Mar 18 2013
1056 lecturas

Despacito por las piedras

Monsanto, semillas de discordia

La Justicia de la provincia argentina de聽 C贸rdoba orden贸 frenar la construcci贸n de una planta de Monsanto en la provincia. Entre los fundamentos, remarca la necesidad de respetar el principio precautorio (ante la posibilidad de perjuicio ambiental irremediable, es necesario tomar medidas protectoras).

Pese a la restricci贸n, la multinacional de agronegocios contin煤a con la obra porque, alega, 鈥渘o fue notificada鈥 de la prohibici贸n. Mat铆as Marizza, de la Asamblea de Vecinos de Malvinas Argentinas, afirm贸 que Monsanto 鈥渟e burla de la Justicia, se sabe poderosa e impune, y por eso incluso aceler贸 la construcci贸n鈥 de su planta.

Desde junio pasado, cuando la poblaci贸n de Malvinas Argentinas supo de la llegada de Monsanto, comenz贸 un proceso de organizaci贸n y naci贸 la Asamblea de Vecinos Malvinas Lucha por la Vida. La localidad est谩 ubicada en las afueras del Gran C贸rdoba, donde desde hace una d茅cada denunciaban las fumigaciones con agroqu铆micos de los campos de soja cercanos.

Hubo marchas, jornadas informativas y tambi茅n se opt贸 por la v铆a judicial. La Asamblea y la Fundaci贸n Club de Derecho presentaron un amparo fundamentado en la Ley General del Ambiente (25.675). Exige la realizaci贸n de un estudio de impacto ambiental previo a la construcci贸n y audiencias p煤blicas con participaci贸n de los vecinos.

En enero, el Concejo Deliberante sancion贸 la ordenanza 812 y permiti贸 a Monsanto comenzar la construcci贸n. Vecinos y Fundaci贸n presentaron una medida cautelar para detener la obra hasta que se resuelva el amparo. La jueza civil Claudia Zalazar fall贸 a favor de la Municipalidad y Monsanto. Pero el 22 de febrero, en segunda instancia, la Sala 2 de la C谩mara de Conciliaci贸n Laboral hizo lugar al pedido de la Asamblea y orden贸 suspender la ordenanza (y las obras) hasta que se resuelva el amparo.

鈥淩esulta razonable ordenar a la Municipalidad que se abstenga de autorizar obras tendientes a la implementaci贸n de la planta鈥, remarca la sentencia votada por los jueces Silvia D铆az y Luis Fernando Far铆as (con la disidencia de Miguel Angel Azar) y subrayan la importancia del principio precautorio de la Ley 25.675. 鈥淣o resulta consistente la afirmaci贸n de que las obras iniciadas o a ejecutarse no impactar铆an sobre el ambiente, pues 茅stas est谩n inmersas en un proyecto general de instalaci贸n de la planta de semillas sospechada de provocar un impacto negativo en el ambiente. En materia ambiental se debe poner 茅nfasis de manera fundamental en lo preventivo y en la obligaci贸n por parte de la Justicia de buscar resultados adecuados y 煤tiles en tiempos razonables鈥, afirman los jueces.

En los fundamentos cita la importancia del art铆culo 41 de la Constituci贸n nacional, Constituci贸n de C贸rdoba (art铆culo 66) y la Declaraci贸n Universal de Derechos Humanos. Los jueces recuerdan que 鈥渘o debe soslayarse que el principio precautorio es el principio rector. E importa una prescripci贸n para que las actividades potenciales causantes de riesgos ambientales graves deban ser evitadas, aun cuando no haya certeza cient铆fica de los riesgos involucrados. En caso de duda, el deber de estar en favor del ambiente y en contra de la actividad contaminante鈥.

Los jueces le recuerdan a Monsanto que 鈥渄ebe someterse a la normativa que regula el ambiente鈥 y explica que la ley insta a que 鈥渢oda obra o actividad que sea susceptible de degradar el ambiente o afectar la calidad de vida de la poblaci贸n estar谩 sujeta a un procedimiento de evaluaci贸n de impacto ambiental, previo a su ejecuci贸n鈥.

Monsanto no acat贸 la decisi贸n judicial. La vocera de la empresa, Mar铆a Lucila Pentenero, reconoci贸 que las obras contin煤an y argument贸 que 鈥渘o han sido revocados el permiso de obra otorgado por la Municipalidad ni la aprobaci贸n del aviso de proyecto emitido por la Secretar铆a de Ambiente provincial鈥. Y se帽al贸 que Monsanto 鈥渘o recibi贸 ninguna notificaci贸n de la Justicia鈥.

El abogado denunciante, Federico Macciocchi, explic贸 que el incumplimiento de la decisi贸n judicial 鈥渟e debe la falta de 茅tica de la Municipalidad y su abogado Gustavo As铆s, que mediante chicanas judiciales desoyen a la Justicia鈥. Mat铆as Marizza, de la Asamblea de Vecinos, record贸 que 鈥淢onsanto desoye a la Justicia porque tiene protecci贸n pol铆tica鈥, pero tambi茅n remarc贸 el valor del fallo judicial: 鈥淓s un paso adelante y, a pesar de que el escenario no es el mejor, con la gente en la calle se logran cambios, de la mano de muchas organizaciones y con mucho poner el cuerpo se puede frenar a las corporaciones鈥.

Dar铆o Aranda, P谩gina 12

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario