Ene 9 2006
380 lecturas

Política

NO HUIR DE LO QUE DESTRUYE: ANIQUILARLO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Moméntum anticivilización. En muchos medios, incluidos los oficiales y oficialistas –defensores del status quo– se escribe sobre y se analiza el momento que atraviesa la civilización. Entre otros asuntos que aparecen cotidianamente en la prensa caben destcar:

Pico de la extracción de petróleo, gas y uranio entre hoy y los próximos 15 años. El pico del petróleo, segun muchos especialistas, ya está sucediendó. En cuanto la extraccion de los combustibles fósiles caiga, habrá guerras y maniobras por parte de los Estados para lograr apoderarse lo poco que quede; ésto de algún modo también ocurre: Iraq. Cuando la produccion baje , el precio alcanzará limites insospechados, provocando una crisis economica mundial.

foto
Por otra parte, junto o como consecuencia de la disminución de la extracción de hidrocarburos se producira una disminuccion en la produccion mundial, incluido el sector de alimentos, lo que permite vaticinar hambrunas
y situaciones de gran pobreza planetaria.

Calentamiento global. La descongelación de los polos ya comenzó. El clima se esta volviendo terriblemente inestable en estos ultimos años, con la paradoja de grandes sequias e inundaciones por todo el mundo.

El calentamiento tambien provoca la extension de enfermedades contagiosas y más hambruna. ¿Recueda el agujero de ozono? Pues existe y cfrece: actualmente tiene una superficie de 24 millones de kilometros cuadrados, ocupando toda la Antartica y sus efectos son particularmente experimentados en Chile y la Argentina.

Destruccion de los ecosistemas. Pronto, por mucho que queramos, no
encontraremos sitios donde plantar un huerto o donde poder respirar sin llevar mascara. La biodiversidad desaparece a ritmos espeluznantes. La mitad de la masa forestal ha desaparecido.

La mitad de los bosques naturales ha sido talada y 16 de los 17 bancos de peces mundiales han desaparecido o están a punto de desaparecer. Áreas cada vez más pobladas y de mayor superficie o carecen de agua o sus recursos acuíferos están contaminados por residuos mineros o industriales.

Desigualdad creciente. Tras el nuevo “acomodo” del capital –la
mundialización económica y la introducción de procesos de alta tecnología– la desigualdad ha aumentado hasta limites obscenos, diferenciándose claramente las “regiones centrales”, que se benefician de la explotacion de las llamadas “regiones perifericas”, sus formas de vida y sus recursos.

Alienacion en las regiones centrales. Las sociedades ricas viven totalmente aislados de los problemas que originan, e incluso llegan a tal punto que viven aislados de si mismos. Mientras, el “sistema” genera la dependencia de los seres humanos en beneficio de sus explotadores, que terminan por inducir la idea de que es irreemplazable y que la tecnologia podrá resolver por sí misma los problemas: es decir: pareciera –es el mensaje– imposible la creaccion de nada distinto: vivir en la mierda y glorificarla.

Pero el consumo de antidepresivos y el aumento de enfermedades psiquicas aumenta de manera exponencial, se diría que como recurso final para la
“robotización” de nuestra especie: perdimos el ser ciudadanos para convertirnos en consumistas y en estos años, en pro de alguna “seguridad” quién sabe lo que tendremos que entregar.

La palabra es ideología

Estos problemas, que comforman asuntos graves, tienen que ver con la ideologia capitalista de la expansión continua, infinita y exponencial. Por tanto, damas y caballeros, hemos llegado al limite; esto se hunde… A partir de aqui todo será degradación y caída.

Esta serie de procesos generan una situacion critica para el ser humano. La diferencia con crisis anteriores es que sus efectos se producen en todo el planeta y podemos medirlos y sopesarlos en el día a día. Posiblemente los espíritus libres también pensaban en el siglo XIV que el mundo se iba a acabar, la diferencia es que ahora está ocurriendo realmente y cuanto mas tarde y mas se prolongue la civilizacion peor sera.

foto
Hasta hace muy pocos años una serie de ideas y teorías sociales se daban por extinguidas. La que más funerales ha tenido es, sin duda, el anarquismo en sus diferentes manifestaciones. Ante el “ahora o nunca” –la acción que exigen las circunstancias– estos movimientos han echado a andar. Se plantea una destruccion total de la civilización tal como la conocemos: de nosotros en parte depende que jamas vuelva a aparecer y que lo que nos quede no sea un infierno.

Es hora de dejar de lado el rol marginal impuesto por el sistema para domesticarnos, es hora de ser libres y crear. Abrir la imaginacion. ¡Todo es posible!

Hacia una red de peculiaridades

Cada persona es unica. Cada persona tiene unas aspiraciones y modos
de ver la vida de forma diferente; es absurdo intentar imponer posturas –sostiene el anarquiosmo contemporáneo, como lo sostuvieron sus predecesores–. Por lo tanto es menester dejar crear a cada uno como lo estime conveniente.

De aqui nacerán grupos con diversa afinidad y de este conjunto de conjuntos de peculiaridades comienza a tejerse una red de intercambio y solidaridad. Una red al margen del sistema y, en lamedida de lo posible, ajena a sus recursos y medios, tanto de comunicacion, como sanitarios o educativos –de la manera en que se considere necesario y en la medida de lo posible–:

Primitivistas en los bosques y riberas, ofreciendo refugio a los insurrectos de la ciudad en fuga. Grupos permaculturales ofreciendo apoyo para ofensivas
contra el capital. Intercambio continuo entre personas de diferentes grupos sin limites y sin mediaciones. Esa es una de las mejores armas contra el sistema, nuestro apoyo mutuo.

El anarquismo debe comprender, y hacer comprender urbi et orbi que no basta unicamente con crear redes entre los autodenominados “anarquistas”, sino con todas las comunidades en resistencia, con cualquiera que se oponga al sistema en el aquí y ahora, habiendo entendido la problematica actual.

Una filosofía para un programa común

Los anarquistas creemos en una resolucion del conflicto en el aqui y
ahora. No creemos que otro momento sea posible. Si no partimos del
choque inmediato contra todas las formas de dominacion, nuestra tarea se vuelve pesada y alienante. Sabemos que una de las armas del sistema es posponer e hipotecar nuestro presente para asegurar un futuro incierto que, en todo caso, será una reiteraciçon mejorada del presente.

A partir de esta filosofía del aqui y ahora, surge la estrategia del enconamiento de los conflictos –o de como el aleteo de una mariposa puede provocar un huracán–. Una de nuestras labores es, a través de los grupos de afinidad, potenciar conflictos en diferentes zonas, hasta que sean imposibles de reprimir por el sistema. Lo necesario es impedir, por ejemplo, la construcción de campos de golf o centros de recreación en áreas naturales, para lo cual habrá que contar con el apoyo de los vecinos. Denunciar la especulacion urbana. No temer a los conflictos mediáticos…

Todo ello con el apoyo popular necesario para encender la chispa que haga que todo salte por los aires. Pero para lograrlo habrá que crear conciecia de que si no surge esa chispa, seremos todos enterrados en el pantano del lucro y llevados a la tumba en la carroza de la desigualdad. En el fondo, frente al poder, no nos queda nada para perder.

Los enfrentamientos serán violentos o relativamente pacíficos en ocasiones. Y no siempre podremos elegir los métodos necesarios para cada determinada situacion. Estoy harto de oir quejas por la quema –en el Primer Mundo– de “supuestos coches de obreros” o de bienes publicos. ¿No es justamente esto lo que buscamos, la destruccion de la sociedad industrial y de todas sus formas de dominacion? No podemos querer una cosa y seguir utilizando sus medios para nuestro “bienestar” en lo cotidiano; tenemos que tener claro que pedimos y que “sacrificios” son necesarios.

El asalto al “palacio de invierno” ha comenzado (quiza siempre estuvo en proceso), no bajo la forma que pensaron las organizaciones revolucionarias etapistas, sino de otra totalmente diferente. Debemos saber que un enfrentamiento de esta naturaleza provocará una respuesta por parte de los medios de poder, y que el choque va a ser duro, pero inevitable. Cuánto mas esperemos, mas difícil y catastrófico será para el ser humano.

fotoReligar / Resistir

Los primitivistas creemos –al igual que muchos anarquistas y no anarquistas– que el futuro de la humanidad (y de cada uno denosotros como individuos) será “verde” o no sera; pero llegamos mas lejos y pensamos que es una necesidad vital “reconectar”, “religar” con la Tierra y, a partir de experiencias pasadas por la humanidad, construir un mundo sostenible y mejor, en el que la evolución o el progreso no se planteen como destruccion de la naturaleza y de la propia especie por parte de la población humana, sino como un proceso equilibrado en cuyo transcurso seamos realmente libres para actuar y satisfacer nuestras necesidades.

Para la realizacion de nuestros “objetivos” propongo dos estrategias basicas, reconectar y resistir:

Reconectar. Por un lado urge la necesidad de volver a ocupar el lugar que nos corresponde en el ciclo vital. A traves del contacto directo con los bosques y un modo de vida sostenible –pienso– podremos llegar a este estado des-domesticado al igual que muchas otras especies animales.

La lucha por una vuelta al “estado salvaje” es la lucha contra todo lo que ha enseñado esta sociedad: sus valores, su historia, su funcionamiento. Es un choque frontal contra uno mismo, perdido en un mar de anuncios comerciales y de baja política insolidaria, esperando a gritar libertad. Es muy difícil –si no imposible– vivir como los grupos de recolectores nómadas de antaño, por lo que es conveniente plantear este proceso de una manera gradual pero continuada.

Son principalmente dos, las formas por las que podemos desarrollar este acercamiento a la “naturaleza”; por un lado tenemos la utilizacion de la permacultura, cultivo de bosques, etc… a traves de la okupación rural,
y por otro lado la vida nómada en bosques y zonas silvestres poco o no contaminadas. Estos tipos de vida son flexibles, pueden contraerse y expanderse, mezclarse o separarse, añadirse o quitarse, dependiendo de las situaciones especificas de cada individuo o grupo y de sus condiciones ambientales.

No hay que olvidarse tampoco del espiritu, que en el mundo de lo material ha sido relegado al olvido. Entedemos por espiritualidad la parte de nosotros que nos vincula a todo lo demas y las relaciones que establecemos con ello. A traves del lazo que establezcamos con la naturaleza, viviendo de ella y ella de nosotros, formando parte de ella y ella de nosotros planteamos la vuelta de lo espiritual: la vida humana como un todo que forma parte del resto del planeta y se halla en paz consigo misma.

Resistencia. No podemos deternos en este proceso de reconexión, en este re-ligarnos. Hay que seguir planteándonos el enfrentamiento contra los instrumentos de dominación. Si no en el presente inmediato, en un futuro
a corto plazo, éstos llamarán a “nuestra puerta” y quiza entonces sea demasiado tarde; tambien hay que tener en cuenta la destruccion y explotacion por parte del capitalismo de la Tierra y sus recursos.

Estamos sorbiendo toda la vida de la Tierra, no sólo no nos contentamos con
la explotacion del hombre por el hombre, sino que arrasamos con todo lo que una vez nos significó felicidad. Esta máquina en la que nos encontramos
atrapados no parara de engullir hasta que digamos basta o colapse por su
propio peso, cuanto mas tiempo esperemos mas fuerte será la caída ( ymas
dolorosa).

fotoEs a partir de este momentun anticivilización que aparece nuestra
lucha, no lo podía haber hecho en mejor época y quiza no podría haber
nacido en ninguna otra. En esta situacion única, mientras se lleva a cabo el mayor genocidio y ecocidio jamás conocido, es cuando arrancamos. El peso las lecciones y las esprenzas de revolucionarios de otros siglos está a nuestras espaldas; no fallaremos.

Para este enfrentamiento con la nocividad necesitaremos nuestras mejores armas, nuestra creatividad y nuestra solidaridad. Urge la creacion deesos vínculos, por un lado con las comunidades locales en resistencia, precipitando los conflictos que se desarrollen en el ambito de lo local hasta limites explosivos,
reventando en las manos del propio poder. Y por otro con el resto de grupos los anarquistas, libertarios, autoorganizados y anti-dominacion que favorezca el libre
intercambio de ideas, experiencias de cada individuo.

Sólo asi, creando oasis de resistencia y creatividad en medio del infernal desierto, y antes de que el diesierto se lo trague todo, unidos por un estrecho pero fuerte hilo, lograremos la consecucion de nuestros objetivos: ser libres y “salvajes”.

(Se agradece a Ideas nómades la publicacion del dossier “Los
idealistas son ellos” del cual se han extraído los principales puntos del
moméntum anticivilizacion”).

——————————–

* En: http://listas.nodo50.org/cgi bin/mailman/listinfo/urtica.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario