Sep 29 2012
1122 lecturas

Despacito por las piedras

Novedades chinas: el dolor del dólar

Tres noticias procedentes de China interesan al mundo actual. Una de ellas nos afecta directa e inmediatamente. Estas novedades son: El Congreso partidario y los cambios en la cúspide política; las estimaciones sobre la perspectiva de un menor crecimiento económico y los dolores del dólar cuando China aprobó el uso de su moneda para operaciones en el mercado petrolero.
China sigue en ascenso y marcha en el rumbo de constituirse -en un par de décadas- en la primera potencia económica mundial. Tiene a sus espaldas una poderosa y milenaria cultura. Es gobernada por instituciones políticas que tienen una estabilidad desconocida en el resto del mundo. Tal como lo indican sus normas, después de 5 años, el mes próximo volverá a reunirse el Congreso del Partido Comunista Chino. Allí se formalizan los cambios, no solo partidarios. Se determina quién ejercerá el gobierno, quién conducirá a las  fuerzas armadas y cuáles serán los objetivos y criterios de sus gobernantes para el próximo período.
En este próximo XVIII Congreso se producirá un recambio generacional, debatirán sobre el modelo económico socialista de mercado que vienen impulsando desde 1978. Asumirá Xi Jinping de 59 años, en lo que se puede considerar como el quinto recambio de cúpulas, desde el triunfo de la revolución comunista en 1949.
Dentro de esta estabilidad y futuro ascendente hay cierta preocupación porque el crecimiento chino pierde velocidad. Este año “apenas” crecería un 7,5%. Por ello tomaron la decisión de volcar, en un solo día, 49 mil millones de dólares para promover el desarrollo y consumo interno. También plantean reducir las compras de cereales al exterior, achicando sus fuertes reservas de dichos cereales.
Esta medida afecta a nuestro país. Con el solo anuncio de esta medida, todavía no aplicada, la soja pasó de 630/640 dólares la tonelada a los 575 que registra en estos días. Ahhh… también están preocupados por el incremento de la inflación, ésta avanzó del 2 al 3,4% anual.
En la década de los 70 nacieron los “petrodólares”. Fruto del acuerdo entre el Presidente norteamericano Richard Nixon y la familia que gobierna en Arabia Saudita. Este convenio construido por Henry Kissinger le permitió a los Estados Unidos zafar de la crisis estructural que venían padeciendo. Por ese convenio los sauditas y demás países petroleros solo comercializarían petróleo en dólares.
Esta medida es una de las claves para entender el peso del dólar en la economía mundial. Cabe recordar que Irak y Libia supieron de la ira norteamericana. Sus líderes, Sadham Hussein y Muamar Khadaffi pagaron con su vida –entre otras causas- por el intento de abandonar el dólar como moneda de cambio para sus exportaciones petroleras.
Ahora China anunció que tiene listo el sistema bancario para comprar, vender o negociar con petróleo crudo en moneda china (yuanes) y no en dólares estadounidenses.
Para muchos esta medida solo tendría relativa importancia dado que China no es gran productor de hidrocarburos. Sin embargo hay que detalle que hay que tener presente. El 7 de setiembre China y Rusia firmaron un acuerdo por el cual la Federación Rusa acordó vender petróleo a China en las cantidades que esta última deseara. De esta manera China puede transformarse en el gran intermediario para la venta de petróleo, por fuera del área dólar, con cualquier país del mundo.
Estas medidas pueden ser el golpe más duro al dólar desde la década de los 70.
Puede tratarse de datos centrales que profundicen la caída del dólar como moneda de reserva mundial. Sin que la gran prensa lo registre se pueden estar produciendo situaciones que podrían estar cambiando la economía mundial en dos temas claves: moneda y energía.

Juan Guahán

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario