Mar 10 2009
445 lecturas

Película de la semana

Palabras Verdaderas

L.N.

¿Qué dirá un filme sobre un poeta que el poeta mismo no haya dicho en sus textos, a través de su vida, cuando sueña y escribe el sueño o lo agrede la vigilia de las cosas?
El filme dará cuenta del proceso: es un testimonio de la obra y del transitar de su autor. Esta película nos acerca al verso del escritor, a la disimulada complicidad del lector con el libro y la mente detrás del libro. Es una película sobre Mario Benedetti.

Benedetti escritor de ficciones, poeta, periodista, entregado a representar la vida de las realidades y ansias populares, enamorado –él también, como otros antes que él– del amor; a la vez carcaj, flecha, arco y arquero que caminó del paraninfo universitario al páramo del exilio: Buenos Aires (un país por sí misma), Perú, Cuba, España… Todo sin dejar de vivir un solo día su “paisito”.

Que sea uno poeta que más libros vende entre los poetas vivos –por lo menos uno de los más leídos– es un dato anecdótico propio y provisto por el sistema económico que combate desde su primera juventud –antes de estar entre los del Movimiento Tupamaro en la brega política y cultural de Uruguay que pronto entraría en el odioso crepúsculo de las dictaduras.

No todo ha sido “rosas y laureles”; Saramago sostuvo alguna vez que carece de dignidad autoral; en 2009, a los 89 años, Benedetti podría afirmar que la única dignidad de los escritores reside en sus lectores –y en no borrar con el codo ni con los premios, ni con la celebridad ni con el vino, lo escrito a veces duramente en un café cualquiera, en un país cualquiera, en el ostracismo o en el regreso

Lo señalado y más se aprieta amorosamente en este documental.

Sin golilla –ese adminículo almidonado que obliga a alzar la voz por la garganta estrangulada, lo que se convierte en costumbre (alzar la voz)– y al margen de toda pretensión de “hacer” literatura este escritor que mientras pudo caminó las calles de Montevideo para no perder un latido del pulso de su pueblo, y de los demás pueblos, caminó su camino sin pedir permiso.

Juzgar sus escritos y situarlos dentro del contradictorio transcurrir del siglo XX será tarea de años que todavía no llegan. Pero dudosamente esos años futuros, y esos estudiantes y estudiosos, podrán evitar decir lo que todos quienes lo conocen, o han departido un minuto con él, dicen: que es un hombre bueno.

El mérito de Palabras verdaderas –en menos de una hora– es recoger hitos de su historia y de lo que conmovió de su obra; notables son las lecturas del actor Miguel Ángel Solá de algunos textos de Mario Benedetti.

La película la encuentra, cortesía de Vive TV, <a href=”http://es.arcoiris.tv/modules.php?name=Unique&id=1054″>aquí<a/>

Ficha técnica

Dirección y guión: Ricardo Casas
Productores: Yvonne Ruocco, Jordi Rediu, Norbert Llaràs
Dirección de Producción: Virginia Martínez
Fotografía: Daniel Rodríguez, Pedro Luque, Joan Babiloni
Música: Carlos Da Silveira
Montaje: Guillermo Casanova
Mezcla: Daniel Yafalián
Participación especial: Miguel Angel Solá
Una producción Guazú Media en coproducción con ZIP-Films y TV de Catalunya; con la participación de Tevé Ciudad, Sur Films, Cinemateca Uruguaya y Media Profile & Communikation –con el apoyo de FONA

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario