Ago 31 2004
1251 lecturas

Política

Panamá: a Mireya Moscoso la salvó la campana

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Difícil tarea le espera al presidente electo Martín Torrijos, que asumirá el mando en Panamá el miércoles primero de setiembre y deberá asumir también la vergüenza internacional que supone el último acto de Mireya Moscoso, impensable en una república que se precie a sí misma: haber indultado a una pandilla de asesinos múltiples condenados por “razones humanitarias”.

Moscoso otorgó su gracioso perdón a quienes -dirigidos por el terrorista Luis Posada Carriles- intentaron asesinar al presidente cubano, Fidel Castro, durante la X Cumbre Iberoamericana de 2000 -y con él probablemente a varios miles de personas que asistían a un acto de solidaridad con Cuba en el Paraninfo Universitario-.

Posada había integrado, años antes, en 1976, el equipo que hizo explotar un avión comercial cubano frente a las costas de Barbados; allí murieron 73 personas.
El presidente electo lamentó el acto inconsulto de la Moscoso. Su asesor Nils Castro, señaló que “Moscoso se va dejando el rancho ardiendo”.

El nombre de las llamas

Según la agencia de noticias Prensa Latina (www.prensalatina.com.mx) Moscoso deja “más de 200 mil discapacitados que claman por su reinserción en la sociedad”. No es todo. Sobre un tercio de los panameños (37.7 por ciento) vive debajo del límite de la pobreza y otro 18.5 en la indigencia, mientras más del 16 por ciento de los niños menores de cinco años presenta algún grado de desnutrición.

Bajo su gobierno Panamá c aumentó la deuda externa en más de un 17 por ciento, hasta alcanzar unos US$ 6.630 millones. Su ministro de Economía, Norberto Delgado, reconoció que el tamaño de la deuda significa dificultades para equipo de Torrijos, pues tendrá que abonar al servicio de la deuda cifras mucho mayores que las entregadas por la administración precedente, lo que será un fuerte obstáculo al diseño de su política social.

Además, como ocurriera en Chile frente al TLC con EEUU, los tratados de Libre Comercio firmados por Moscoso autorizan el ingreso de productos libres del pago de impuestos, por lo que el nuevo gobierno deberá con seguridad implementar una reforma fiscal de proporciones apreciables.

El diario La Prensa de Panamá (www.laprensa.com) informó en su edición de 30 de agosto que la presidenta Moscoso se aleja del poder con el menor índice de aprobación pública. La encuesta realizada por LatiNetwork Dichter & Neira -entre el 20 y 22 de agosto pasado- le otorga sólo el 38 por ciento de aprobación. Por primera vez, desde 1989, un presidente termina su período con un índice de gestión inferior al porcentaje de los votos obtenidos al ser elegido.

Diablura nada inocente

“Diabluras” se denominan en los países andinos, y en otras partes del mundo, a las travesuras infantiles. ¿Cómo calificar las últimas “hazañas” de la futura, en horas, ex presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, que aplazó hasta octubre la firma del TLC con EEUU?

No la postergó como gesto de cortesía para con el presidente que la sucede, sino para encorsetar los primeros pasos de la administración de Torrijos. En efecto, el empresariado agrícola y otros sectores comenzaron a apreciar las desventajas del TLC con Estados Unidos y las protestas complicaron las negociaciones. Rubricar el tratado hará sin duda que mengüe la popularidad de Torrijos.

Se lee en el cable de Prensa Latina ():

“Tales han sido los manejos de la saliente administración que el presidente del Frente Contra la Corrupción, Enrique Montenegro, denunció fuertes pagos de funcionarios a expertos informáticos para borrar de discos de computadoras toda evidencia de su gestión.

“En ese sentido también se reveló que a sólo dos semanas de dejar el poder, Moscoso adquirió en concesión administrativa un importante lote de tierras nacionales en el refugio silvestre Playa Arenal, por lo cual pagará apenas 332 dólares mensuales.

“La turbia concesión, a 20 años, fue entregada a la sociedad Donaga, presidida por Mocoso, y complementa la adquisición por su hermano, Flanklin Hidalgo, de la vecina casa de descanso presidencial de Punta Mala, en el sector de Pedasí, en el Océano Pacífico”.

Casi ocho de cada 10 panameños piensan que la Moscoso debe ser investigada por corrupción. En el diario La Jornada de México se puede leer que la aun presidenta de Panamá sostiene que es víctima de una campaña de infundios de prensa.

Agrega la nota del domingo 29 de agosto: “Moscoso (…) se convirtió en el centro de un escándalo por el manejo de las finanzas públicas, y por el indulto otorgado al anticastrista Luis Posada Carriles y tres cómplices sentenciados aquí por haber participado en un complot para asesinar al presidente cubano, Fidel Castro, durante la Cumbre Iberoamericana en noviembre de 2000”.

“La saliente mandataria ha negado reiteradamente que su gobierno estuviera implicado en casos de corrupción, exigió en diversas oportunidades pruebas para iniciar investigaciones y se quejó de ser víctima de una campaña de infundios de la prensa.

“El presidente del Frente Nacional Contra la Corrupción, Enrique Montenegro, afirmó que la lista de actos corruptos del gobierno de Moscoso incluye el hundimiento de un helicóptero donde se transportaba dinero, presuntamente ilegal, el caso de una funcionaria del despacho de la propia presidenta que guardaba, sin explicación, miles de dólares en el congelador de su refrigerador, la compra de tierras del Estado para beneficiar a allegados, y la manipulación de licitaciones (www.jornada.unam.mx/039n1mun.php?origen=mundo.php&fly=2).

¿Guerra contra el terrorismo?

Con la pregunta del epígrafe el analista Ruperto Concha de la chilena radio Bío- Bío recordó que Moscoso “aprovechó las últimas maniobras conjuntas de países latinoamericanos con el ejército de Estados Unidos, para declarar que su país no tiene cómo defender el Canal de Panamá en caso de ataque, y por ello solicitó que se instale allí una guarnición militar del ejército estadounidense, con presencia simbólica de otros ejércitos latinoamericanos”. (www.radiobiobio.cl)

Es decir, la Moscoso, sin el menor pudor, deja a su sucesor amarrado al triste destino de renunciar a la soberanía sobre el Canal de Panamá, recién alcanzada el año 2000, y dar la bienvenida al retorno de las tropas estadounidenses a territorio panameño.

“Mireya Moscoso -dice Concha- apoya fervorosamente la guerra contra el terrorismo del presidente George Bush”. La nota puede encontrarse en: www.portaldelpluralismo.cl/interno.asp?id=4726.

—————————–
Ver también: http://noticias.arcoiris.tv/modules.php?name=News&file=article&sid=316.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario