Ago 26 2009
1525 lecturas

Política

Pamela Jiles: “el mejor reality, esa casa de putas que es la política chilena”

Gisela Sepúlveda Luna.*

En el diario chileno El Llanquihue de Puerto Montt, que circula también en Chiloé y Palena, el 16 de agosto se pudo leer una entrevista a la precandidata presidencial Pamela Jiles. He aquí el texto completo:
Pamela Jiles Moreno es especial. Basta con tenerla al frente para darse cuenta que es una mujer inteligente y que, nos guste o no, nunca pasará inadvertida. Y es que esta periodista convertida en candidata presidencial tiene la lengua afilada y ningún temor para decir las cosas como ella cree que son.

Inspirada en la figura de Salvador Allende, y lanzando dardos contra Eduardo Frei y Sebastián Piñera, dice que no bajará los brazos aunque no figure en las encuestas y que espera que su pueblo, el pueblo que sufre con las desigualdades, la erija como la nueva presidenta de Chile.

–¿Qué la motivó a presentarse como candidata presidencial?

–Salvador Allende. Él, que es mi padre político, mi padre afectivo y mi padre moral. Él nos dijo serán otros hombres los que superarán este momento gris y amargo. Tengo fe en Chiley su futuro.

"Yo también tengo, no sé si fe, pero sí confianza en que en este país los pobres pueden ser gobierno, sobre todo, en esta tarea que nos legó Allende que es la unidad de la izquierda.

"Por eso me pareció a mí que una mujer era la más adecuada. Siento que este país quiere otra mujer en el gobierno, porque hay una marca de lo femenino en este tiempo de la historia de Chile.

"Somos las mujeres las llamadas a generar la unidad de ese tercio del electorado que creo que la izquierda tiene y que no se está expresando en las elecciones, porque la izquierda está dividida. No hemos cumplido la tarea que nos dejó Allende y yo me propuse cumplirla".

–¿De qué forma puede la izquierda llegar al poder?

–Solamente con la unidad del pueblo, que se expresa en la unión de sus dirigentes en torno a un solo candidato presidencial. Hoy tenemos tres candidatos presidenciales de la izquierda.

"Hay quienes incluyen, además de Jorge Arrate, Alejandro Navarro y Pamela Jiles, a Marco Enríquez-Ominami entre los candidatos de la izquierda. Yo digo que en eso hay un error, él es un candidato de derecha. Lo que si ha capturado es un electorado que nos pertenece y que está descontento con este duopolio que representan la Concertación y la Alianza, lo que yo llamo el Concertacionismo-Aliancista, porque son la misma torta con distintas moscas.

"En definitiva, son lo mismo Piñera y Frei. Entonces, cómo se llega al gobierno. Uniéndonos en torno a un solo candidato, el mejor de nosotros".

–¿Y cuál de ustedes tres es el mejor?

–Yo creo que eso lo tiene que definir el pueblo. Por eso, con Alejandro Navarro hemos planteado desde el comienzo que debe haber una primaria. Es decir, todo en este país tiene que tender a la democratización, y es la izquierda la que tiene que dar el ejemplo.

–¿Pero quién sería el mejor representante de la izquierda?

–La verdad es que pienso que esta humilde servidora del proletariado tiene todas las condiciones para ser un factor de unidad. Lo he probado uniéndome generosamente a Alejandro Navarro, produciendo un hecho político inédito en Chile, que es el que dos candidatos hagan una campaña en conjunto, cosa que no había sucedido nunca antes en la historia del país.

Qué es un progama

–¿Cuál es el programa de gobierno de Pamela Jiles?

–Aunque suene chocante, al pueblo no le interesan los papelitos. El pueblo no lee programas de gobierno. Mi propuesta soy yo misma. Una propuesta que el pueblo entiende perfectamente, porque sabe que les pertenezco, que les he pertenecido desde siempre y que voy a ser del pueblo hasta el último día de mi vida. Saben que he luchado consecuentemente contra la dictadura, a riesgo de mi vida, y que donde quiera que haya estado he llevado la voz de los que no tienen poder.

"Soy una perra contra los poderosos y una loba para defender a los débiles. Creo que ese es mi aporte y lo que el pueblo sabe que represento".

–Hasta el momento Sebastián Piñera lidera las encuestas. ¿Cómo cree que va a finalizar esta campaña presidencial?

–Mi pueblo que sufre no cree en esos números, porque son los mismos números que dicen que la economía chilena está fantástica, en circunstancia que en esta zona tenemos 25 mil trabajadores salmoneros cesantes. Pero esos números nos siguen diciendo que estamos estupendo y que tenemos que felicitarnos por la economía que tiene este país. Sin embargo, mi pueblo, mi pueblo que sufre, echa a escupitajos y a pedradas al ministro Velasco de las poblaciones.

"No le permitimos que se vaya a meter a nuestras casas, porque sabemos que los poderosos mienten, y esas encuestas también mienten. Esas encuestas que dicen que la izquierda somos un dos o un tres por ciento del país son mentirosas. Esas encuestas que dicen que Piñera va a ganar la próxima elección son mentirosas.

"El pueblo sabe que Piñera es una basura, una basura surgida del cadáver de Pinochet. El pueblo sabe que Piñera es un asco y que es, sobre todo, un pinochetista encubierto. El pueblo sabe que los candidatos que le pertenecen a esos sectores, como yo, están disminuidos por las encuestas, a tal punto que no existo.

"O sea, tú estás entrevistando en este momento a una muerta civil y qué curioso, porque esta muerta habla y te responde".

–¿Por qué cree que no aparece en las encuestas?

–Porque les doy miedo, porque la gente me quiere y porque yo sí soy un fenómeno mediático. Entonces, me temen y Piñera huye como un ratón frente a la posibilidad de tener un debate conmigo, porque sabe que lo haría parir en cámara. A eso no se atreve, porque él está acostumbrado a mujeres subordinadas, mujeres obedientes y a las que les gusta la billetera, y no a mujeres que sean más inteligentes que él y que les interese ser pobres y que renuncien a todos sus bienes para poner de moda la pobreza.

"Yo tenía algunas acciones, porque por familia y por herencia no he sido desafortunada, pero a mi eso no me interesa, así que renuncié a esas acciones, las vendí calladita, antes de comenzar esta campaña presidencial. No tengo nada, no tengo un peso y ando sin un peso por todo Chile y en todas partes me regalan comida, no me cobran en las habitaciones de los hoteles, me transportan donde tengo que ir, porque así es el pueblo.

"Otro que anda arrancando de mi es Marco Enríquez-Ominami. Hace un tiempo me mandaba ramos de flores y desde que soy candidata anda arrancando. ¿Por qué? Porque tiene miedo de debatir. A él le gusta debatir con su amiguito Piñera, como los dos quieren lo mismo, privatizar Codelco y tener flexibilidad laboral".

–¿Qué le parece el hecho de recurrir al pasado para cuestionar la honorabilidad de los candidatos, como lo han hecho Frei y Piñera?

–Bueno, a diferencia de Alejandro Navarro y de mi, ellos tiene mucho que ocultar. Yo los reté a que se hicieran un test de pelo en abril de este año. Creo que nos encontraríamos con grandes sorpresas si los candidatos a la presidencia se hicieran un test de pelo y creo que Chile necesita saber cuál es la vinculación que tiene cada uno de ellos con el narcotráfico.

"Yo no tengo nada que ocultar y ellos tienen mucho que ocultar. Ellos son gente que si este país fuera justo, deberían estar entre rejas, no los niños chicos que a ellos les gusta meter a la cárcel para que ojalá se quemen, sin que nadie les abra con una llave la puerta para que puedan salir arrancando de un incendio.

"Además, creo que esta guerra sucia, entre Piñera y Frei, no se profundiza. Sería bueno que contaran la verdad, que desenmascararan que Piñera es un tipo que hizo su fortuna gracias a los pitutos que tenía gracias a la dictadura, gracias a Pinochet. Que desentrañaran que Frei le donaba sueldo a la dictadura, para qué, para que torturaran, para que reprimieran al pueblo. Sería bueno que se explicara".

–¿Está de acuerdo con que en Chile vuelva a regir la pena de muerte?

–No, no estoy de acuerdo. En todo caso, la pena de muerte rige en este país. A la gente la matan de hambre de a poco en las poblaciones, así que la pena de muerte está vigente en Chile.

–¿Y usted le daría la pena de muerte a alguien?

–Le daría la cárcel a los verdaderos delincuentes de este país, a los ladrones que han saqueado y que se han llevado las riquezas de Chile a manos llenas, los que no están dispuestos a darle una salida al mar a los hermanos bolivianos, sin soberanía incluso, pero que sí están dispuestos a regalarle nuestra pesca a los noruegos, a regalarle nuestros bosques a los suecos y a los japoneses, a regalarle nuestro cobre a las transnacionales norteamericanas e inglesas.

"Esa gente que ha regalado nuestras riquezas y nos ha dejado hambreados son los que deberían estar encerrados en la cárcel".

–¿Cuál es su opinión sobre el debate que se abrió por la píldora del día después?

–A mi me importa el día antes. Vengo del sur y en Puerto Natales existe la cifra más alta de embarazo adolescente de este país. Si la Iglesia Católica no quiere que haya educación sexual para todos los chilenos, que se haga cargo. Que lo hagan como sor Teresa de Calcuta, que no decía sólo no aborten, no usen anticonceptivo, sino que decía si tú no quieres a tu hijo, dámelo a mí, yo te lo crío. Ahí es cuando uno tiene autoridad moral para hablar con esas chiquillas.

"¿Está la Iglesia Católica y sus obispos dispuesta a dejar de lado sus comodidades y criar a todos esos cabros guachos que hay en este país? Sólo en ese minuto tienen derecho a hablar, lo mismo la UDI.

"Lo que se necesita es una política reproductiva previa. La píldora del día después no se la va a tomar nadie en una población, nadie la va a ir a pedir nadie a un consultorio, porque no está en nuestra cultura ni en nuestra formación. Lo que necesitan las niñas es una educación sexual en los colegios, que se entienda que la sexualidad no es un tema privado, sino que es un tema público".

–Si tuviera que dirigir un "reality show", ¿dónde lo haría y a quiénes integraría?

–Sin lugar a dudas, a esa casa de putas que es la política nacional. Ese es el gran "reality", la gran casa de remolienda de este país. Creo que la enorme mayoría de los políticos participarían en ese "show", esos políticos que andan encorbatados pensando en los 18 millones de fin de mes.

–¿Y usted participaría?

–Por supuesto, pero participaría como la villana justiciera que siempre he sido en televisión.

* Periodista.
www.diariollanquihue.cl

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario