May 30 2013
722 lecturas

EconomíaNoticias

Mujica contra el proteccionismo europeo

En la reunión organizada por el grupo Santander y la embajada uruguaya en la capital española, Mujica centró sus palabras en las posibilidades de inversión y negocios en su país, al que mostró como una puerta de entrada al Mercosur.

El presidente uruguayo, José Mujica, criticó el miércoles el proteccionismo europeo en un encuentro con 150 empresarios en Madrid. “La UE comete un error garrafal si no nos da bola porque piensa que le ahogamos la agricultura con nuestros productos”, aseguró el mandatario.

Después de llegar en la noche del martes a Madrid procedente de China, el presidente uruguayo cumplió ayer la primera jornada de su visita oficial a España, con un encuentro con empresarios. En la reunión organizada por el grupo Santander y la embajada uruguaya, en la ciudad financiera que la entidad bancaria tiene en las afueras de Madrid, Mujica centró sus palabras en las posibilidades de inversión y negocios en su país, al que mostró como una puerta de entrada al Mercosur. “Uruguay es un país pequeño, pero no lo son nuestros vecinos”, dijo Mujica en alusión a Brasil y Argentina.

Entre los otros factores valiosos de Uruguay mencionados por el presidente uruguayo están la credibilidad política y económica del país. Además, con un crecimiento medio del 5,5 por ciento en la última década, Uruguay es un país garantista desde el punto de vista jurídico.

Por el contrario, entre los elementos negativos están unas infraestructuras mejorables que se convierten en un cuello de botella para la producción, según el mandatario. Por eso se mostró partidario de ampliar y mejorar infraestructuras como puertos, carreteras, puentes, ferrocarriles y desarrollar la red fluvial.

Más allá, Mujica destacó la grave situación de Europa y criticó, durante su discurso de poco más de una hora, a las agencias económicas internacionales. “No son muy creíbles porque dijeron muchas cosas y el mundo igual se vino abajo”, aseguró. “La tradición y la historia nos atan a Europa, pero los negocios nos atan últimamente a otros lados”, agregó en referencia a los acuerdos que acabó de firmar con el gobierno de China.

Además, el presidente declaró que Uruguay y el Mercosur representan el futuro para Europa, que no tiene que dejarlos de lado. “Nosotros somos luchadores por la interdependencia. Pero si Europa nos arrincona, a dónde vamos. (…) España está en dificultades, nosotros no tenemos la fortaleza para ayudarlo, pero debemos tener la confianza de que siempre que llovió paró, que se sale de las crisis. Necesitamos construir relaciones económicas equilibradas para construir un mundo más igualitario”, les reclamó a los presentes.

Mujica se reconoció además como un luchador por la causa latinoamericana. “Lucharé hasta el último día de mi vida por la integración de América del Sur, como única forma de asegurar la patria”, sostuvo. El mandatario defendió una visión regional al recordar que su país figura entre los cuatro fundadores del Mercosur.

En el encuentro estuvieron los representantes de empresas españolas con implantación en América latina, como Sacyr, ACSCobra, Enagás o Gamesa.

La construcción de viviendas, que cuenta con exenciones fiscales, y la energía eólica, con molinos de viento, son otros vectores en las posibilidades de inversión en Uruguay, que justificaba ayer la presencia de directivos de empresas de estos sectores. Tras la intervención de Mujica, el encuentro empresarial continuó con cinco mesas de trabajo en las que figuraban representantes de los ministerios uruguayos de Transporte y Obras Públicas; Industria, Energía y Minería; Ganadería, Agricultura y Pesca; Turismo y Deporte; Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medioambiente.

España es uno de los principales inversores en Uruguay y está presente por medio de empresas como el BBVA, el Santander, Mapfre, Telefónica, Planeta, Santillana y Zara. En 2012, las exportaciones españolas a Uruguay fueron de 167 millones de euros (215 millones de dólares), con un aumento del 8,8 por ciento respecto de 2011. Mientras tanto, las exportaciones uruguayas a España se situaron en 113 millones de euros (unos 146 millones de dólares), una caída del 35,4 por ciento en relación con el año precedente.

Más tarde Mujica se reunió con el rey Juan Carlos, que le agradeció la generosidad y hospitalidad de su país con los emigrantes españoles que buscan más amplios horizontes y oportunidades. Por su parte, Mujica volvió a señalar la importancia histórica de las relaciones entre América del Sur y Europa, si bien advirtió de que China ya representa el primer cliente de su país, así como también de Brasil, Argentina y Paraguay, y concluyó con un mensaje de agradecimiento a España por lo que les dio a los uruguayos y lo que les va a seguir dando, a pesar de las dificultades.

Tras la reunión con el mandatario uruguayo, don Juan Carlos, acompañado por la reina y los príncipes de Asturias, ofreció una cena en honor del presidente uruguayo en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, habilitado para la ocasión como comedor. Asistieron cerca de cincuenta invitados, entre ellos el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado de su esposa, Elvira Fernández.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario