Ago 14 2006
655 lecturas

Política

Nicaragua. – POR UN MILAGRO EN NOVIEMBRE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La ciudadan√≠a tendr√° que elegir entre cinco candidatos que se disputan la presidencia de este pa√≠s centroamericano, en el que 75 por ciento de la poblaci√≥n es pobre ‚Äďvive con menos de dos d√≥lares estadounidenses diarios‚Äď y el 45 por ciento es indigente, pues subsiste con menos de un d√≥lar por d√≠a, seg√ļn cifras de Georgina Mu√Īoz, enlace nacional de la no gubernamental Coordinadora Civil.

Nicaragua, con 5,1 millones de habitantes, ocupa el puesto 112 en el √ćndice de Desarrollo Humano dado a conocer por la ONU el a√Īo pasado.

Mu√Īoz afirma que la extendida pobreza impide el acceso de la educaci√≥n primaria a casi un mill√≥n de ni√Īas y ni√Īos por a√Īo, que pasan a engrosar las filas de los menores trabajadores, m√°s de 230.000 en este pa√≠s.

foto
En este contexto, el sistema de las Naciones Unidas en Nicaragua inici√≥ una ronda de reuniones con las alianzas y partidos pol√≠ticos inscritos ante el Consejo Supremo Electoral para participar en la campa√Īa electoral 2006, con el fin de promover los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y pedir a los candidatos un enfoque de derechos humanos en sus ofertas de gobierno.

Los ODM fueron adoptados en el a√Īo 2000 por todos los estados miembros de la ONU, como un compromiso de combatir las desigualdades y mejorar el desarrollo humano en todo el mundo. La Declaraci√≥n del Milenio se interpreta como el acuerdo m√≠nimo internacional, con un plazo perentorio de cumplimiento: el a√Īo 2015.

Para entonces, los gobiernos del mundo deberán haber reducido a la mitad la proporción de población en pobreza extrema y con hambre; universalizado la educación primaria; promovido la igualdad entre los sexos; reducido al mínimo las tasas de mortalidad infantil y materna; combatido el VIH, paludismo y otras enfermedades; revertido el deterioro ambiental y fomentado una asociación mundial para el desarrollo.

Pero en el plano pol√≠tico el pa√≠s es reh√©n de un acuerdo pol√≠tico entre los dos partidos mayoritarios, el izquierdista Frente Sandinista de Liberaci√≥n Nacional (FSLN) y derechista el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que se repartieron los cargos de las principales instituciones del pa√≠s, se√Īala Mu√Īoz.

La Fiscal√≠a General de la Naci√≥n, la Contralor√≠a General de la Rep√ļblica, la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea Nacional legislativa, la Superintendencia de Servicios P√ļblicos, el Consejo Supremo Electoral, los tribunales de justicia y hasta la Procuradur√≠a de los Derechos Humanos tienen en sus cargos m√°s importantes a partidarios de ambas fuerzas pol√≠ticas.

Seg√ļn una encuesta realizada en julio por la consultora internacional Borge y Asociados, y publicada por diarios nicarag√ľenses el 4 de este mes, el FSLN va adelante en las preferencias de voto de los mayores de 16 a√Īos, que son quienes pueden sufragar en este pa√≠s.

El estudio otorgó 31,4 por ciento de simpatías al FSLN, cuyo candidato, el ex presidente Daniel Ortega (1985-1990) se postula por quinta vez. La primera fue en 1984, cuando ganó en las urnas el poder que los sandinistas le habían arrebatado por las armas a la dinastía de la familia Somoza, en julio de 1979.

Desde entonces, Ortega ha repetido en los comicios de 1990, 1996 y 2001. En todos ellos ha perdido y ahora busca una cuarta oportunidad. De origen izquierdista, Ortega ofrece un discurso de reconciliación y beneficios a favor de los pobres a quienes promete subsidios, préstamos, salud y educación gratuitas y suministros agrarios.

Al sector privado, con el que mantuvo una confrontación directa desde 1979, Ortega propone una política de economía mixta y petróleo barato, tras concertar una alianza política-comercial con Hugo Chávez, presidente de Venezuela, la potencia petrolera de América Latina.

El art√≠culo 147 de la Constituci√≥n establece que para ser elegido presidente, el candidato debe obtener una mayor√≠a relativa de al menos 40 por ciento de los votos v√°lidos, ¬ęsalvo aquellos que habiendo obtenido un m√≠nimo del 35 por ciento, superen a los candidatos que obtuvieron el segundo lugar por una diferencia m√≠nima de cinco puntos porcentuales¬Ľ.

La misma encuesta de Borge y Asociados marc√≥ 29,1 por ciento de intenci√≥n de votos a favor del debutante Eduardo Montealegre, candidato de la Alianza Liberal Nicarag√ľense.

Exponente de la derecha pol√≠tica, Montealegre viene de la banca privada y se postul√≥ tras su ruptura en 2005 con el PLC que lidera el ex presidente Arnoldo Alem√°n (1997-2001), quien fue condenado en 2003 a 20 a√Īos de prisi√≥n por delitos de lavado de dinero y corrupci√≥n, pero que cumple esa pena con privilegios especiales.

El disidente liberal cuenta con apoyo expl√≠cito de Washington, del actual gobierno del presidente Enrique Bola√Īos (quien fue miembro del PLC) y de gran parte de los empresarios. No obstante, su candidatura y posibilidades de triunfar se ven amenazadas por su presunta participaci√≥n en un esc√°ndalo de entrega irregular de bonos del Estado por m√°s de 500 millones de d√≥lares a entidades bancarias privadas que asumieron las deudas de quiebras financieras, entre los cuales se encuentra un banco del cual Montealegre fue socio accionista.

Por el PLC, a√ļn bajo el mando de Alem√°n, figura el abogado y productor Jos√© Rizo Castell√≥n, tercero en la citada encuesta, con 15,7 por ciento de simpat√≠as. Fundador del PLC junto a Alem√°n, Rizo fungi√≥ como vicepresidente del actual mandatario Bola√Īos hasta noviembre de 2005, cuando se postul√≥ a la Presidencia.

Su decisi√≥n fue cuestionada en c√≠rculos pol√≠ticos y diplom√°ticos, pues los principales dirigentes y miembros del PLC han sido en su mayor√≠a acusados de actos de corrupci√≥n y mal manejo de fondos p√ļblicos, si bien Rizo no figura entre los se√Īalados.

El cuarto candidato en preferencias, con 15,2 por ciento, es el economista Edmundo Jarqu√≠n, del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisi√≥n del FSLN. Jarqu√≠n, quien fue diputado sandinista a inicios de los a√Īos 90, era el candidato a vicepresidente del MRS hasta inicios de julio, cuando su compa√Īero de f√≥rmula y principal l√≠der del movimiento, el ex guerrillero y empresario Herty Lewites, muri√≥ de un infarto.

La direcci√≥n del MRS postul√≥ a Jarqu√≠n a la Presidencia y lo hizo acompa√Īar del cantautor, Carlos Mej√≠a Godoy, tambi√©n alejado del FSLN.

Jarqu√≠n residi√≥ fuera del pa√≠s entre 1992 y 2005, mientras trabaj√≥ en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como especialista en pol√≠ticas p√ļblicas en el Departamento de An√°lisis de Proyectos, lo que lo hace poco conocido entre el electorado joven.

En el sótano de las intenciones de votos figura otro ex guerrillero sandinista: Edén Pastora. Bajo la bandera de la naciente agrupación Alternativa por el Cambio, Pastora recibe la apenas 1,1 de simpatías de los consultados en la encuesta de Borge y Asociados.

Pastora se dedica en el tiempo libre a la caza de tiburones. Fue c√©lebre en los a√Īos 70 por asaltar el Palacio Nacional y obligar al r√©gimen del dictador Anastasio Somoza Debayle (1925-1980) a liberar a varios guerrilleros y presos pol√≠ticos. A inicios de los a√Īos 80 se retir√≥ del entonces gobernante FSLN y se dedic√≥ a combatirlo militarmente sin √©xito. En 2004 se postul√≥ como candidato a alcalde de Managua y obtuvo menos de cinco por ciento de votos.

——————————————-

* Periodista de Inter Press Service (www.ipsnoticias.net).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario