sobre todo esto, lo mas importante:

El uso intensivo del recurso agua en todos los procesos, con la consiguiente reducción o agotamiento de agua en superficie y napas. Sin dejar de mencionar el arrastre de drenaajes ácidos y metales pesados hacia el entorno.

Consultando las áreas de emprendimientos y proyectos mineros de Santa Cruz en su pagina oficial en la internet, es importante advertir la permisividad con que se vienen barajando los mismos, y una ausencia de la autoridad que debería comenzar a proteger todas las nacientes de nuestras cuencas hídricas, declarando moratorias de los cateos y explotaciones, así como la intangibilidad de las zonas ecosistémicamente más vulnerables.

Cabe preguntar: ¬Ņque ley les¬†calzar√° a los funcionarios que hcen la vista gorda y no preservar¬† un recurso cuyo panorama mundial anuncia conflictos futuros sobre el tema? ¬ŅIncumplimiento de deberes de funcionario p√ļblico o ignorancia?

Gobernar es prever. No olvidar que la preservación y defensa de todo nuestro recurso agua, debería ser mas importante que cualquier política neodesarrollista cortoplacista , tendría que ser un leiv motiv no canjeable, ya que en definitiva estos emprendimientos afectarían la sustentabilidad futura de una región que promete otras alternativas de desarrollo mas limpias.

Sin embargo para llegar a esto, falta la madurez de una ¬ęclase¬Ľ pol√≠tica que a√ļn compra lo que les venden en los ¬ęshoppings¬Ľ¬† del Primer Mundo, y el show de ellos¬† simplemente debe continuar.

Para cuando la imprevisi√≥n se note, y alguien intente emparchar lo que debieron considerar a tiempo, ya ser√° muy tarde. El tiempo es hoy. El agua vale mucho m√°s que el oro, todo lo dem√°s son ¬∑espejitos de colores¬Ľ.

Publicado originalmente en www.losantiguos.info.

√öltima hora.
LA HUELGA: AVISO DEL EMPRESARIADO
Y DEL GOBIERNO A LA CLASE TRABAJADORA

Tras el cierre recibimos la informaci√≥n de que la BHP Billiton, due√Īa del mineral a trav√©s de sus agentes en Chile, habr√≠a informado al gobierno que se dispone a cancelar los contratos de los trabajadores en huelga.

Esta brutal medida, que recuerda la t√©cnica del ¬ęlockout¬Ľ de hace casi un siglo, es posible e incluso ¬ęleg√≠tima¬Ľ de acuerdo con la confusa y atrabiliaria legislaci√≥n laboral chilena ‚Äďheredada de la dictadura y que la concertaci√≥n de partidos en el gobierno no ha podido ‚Äďasegura‚Äď modificar en 16 a√Īos por falta de acuerdo del Congreso.

Cabe recordar que ante el paro de los obreros de La Escondida la presidente Michelle Bachelet se√Īal√≥: ¬ęLos trabajadores y sus organizaciones siempre han peleado por tener derechos¬Ľ, anticipando que las autoridades gubernamentales est√°n dispuestas a buscar una soluci√≥n al conflicto.

Sus dichos fueron de inmediato mediatizados, al afirmar: ¬ęSin duda que el gobierno, si hay alg√ļn espacio para ayudar a que lleguen a buen puerto (las negociaciones entre el sindicato y la patronal) lo antes posible, lo har√°; pero √©ste es un tema entre privados. Y hay una legislaci√≥n suficiente a ese respecto¬Ľ.

La legislaci√≥n a que se refiere la primera mandataria chilena es esp√ļrea, dictada desde la ilegalidad por un gobierno de facto que asumi√≥ el poder, y se mantuvo en √©l, merced a la persecuci√≥n implacable de sus opositores, a los que vej√≥ de todas las formas posibles, asesin√≥ a mujeres que esperaban hijos e incluso hizo desaparecer miles de cad√°veres.

Los trabajadores de la Minera Escondida, situada en el desierto de Atacama y la mayor productora de cobre del mundo, est√°n en huelga legal en demanda de mejores salarios.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario