Nov 18 2006
552 lecturas

Opinión

Nicaragua. – DANIEL Y LA OFENSA A SANDINO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Quienes no conocen Nicaragua y no han vivido de cerca el proceso sandinista se confunden y saludan la victoria de Ortega como el triunfo del sandinismo, pero la realidad muestra otra cosa. Basta leer los diarios de los √ļltimos a√Īos para estremecerse frente a la sinuosa trayectoria de Daniel Ortega, un l√≠der sin √©tica pero con mucha labia, capaz de enga√Īar a los menos informados de su pa√≠s, y a muchos fuera de Nicaragua.

fotoEn la comparsa de ingenuos están varios presidente progresistas de la región, como Hugo Chávez y Evo Morales. Incluso Fidel se equivoca, es muy triste.

¬ŅQu√© ha pasado con Daniel Ortega? Durante sus a√Īos en la oposici√≥n no ha dudado en pactar con la ultra-derecha somocista, representada por el ex presidente Arnoldo Alem√°n, uno de los pol√≠ticos m√°s corruptos que ha tenido Nicaragua. Ambos nombraron a dedo a los magistrados del Consejo Supremo Electoral. La alianza con la derecha le ha permitido a Ortega manipular al congreso, eliminando a aquellas fuerzas pol√≠ticas que pod√≠an restarle fuerza al ¬ędanielismo¬Ľ, que no es lo mismo que el sandinismo de base.

Con el apoyo de la derecha somocista, Ortega logró que el Congreso aprobara una modificación en la Ley Electoral, de manera que no fuera necesario obtener el 50% de la votación para llegar a la presidencia. De ese modo, evitó ahora pasar a la segunda vuelta electoral.

No solamente ha pactado Daniel Ortega con la derecha sandinista, sino con la ¬ęcontra¬Ľ que tanto da√Īo le hizo al pa√≠s durante los a√Īos de la revoluci√≥n. La contra, financiada por Ronald Reagan y la CIA, asesin√≥ a miles de j√≥venes nicarag√ľenses que defend√≠an su pa√≠s a instancias del gobierno sandinista. La memoria de ellos queda ahora mancillada con la alianza de Daniel Ortega, cuyo vicepresidente es uno de los principales dirigentes de la contra-revoluci√≥n.

foto
La hipocres√≠a y el oportunismo de Daniel Ortega lo han llevado a cambiar completamente su posici√≥n de cara a la iglesia reaccionaria y derechista que representa monse√Īor Obando, el cardenal de Nicaragua. Ortega ahora va a misa todos los domingos y se abraza con Obando, quien fue uno de los enemigos m√°s notorios de la Revoluci√≥n Sandinista. La mujer de Daniel Ortega, Rosario Murillo (arriba der.), no para de hablar de dios y de rezar ‚Äďbueno, hay que decir que a ella siempre le falt√≥ un tornillo‚Äď.

Esta reconciliaci√≥n con la derecha de la iglesia cat√≥lica se traduce en cosas concretas: hace pocas semanas los ¬ędanielistas¬Ľ en el congreso votaron por la anulaci√≥n de la ley que permit√≠a abortos terap√©uticos. O sea, de regreso a las cavernas. Esto es lo que dijo Rosario Murillo para justificar la posici√≥n de los danielistas:

¬ęNosotros estamos profundamente comprometidos con la fe; pensamos que los valores religiosos, son el consuelo, el amparo; la fe es la forma en que los seres humanos encontramos la paz; los valores religiosos son la fortaleza que necesitamos para lidiar con la vida cotidiana, que ha sido en los √ļltimos tiempos suficientemente dura. La vida cotidiana que nos obliga a enfrentar desaf√≠os fort√≠simos y, con el amparo y el consuelo de la fe, la gente se nutre, se levanta; el alma se fortalece.

¬ęNosotros, precisamente porque tenemos fe, tenemos religi√≥n; porque somos creyentes, porque amamos a Dios sobre todas las cosas, es que hemos sido capaces de sobrellevar tantas tormentas, ¬°sin inmutarnos! √ļnicamente, aprendiendo de cada dificultad, lo que el Se√Īor ha querido enviarnos como lecci√≥n, como aprendizaje. Por eso tambi√©n defendemos, y coincidimos plenamente con la Iglesia y las iglesias, que el aborto es algo que afecta fundamentalmente a las mujeres, porque ¬°jam√°s nos reponemos del dolor y el trauma que nos deja un aborto! Cuando las personas tienen o han tenido que recurrir a eso, jam√°s se reponen. Y, ese dolor, nosotros no lo deseamos para nadie. Adem√°s, es un atentado contra la fe; contra la vida¬Ľ.

fotoCon actitudes de hipocresía religiosa como estas, Daniel Ortega ha logrado que mucha gente se olvide que fue acusado por su hijastra Zoilamérica (der.), de haberla abusado sexualmente cuando ella era menor de edad. Ortega se encargó de enterrar y desaparecer el juicio que había en su contra, y presionó a los medios de información para que dejaran de publicar sobre el tema.

Todo el mundo sabe en Nicaragua que los comandantes ¬ędanielistas¬Ľ y otros militantes del FSLN cercanos a Daniel Ortega viven como millonarios y poseen numerosas empresas. Nada menos que Humberto Ortega, el hermano de Daniel, es uno de los hombres m√°s ricos de Nicaragua, aunque ya ni siquiera vive all√≠ sino en Costa Rica. Hizo su fortuna con el tr√°fico de armas cuando fue comandante del Ej√©rcito Sandinista, y luego, muy convenientemente, se desentendi√≥ de la pol√≠tica y de su pa√≠s.

La trayectoria de la mayor√≠a de los nueve comandantes de la Revoluci√≥n ha sido lamentable en estos a√Īos. Es triste, para quienes hemos vivido en Nicaragua durante la Revoluci√≥n en los a√Īos ochenta, ver c√≥mo han cambiado los comandantes que admir√°bamos.

Ya he dicho algo de Daniel y Humberto. Bayardo Arce es un negociante, Tom√°s Borge es un viejo verde que sigue correteando jovencitas (hay un libro donde lo denuncian), y as√≠ sucesivamente. Honrosa excepci√≥n es el comandante ¬ęModesto¬Ľ, Henry Ruiz (abajo izq.), con quien me toc√≥ trabajar. Modesto vive como viv√≠a antes de la Revoluci√≥n, no se enriqueci√≥ con la ¬ępi√Īata¬Ľ. Su honestidad molesta a Daniel Ortega y a su banda de corruptos, al extremo de que hace unos meses trataron de meterlo en la c√°rcel con alguna acusaci√≥n insustancial.

El argumento de quienes apoyan a Ortega es que hab√≠a que cerrarle el paso a la nueva derecha representada por Montealegre, pero ese argumento es cobarde y anti√©tico, porque Daniel no era la √ļnica opci√≥n de izquierda. Edmundo Jarqu√≠n y su candidato a la vice-presidencia, el m√ļsico Carlos Mej√≠a Godoy, representaban un movimiento de renovaci√≥n en el sandinismo, recogiendo la opini√≥n de todos aquellos que no quieren ser parte de las alianzas con la derecha y con la contra.

fotoEl Movimiento Renovador Sandinista (MRS) solamente sacó el 6,44 %de los votos, pero son votos de la gente más consciente y honesta que tiene Nicaragua, que se negó a respaldar el juego corrupto de Ortega. La derecha, sin contar a Daniel Ortega, suma 55%, con el 29% de Montealegre y el 26% de Rizo, el hombre de Arnoldo Alemán.

Ahora no se sabe lo que va a pasar en Nicaragua. Hay dos escenarios posibles. Por una parte, Daniel Ortega pagando a la derecha y a Arnoldo Alem√°n los favores que le han hecho en estos a√Īos, manteniendo sus buenos v√≠nculos con la iglesia reaccionaria de monse√Īor Obando, y por supuesto haciendo todo lo necesario para complacer a Estados Unidos; y por otra parte un escenario que algunos todav√≠a sue√Īan, y es Daniel Ortega recuperando la ideolog√≠a sandinista y haciendo un gobierno de izquierda, o por lo menos progresista, para restablecer su imagen ante la historia. Pero cualquiera que haya seguido la trayectoria sinuosa del personaje, pensar√° que esto √ļltimo es improbable.

Como escribi√≥ hace poco Ernesto Cardenal, el poeta y ex ministro de Cultura de la Revoluci√≥n Sandinista: ¬ęel FSLN de Daniel Ortega no es el sandinismo, sino su traici√≥n. Votar por Daniel es votar por Alem√°n. Ellos tienen un pacto que no se ha disuelto. Por ese pacto Daniel ha gobernado junto con Alem√°n. Ellos controlan la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea Nacional, la Contralor√≠a, el Ministerio P√ļblico, la Procuradur√≠a de los Derechos Humanos y el Consejo Supremo Electoral. A ese pacto se debe que Alem√°n, condenado a 20 a√Īos, est√© libre¬Ľ.

———————————–

foto
* Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo.
Artículo publicado en Bolpress, agencia de informaciones boliviana (www.bolpress.com) y reproducido por diversos medios digitales independientes

.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario